91-99. Los Lakers decepcionan en su estreno ante unos mermados Mavericks

Por Publimetro Colombia

Los Ángeles (EE.UU.), 30 oct (EFE).- Los Ángeles Lakers, un equipo confeccionado para luchar por el título de la NBA, decepcionó en su estreno en temporada regular al caer derrotado en casa frente a unos diezmados Dallas Mavericks, que se impusieron por 91-99 a pesar de las bajas de Dirk Nowitzki y Chris Kaman.

Se trata de la primera victoria de los tejanos en los últimos siete partidos en los que se han enfrentado ambos equipos.

Darren Collison, que superó a Steve Nash en todo momento, fue el mejor de Dallas con 17 puntos, ayudado por Shawn Marion con 11 tantos y 9 rebotes. Por los locales destacaron Kobe Bryant con 22 puntos y Pau Gasol con 23 tantos, 13 rebotes, seis asistencias y tres tapones.

Dwight Howard, horrible desde la personal (3/14), firmó 19 puntos y 10 rebotes, mientras que Nash, muy intermitente, se quedó en 7 puntos y 4 asistencias.

Los primeros puntos de los angelinos en la temporada regular llegaron en forma de triple de Nash tras un intento de mate fallado por Howard, quien poco después y, gracias a las asistencias de Gasol, se redimió con varias de esas acciones para poner por delante a los suyos (17-13) aprovechando la escasez de centímetros entre las filas tejanas.

Dallas volcó su juego en la velocidad de Collison y O.J. Mayo para restablecer la igualdad (21-22) mientras Howard se sentaba en el banquillo con su segunda falta personal, pero la entrada en cancha de Jodie Meeks, Antawn Jamison y Jordan Hill en las filas californianas volvió a dar aire a los de Mike Brown (33-25).

Sin apenas juego interior, el equipo de Rick Carlisle se beneficiaba del buen hacer de su perímetro y hombres como Rodrigue Beaubois y Jae Crowder volvían a dar la vuelta al marcador (35-37) ante la permisividad y relajación locales, señas de identidad de las que los Lakers no saben escapar.

A falta de un mayor rodaje de sus piezas y con mucho que mejorar en defensa, los angelinos evidenciaron falta de regularidad con su segunda unidad en cancha, uno de los puntos negros de la pretemporada, y solo brillaron a cuentagotas, especialmente cuando Bryant y Gasol asumieron los galones.

También echaron de menos un mayor liderazgo por parte de Nash, demasiado inadvertido en la primera mitad (46-48) e incapaz de reaccionar en los cuartos posteriores.

Los Mavericks aprovecharon la pájara con la que salió su rival en la segunda mitad (49-56, 53-60) y a Howard, visiblemente frustrado por las decisiones arbitrales, le señalaron a continuación una falta flagrante sobre Elton Brand.

Precisamente Brand y Eddie Curry sorprendieron a Howard y Gasol y comenzaron a hacer daño en la pintura (62-72), e incluso Vince Carter, con un triple, y Brandan Wright, con un dos más uno, se sumaban al despliegue de Dallas (73-86).

Los Lakers intentaban reaccionar pero su pésima actuación desde la línea de tiros libres (acabaron con 12/31, un 38,7 por ciento de acierto) impedía cualquier intento de remontada, ni siquiera tras el regreso a pista del quinteto titular de los californianos a falta de 8:50.

Los locales, totalmente a merced del ritmo de los Mavericks, llegaron a perder de 16 (77-93) y no dieron con la forma de volver al partido. A Mike Brown le queda mucho trabajo por delante al frente de este equipo, que cuenta por derrotas todos sus partidos desde que comenzó la pretemporada.

Ficha técnica:

91 – Los Ángeles Lakers (29+17+20+25): Nash (7), Bryant (22), World Peace (3), Gasol (23), Howard (19) -cinco inicial-, Jamison (5), Meeks (3), Hill (9) y Blake (-).

99 – Dallas Mavericks (25+23+26+25): Collison (17), Mayo (12), Marion (11), Brand (8), Wright (14) -cinco inicial-, Curry (7), Carter (11), Beaubois (11), Crowder (8) y Jones (-).

Árbitros: Foster, Dalen y Zielinski. Expulsaron a Howard por personales.

Incidencias: Partido de temporada regular disputado en el Staples Center, de Los Ángeles, ante 18.977 espectadores. Lleno.

Antonio Martín Guirado

Los Ángeles (EEUU), 31 oct (EFE).- Los Ángeles Lakers se estrenaron la pasada noche con una derrota en casa frente a unos Dallas Mavericks sin Dirk Nowitzki ni Chris Kaman y no conocen la victoria desde el arranque de la pretemporada, pero para el español Pau Gasol la clave de la mejoría de su equipo pasar por la defensa.

“Tenemos que jugar con más consistencia, sobre todo en defensa”, afirmó el catalán al término del choque. “Es algo que venimos remarcando y hay que seguir mejorando. La defensa debe ser sólida y dura, independientemente de cómo nos vayan las cosas en ataque”, añadió.

“Si somos capaces de aguantar a equipos en los 85 ó 90 puntos tendremos opciones de ganar aunque no estemos finos en ataque”, indicó el ala-pívot, quien también hizo especial hincapié en el número de tiros libres fallados por los Lakers (12/31, un 38,7 por ciento de acierto).

“Es increíble, nunca he visto un partido con tantos fallos. Diecinueve tiros libres son muchos fallados. Metiendo algunos más se podía haber ganado tranquilamente. Debemos rondar el 75 por ciento o más de acierto. Y los tiros libres son concentración y confianza en uno mismo”, declaró.

El de Sant Boi indicó que cada jugador lanza unos 50 tiros libres en cada entrenamiento y que algunos “incluso más”, depende de lo que necesiten mejorar en ese apartado.

Gasol reconoció que su equipo, a pesar de ser uno de los favoritos al título de la NBA, no está cumpliendo con las expectativas de momento.

“No es el comienzo que queríamos tener. Es lógico que no estemos con nosotros mismos ni con el resultado. Es difícil saber cuándo alcanzaremos nuestro máximo nivel. Cuanto antes, mejor, pero sabemos que no llegará enseguida. Tenemos que hacer un esfuerzo conjunto por mejorar”, declaró.

El jugador, no obstante, pidió tiempo para que todas las piezas se ajusten en los esquemas de Mike Brown.

“Hemos empezado sin fluidez pero hay que ser pacientes. La presión va a existir toda la temporada, eso lo tenemos claro. Pero cuanto más ganemos menos presión habrá”, manifestó Gasol, quien admitió también que el sistema de ataque de los Lakers tardará en cuajar.

“Podríamos tener algunas jugadas más específicas o más sencillas pero eso no debe ser una excusa. No creo que haya sido un partido vergonzoso, pero sí esperábamos más de nosotros mismos y está claro que tenemos que exigirnos más y ayudarnos más en defensa”, afirmó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo