Almagro, último obstáculo de Nadal en su camino hacia el octavo título

Por Publimetro Colombia

Barcelona, 27 abr (EFE).- Nicolás Almagro será mañana (16.00 horas) el último escollo de Rafael Nadal en su camino hacia el octavo título en Barcelona, donde hace diez años que no pierde un partido.

Ambos se verán las caras por primera vez en una final, aunque ya se han enfrentado en nueve ocasiones en el circuito. En todas, la victoria ha caído del lado de Nadal, la última de ellas, esta misma temporada en las semifinales de Acapulco.

Almagro, duodécimo jugador mundial y cuarto favorito del torneo, jugará por primera vez una final en Barcelona. El balear, heptacampeón del torneo, las ha jugado -y ganado- todas desde 2005, a excepción de la de 2010, cuando se dio de baja del Godó por lesión.

Tras fulminar esta tarde al canadiense de origen montenegrino Milos Raonic (6-4 y 6-0), en una hora y doce minutos de juego, Rafa Nadal jugará su sexta final consecutiva desde que regresara al circuito ya recuperado de la lesión de rodilla que le tuvo más de siete meses parado. Perdió las de Viña del Mar y Montecarlo y ganó en Sao Paulo, Acapulco e Indian Wells.

El quinto jugador mundial y segundo cabeza de serie del torneo, hizo un partido de menos a más ante Raonic, que empezó rompiendo el saque del mallorquín pero, poco a poco, fue quedándose sin argumentos con los que desarbolar el juego de su rival.

La tarde era fría y la pista central estaba pesada después de la lluvia caída durante todo el día: las condiciones que menos le gustan a Nadal para desarrollar su juego.

Sin embargo, el español fue entonándose poco a poco, recuperó el ‘break’ inicial de Raonic en el tercer juego y volvió a hacerlo en el séptimo, para cerrar la primera manga con su servicio.

A Raonic se le vio cansado, quizá por el doble esfuerzo del día anterior ante Ernest Gulbis y Tommy Robredo. El canadiense, uno de los mejores sacadores del circuito, no tuvo su mejor día, y apenas hilvanó unos cuantos puntos de mérito que cerró en la red.

El segundo set fue inesperadamente plácido para Rafa Nadal. Sólido con su servicio, restando con confianza y marcado el ritmo en cada punto para llevarse en blanco el segundo parcial.

Antes que Raonic, cayeron ante Nadal en este Godó el argentino Carlos Berlocq (6-4 y 6-2), el francés Benoit Paire (7-6 y 6-2) y el español Albert Ramos (6-3 y 6-0).

Si el balear se clasificó para la final por la vía rápida, aun más contundente fue la victoria de Nicolás Almagro sobre el alemán Philipp Kohlschreiber, al que derrotó por 6-2 y 6-1, en 51 minutos de juego.

En una pista 1 prácticamente vacía -Nadal estaba disputando la otra semifinal ante Raonic en la pista central- y quizás acuciado por una nueva amenaza de lluvia, Almagro optó por no adornarse más de la cuenta para pasar a la última ronda.

Un tenis agresivo e intenso, nueve puntos directos de saque y dos ‘breaks’ en cada set fue el repertorio del murciano, duodécimo jugador mundial y cuarto cabeza de serie, para finiquitar el partido por la vía rápida.

En frente, un Kohlschreiber que venía como octavo favorito y que quizá se desconectó de la competición después de que ayer se clasificara directamente para las semifinales por la lesión del brasileño Thomaz Bellucci.

El alemán, cuarto favorito del torneo y 22 del ránking mundial, estuvo gélido como el clima barcelonés, sin argumentos tenísticos, frágil con su servicio e incapaz de ganarse una sola oportunidad para romper el de su adversario.

Almagro venció con anterioridad al croata Ivan Dodig (6-1 y 7-5), al español Marcel Granollers (6-3 y 6-4) y al argentino Juan Mónaco (6-3 y 7-5), y en la última ronda le ha tocado el premio gordo: el exnúmero uno del mundo.

El murciano disputará mañana su segunda final de la temporada -perdió la de Houston contra el estadounidense John Isner- en busca del decimotercer título de su carrera.

Ginés Muñoz.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo