El rojo fue el color del primer clásico

Por Publimetro Colombia

Tuvieron que pasar muchos años para que Millonarios y Santa Fe se vieran cara a cara en una final que generara expectativa y, sobre todo, ganas de ganarla. La Superliga se convirtió en una excusa perfecta para volver a llenar El Campín y empezar a vivir en 2013 las emociones propias de los dos equipos capitalinos en un clásico.

Ambos fueron campeones el año pasado, las dos hinchadas tenían el mismo sentimiento y lo más importante es que ambos equipos querían volver a celebrar un título y dedicarlo a las hinchadas.

Millonarios mandó al campo un equipo que mantuvo la base del año pasado y guardó a los refuerzos mientras se acoplan al equipo. Santa Fe puso parte de la ‘carne en el asador’ y con caras nuevas en el campo empezó a mostrar lo que será el equipo este semestre.

A los cardenales se les notó mucho más la pretemporada y en el campo se hizo mucho más evidente con un buen trabajo en conjunto y con muchas más intenciones de ir al frente en búsqueda del marcador.

Arias fue el mejor jugador de Santa Fe y aunque el año pasado no terminó jugando por una lesión, sigue dando muestras de su fútbol, que lo hacen fundamental con los rojos. El delantero precisamente fue el que abrió el marcador al minuto 26 luego de un fuerte remate desde fuera del área que dejó el balón lejos del alcance del arquero Delgado.

Rápidamente Millonarios reaccionó y Wason Rentería marcó después de una buena jugada, pero el árbitro lo anuló en una decisión polémica, en lo que interpretó como una falta del delantero sobre Humberto Mendoza. Rentería tuvo tiempo para bailar y celebrar, pero hace rato el central había tomado su decisión.


Así terminó el primer tiempo con dominio rojo.
Ventaja cardenal

Para la segunda parte, Millonarios cambió de mentalidad y entendió la necesidad de igualar el partido. Rápidamente después de un tiro libre, Pedro Franco, de cabeza, anotó el gol, que alegaron los jugadores de Santa Fe como fuera de lugar, pero el árbitro lo convalidó.

Santa Fe también tuvo su gol anulado por un fuera de juego de Wílder Medina, quien se inmiscuyó en el fuerte disparo de Borja y que también tuvo tiempo de celebrarlo pero en vano.

Hasta que de nuevo Arias recibió un centro y de cabeza puso en ventaja a su equipo, que sumó una victoria importante en un clásico de emociones y con la oportunidad del domingo de gritar campeón en el partido de vuelta con la ventaja que llevan.

Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo