Barcelona y Real Madrid al amparo de la épica o el "milagro"

Por Publimetro Colombia

Madrid, 28 abr (EFE).- El Barcelona y el Real Madrid, sonrojados en sus respectivas visitas a Múnich y a Dortmund, se amparan en la épica y en noches mágicas para revertir la situación y llegar a tiempo a la final de Wembley.

Misión casi imposible para azulgranas y madridistas que, a pesar de encontrarse al borde de la eliminación, pretenden evitar la final alemana que se vislumbra para el 25 de mayo.

El Barcelona y el Real Madrid se estimulan aferrados al orgullo. A remontadas históricas a las que han asistido con protagonismo.

El gol marcado por Cristiano Ronaldo entreabre las opciones del conjunto de Jose Mourinho, que apeló al Santiago Bernabéu para enderezar el mal hacer en Dortmund (4-1).

Antecedentes como el del Derby County en la Copa de Europa, donde remontó el mismo resultado, en la década de los 70. Igual que la ocasión ante el Celtic, en los cuartos de final de 1979/80: perdió en la ida 2-0 y ganó en la vuelta 3-0; o la del Estrella Roja en la campaña 1986/87, tras perder 4-2 en Belgrado y llevarse el cruce con el 2-0 en Madrid.

Sin embargo, las actuaciones más memorables fueron en la Copa de la UEFA, con remontadas ante el Rijeka, el Anderlecht, dos veces frente el Inter de Milán o ante el Borussia Mönchengladbach.

El Barcelona, igualmente, tiene situaciones en las que ampararse. Como la de la Recopa del año 1978-79 ante el Anderlecht tras perder 3-0 en Bruselas y que solventó con los penaltis y, especialmente, en la Copa de Europa, ante el Goteborg, con un triplete de Pichi Alonso.

Más recientes, en la Liga de Campeones, el Barcelona enmendó dos 3-1 (en la 1993/94 y la 1999/2000 frente al Dinamo Kiev y Chelsea respectivamente; el primero con 4-1 y el segundo tras el 5-1 en la prórroga). Incluso, este año, goleó al Milan en el Camp Nou, después de perder 2-0 en el Giusseppe Meazza.

El Barcelona y el Real Madrid se centran en el futuro. Al borde de la final, afrontan una nueva ‘misión imposible’ para ampliar su propia leyenda y sobrevivir en la competición más prestigiosa del Viejo Continente.

El Real Madrid suspira por su décimo trofeo. El Barcelona por el quinto. En pleno sueño alemán por imponer de nuevo su jerarquía.

.

— Programa de la vuelta de semifinales

. Martes 30 abril; 20.45

Real Madrid – Borussia Dortmund

Estadio: Estadio Santiago Bernabéu, Madrid (ESP)

. Ida 1-4

. Miércoles 1 mayo; 20.45

Barcelona – Bayern Múnich

Estadio: Camp Nou, Barcelona (ESP)

Madrid, 28 abr (EFE).- El colegiado inglés Howard Webb ha sido designado hoy por la UEFA para dirigir el partido que enfrentará el próximo martes 30 al Real Madrid y Borussia Dortmund, correspondiente a la semifinales, vuelta, de la Liga de Campeones.

En el partido de ida, el conjunto alemán se impuso por 4-1.

Webb ya dirigió esta campaña al Borussia Dortmund en el choque de ida de octavos de final que el conjunto alemán disputó, el pasado 13 de febrero, en el campo del Shakhtar Donetsk y que concluyó con empate a 2.

El colegiado inglés también fue el responsable de arbitrar la final del Mundial de Sudáfrica 2010 que dirimieron españoles y holandeses.

Madrid, 28 abr (EFE).- Carlos Santillana, exfutbolista del Real Madrid, es uno de los mejores exponentes de las remontadas europeas que entre 1975 y 1985 hicieron historia en la entidad blanca. Equipos como el Derby County, Borussia Mönchengladbach, Inter de Milán o Anderlecht cayeron bajó el efecto del “miedo escénico” del Bernabéu.

Santillana vivió en primera persona aquellos momentos inolvidables para el madridismo, que el martes, ante el Borussia Dortmund espera una hazaña similar a aquellas que hace mas de 25 años dieron fama al Real Madrid. En una entrevista con EFE, el exdelantero merengue declaró su optimismo para que se logre una nueva hazaña a base de “corazón, calidad, entrega y pasión”.

Pregunta: ¿Cuánta gente le ha llamado para hablar de esto?

Respuesta: Sí, me llaman, recordamos estos partidos. De cara al madridismo, recordar estas remontadas, esa pasión del Bernabéu, pues siempre es bonito. Los jóvenes de ahora no lo han vivido pero siempre es motivo de satisfacción que se hable de ello.

P: Entre 1975 y 1985 vivió cuatro grandes remontadas…(interrumpe la pregunta)

R: Sí, eran partidos eléctricos, de mucha emoción. Recuerdo al Bernabéu apoyando a muerte al equipo desde el primer minuto al noventa. La satisfacción personal que tuve, fue dársela al público. Sobre todo en Copa de Europa, que es más importante. Es muy emotivo haber tenido la suerte de haber vivido esos partidos. Había una comunión muy cercana entre público y jugadores.

P: ¿Cuál era la hoja de ruta que se seguía antes de aquellos duelos?

R: Una vez que terminaba el partido que perdíamos, allí mismo, en el vestuario, nos conjurábamos todos y nos convencíamos de que el Bernabéu, con nuestra afición, que cabían cien mil personas apoyándonos a muerte, se podía. A partir del momento de perder, estábamos quince días conjurados. Aparte de la mentalización diaria, había que hacer una presión muy grande al rival, pelear cada balón como si fuera lo último que hicieras en la vida. Había que estar vivos y el fútbol se gana de muchas maneras. Ahora tenemos jugadores que tiran muy bien las faltas, no sólo Cristiano. Hay que aprovechar eso, que haya faltas al borde del área. Hay que ser pillos. En el fútbol no sólo se gana con calidad, que la tenemos, también se gana siendo un poco pillos y vivos en momentos determinados. Hay que pelear todos los balones a muerte. Todo eso hace que se haga un equipo más grande.

P: ¿Es igual de importante crear también ese ambiente fuera del vestuario?

R: Entre los jugadores tiene que haber convencimiento de que se puede hacer. Hay que jugar con pundonor, entrega, pero con la cabeza fría. Hay que estar atentos también, tienen jugadores buenos, un gol sería un desastre. Hay que jugar con la cabeza fría y el corazón caliente. Mourinho tiene experiencia y sabrá cómo afrontar este tipo de partidos.

P: ¿El público y los jugadores de su época son iguales a los de ahora?

R: Antes éramos todos jugadores de casa, todos españoles la mayoría, quitando dos extranjeros. Posiblemente, el público se veía más reflejado en todos nosotros, en Camacho, en Juanito, Del Bosque, luego en Butragueño, Míchel… Toda esa gente que coincidimos juntos éramos muy queridos porque éramos de casa, de la cantera. Ahora sigue siendo lo mismo, el público va a querer a lo jugadores igual, pero muchos son extranjeros que pueden estar un año, dos o tres y en mi época llevábamos diez, quince años en el equipo y había mas comunión.

P: ¿Qué papel juega un entrenador en todo esto?

R: Muy importante. Aparte de que los jugadores se conjuren, tiene que marcar las pautas, la forman de jugar y qué jugadores van a llevar a cabo eso.

P: ¿Ve a Mourinho cómo una persona capaz de motivar en este reto?

R: No lo conozco personalmente, pero supongo que sí. Ha sido campeón de Europa en dos ocasiones, tiene que tener motivados a sus jugadores. En nuestra época eran muy importantes los capitanes, sobre todo influyendo en la gente joven. Tenemos una plantilla buenísima, de una calidad buenísima. Tienen que aparecer y si aparecen podemos ganar a cualquiera.

P: ¿A este Madrid le falta algún Camacho o algún Juanito que no deje de motivar?

R: No sé como funciona el vestuario. En la vida irá cambiando, pero estoy convencido de que hay grandes madridistas, gente que ha estado mucho tiempo como Iker o Sergio que llevan muchos años y supongo que tendrán encandilados a todos.

P: ¿La remontada se logra con más pasión que con pizarra?

R: No, una combinación. Hay que poner pasión, entrega, corazón, más la calidad de los jugadores, que es igual a éxito. En un partido hay muchas circunstancias y se puede perder, pero si se suma todo eso, hay más posibilidades de éxito.

P: ¿Sería bueno para los jugadores que vieran sus partidos?

R: ¿Vídeos? no, el fútbol ha cambiado mucho, el fútbol que se hacía antes, la permisividad de los árbitros cuando jugabas en casa es diferente. Fuera, sufrías, en casa, al revés. La velocidad de antes es distinta a la de ahora y los equipos ahora no se amedrentan ante nada porque los arbitrajes son más ecuánimes y hay más cámaras. Los jugadores no pueden hacer tantas barrabasadas como hacíamos nosotros o nos hacían. Todo ha cambiado. Eso no. Pero la historia del Madrid exige eso, concentración y entrega con cabeza fría.

P: ¿Cuál es su mejor recuerdo de aquellos duelos?

R: El Derby County y el Borussia fueron los dos partidos que vi a un Bernabéu más electrizante viviendo dos partidos increíbles. Para la afición madridista han marcado una época. El gol en el minuto 100 ante el Derby, metí el quinto, muy bonito, y el decisivo. El Bernabéu, si se encendía una cerilla, prendía todo. Pero ante el Borussia, en el minuto 90, que metí el último a trancas y barrancas, realmente lo metió el público. Fue un gol de corazón.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo