1-2. Kaká despierta del sueño al agonizante Deportivo

Por Publimetro Colombia

A Coruña, 23 feb (EFE).- Al igual que ante el Rayo Vallecano la semana pasada, el Real Madrid se apoyó en Kaká en Riazor y se impuso (1-2) en su visita al colista, el Deportivo, al que se le hizo largo el partido después de haberse adelantado en el marcador con un golazo de Riki, su hombre en mejor forma.

Así, Riazor vio cómo se le escapaba el sueño de un triunfo balsámico, que habría sacado del último puesto al equipo, cuando Mourinho dio entrada a Cristiano Ronaldo.

No marcó el portugués en un campo que se le resiste, pero contagió a sus compañeros y se asoció con Kaká, que contribuyó a la remontada blanca con el gol del empate y un pase a Cristiano, en el minuto 88, que a su vez asistió a Higuaín para que el argentino completara la faena y dejara más tocado al Deportivo.

Mourinho, que vio cómo expulsaban a Di María en el descuento por doble amarilla, pensó en las próximas dos semanas que comenzarán el martes para el Real Madrid, con las visitas al Barcelona en la Copa del Rey y al Manchester United en la Liga de Campeones, y rotó en el encuentro de Riazor, en el que dio descanso a Cristiano Ronaldo y atacó al Deportivo con Di María, Kaká, Callejón e Higuaín.

El Deportivo, que esperaba cambios en el Madrid, aunque probablemente no tantos, se propuso esperarle para no darle espacios y plantearle batalla con la inteligencia de Valerón y la velocidad y pegada de Riki.

En el momento más efectivo de su carrera, el delantero que se formó en la cantera blanca comprometió por primera vez a Diego López, el único gallego entre los 22 titulares, con un disparo desde el lateral del área que el portero desvió con problemas, incapaz de atajarlo. Riki no marcó entonces, pero se percató de cómo podía hacerle daño.

El Deportivo recibió al Madrid con una presión ligera en el centro del campo, más intensa en la línea de tres cuartos de ataque, que los de Mourinho intentaron superar con pases desde la divisoria, a la espalda de los centrales.

En uno de esos intentos, Aranzubia voló para despejar el balón y se llevó por el medio a Sílvio, que quedó mareado y tuvo que ser sustituido, minutos después, por un centrocampista, Álex Bergantiños, porque el Deportivo no tenía más defensas en el banquillo.

El Real Madrid, plano, se acercó sin claridad al área blanquiazul, solo con peligro a balón parado, como en un lanzamiento de falta de Di María que obligó a Aranzubia a estirarse al máximo.

El balón era del Madrid, pero las ocasiones, del colista, que rozó el gol con un disparo con rosca de Pizzi pasada a la media hora y lo celebró a diez minutos para el descanso con un zurdazo de Riki, otra vez escorado, que mandó el balón entre Diego López y el palo corto.

Di María y Kaká intentaron levantar al Real Madrid, pero los blancos se descuidaron atrás y pudieron llevarse el segundo antes de que acabara la primera parte. Marcelo lo evitó con la cabeza, bajo palos, a disparo de Pizzi, que había sentado a Pepe, y Diego López recuperó la confianza tras un remate de Bruno Gama.

El Madrid, que se había cansado de tocar el balón sin hacer daño, también perdonó con su único recurso efectivo, los pases por encima de la línea de flotación del Deportivo, pero ahí estaba Aranzubia para salvar a su equipo, el más goleado de la Liga BBVA, en un mano a mano con Callejón.

El ex del Espanyol, que acabó el partido en la defensa, tampoco estuvo fino en el arranque de la segunda parte tras un centro de Higuaín, la primera prueba de que el Real Madrid iba a exhibir mayor actitud ante un Deportivo que resistió como pudo y perdió en el intento al brasileño Kaká por una lesión muscular.

El equipo coruñés tuvo que recomponerse con otro centrocampista fuera de su posición (Jesús Vázquez) y Mourinho, cansado de esperar, sacó a la vez a Cristiano Ronaldo, Khedira y Özil para buscar el empate.

Dos goles anulados por fuera de juego de Higuaín y Ronaldo alertaron al Deportivo, al que se le empezó a hacer largo el partido. Se olía el empate porque los coruñeses tenían la reserva puesta en el centro del campo.

Y el primer tanto del Madrid llegó a falta de 17 minutos en una jugada en la que el rival le dejó pensar y ejecutar, especialmente al brasileño Kaká, que la inició y la concluyó con una rosca formidable, imposible para Aranzubia.

El portero blanquiazul no llegó a ese balón, pero sí frustró cinco minutos después el gol de Cristiano, que había dejado atrás a Álex Bergantiños y a Marchena, y más tarde despejó con la mirada un cabezazo del jugador portugués, siempre con hambre.

La resistencia del Deportivo acabó a dos minutos para el final, cuando emergió otra vez Kaká en el centro del campo, aprovechó el desmarque de Cristiano Ronaldo y el portugués, ante la salida de Aranzubia, regaló el gol a Higuaín para dejar al Deportivo aun más agonizante.

– Ficha técnica:

1 – Deportivo de La Coruña: Aranzubia; Sílvio (Álex Bergantiños, min.25), Marchena, Kaká (Jesús Vázquez, min.58), Ayoze; Abel Aguilar, Paulo Assunçao; Bruno Gama, Valerón, Pizzi; y Riki (Nélson Oliveira, min.74).

2 – Real Madrid: Diego López; Arbeloa, Pepe, Carvalho, Marcelo (Khedira, min.57); Essien (Özil, min.57), Modric (Cristiano Ronaldo, min57); Di María, Kaká, Callejón; e Higuaín.

Goles: 1-0, min.35: Riki. 1-1, min.73, Kaká. 1-2, min.88, Higuaín.

Árbitro: Álvarez Izquierdo, del colegio catalán. Expulsó por doble amarilla, en la misma acción, a Di María (min.91). Además, mostró amarilla a Carvalho (min.17), Marcelo (min.54) y Callejón (min.66), por parte del Real Madrid; y a Pizzi (min.39), Abel Aguilar (min.63) y Ayoze min.71), por parte del Deportivo.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la vigésimo quinta jornada del campeonato nacional de Liga disputado en el estadio municipal de Riazor ante unos 30.000 espectadores.

Carlos Alberto Fernández

A Coruña, 23 feb (EFE).- Aitor Karanka, segundo entrenador del Real Madrid, ha asegurado hoy que la “actitud” del equipo blanco, y no los tres cambios que introdujo el portugués José Mourinho en el minuto 57, posibilitaron la remontada ante el Deportivo en Riazor (1-2).

“En el primer tiempo, el equipo no ha estado bien y en el inicio del segundo, se han hecho cambios para mejorar, pero no han sido los cambios lo que ha mejorado, sino la actitud, que ha sido diferente desde el primer minuto del segundo tiempo y eso ha servido para darle la vuelta al partido”, declaró en rueda de prensa.

Karanka valoró la expulsión de Di María en el tiempo de descuento tras haber recibido dos amarillas en la misma acción, la primera por una falta y la segunda, por protestar.

“No he hablado con Di María, pero creo que es demasiado poco para expulsar a un jugador. Será noticia acabar con once”, aseguró.

El ayudante de Mourinho destacó el papel del brasileño Kaká, que ha vuelto a reivindicarse con un gol y su asociación con Cristiano Ronaldo en el segundo, materializado por Higuaín, y es una alternativa para los partidos ante el Barcelona y el Manchester United.

“Ya se verá cómo están mañana los jugadores, pero él está francamente bien, su estado anímico le ayuda y eso es importante para el equipo, que esté al nivel que está y que sea una alternativa más”, indicó.

Karanka explicó que el Deportivo no le sorprendió porque sabía que “se juega mucho en cada partido” y señaló que la falta de acierto de los blanquiazules en los últimos minutos del primer periodo les acabó pasando factura.

“Sabíamos lo que nos íbamos a encontrar, la sorpresa es que quizás al descanso pudimos irnos con mayor diferencia en contra. Fueron muy superiores en el primer tiempo, pero no marcaron el segundo y lo acabaron pagando”, sentenció.

A Coruña, 23 feb (EFE).- Fernando Vázquez, entrenador del Deportivo, ha asegurado que si antes creía en las opciones de su equipo de lograr la permanencia, ahora, a pesar de la derrota ante el Real Madrid (1-2), cree todavía más.

“Si antes creía, ahora creo más. Creo, como cree el público cuando dijo al final: ‘sí, podemos’. Tenemos que jugar los 90 minutos con la misma intensidad. Creo que la bajamos un poco. El Madrid nos subió la velocidad y a nosotros nos faltó un poco de motor”, declaró en rueda de prensa.

“Si lleváramos 3 o 4 kilómetros de ventaja, no nos cogían. Teníamos que haberlo hecho en el primer tiempo, haber aprovechado esa oportunidad que el Madrid nos dio”, indicó el técnico sobre las ocasiones que falló el Deportivo en la recta final del primer acto.

En la segunda mitad, el triple cambio de José Mourinho, entrenador del Real Madrid, a los 57 minutos de partido, cambió el panorama.

“Ronaldo y Ozil y Khedira le dan otra cosa. Aceleraron el equipo y a nosotros nos costó más. Esa es la realidad. Cuando el equipo contrario se revoluciona deberíamos tener una sexta o séptima marcha”, manifestó.

Vázquez señaló que “es un punto de partida importante” para el Deportivo por los conceptos tácticos que mostró ante el Real Madrid en un encuentro que completó Juan Carlos Valerón.

“Estoy encantado porque da gusto verle en el minuto 70,80 o 90 corriendo para atrás. Es un ejemplo para sus compañeros. El equipo también necesita que Valerón se entregue. Es ejemplar su conducta”, señaló el técnico del Deportivo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo