2-2. River celebraba y Boca arruinó su fiesta en el descuento

Por Publimetro Colombia

Buenos Aires, 28 oct (EFE).- River Plate celebraba este domingo una ansiada victoria ante su histórico rival, Boca Juniors, que a los 91 minutos arruinó su fiesta en el estadio ‘Monumental’ con un gol de Walter Erviti con el que empató a dos en la duodécima jornada de la Liga.

River estaba dispuesto a expresar su desahogo del tramo más triste de su historia, un año de pesadilla en la segunda categoría, en un partido que dominó desde el comienzo y que ganaba por 2-0 hasta los 75 minutos.

A Boca se le caía el mundo encima después de cuatro jornadas sin victorias (dos empates y dos derrotas), pero no reaccionaba hasta que en el último tramo del encuentro, con una multitud de pie impulsada por la emoción, descontó y consiguió el empate más importante del año.

Un Boca Juniors en caída libre no parecía capaz de recuperar su poder de fuego, mojado con 14 goles anotados en 12 jornadas, y de fortalecer su defensa con igual cantidad de encajados. También necesitaba volver a tomar el aliento perdido para provocar una alegría en sus hinchas. Pero lo logró finalmente.

El partido tuvo un comienzo de alto voltaje. A los dos minutos Leo Ponzio abrió el marcador para el River con remate de falta y antes del primer cuarto de hora de juego los riverplatenses sufrieron dos bajas por lesiones.

El defensa Ramiro Funes Mori y el medio Martín Aguirre tuvieron que abandonar el campo y fueron sustituidos por Leandro González Pirez y Ariel Rojas, todos debutantes en el clásico.

Ponzio asumió el papel de capataz del River, hizo suya la zona media como eje de una eficaz recuperación de la pelota, e impulsó hacia adelante a su equipo frente a un Boca limitado en la primera parte, impreciso para crear y con los puntas Silva y Viatri aislados del resto de su formación.

La primera llegada boquense al área del equipo local fue tibia y se produjo a los 39 minutos, porque el juego se desarrollaba casi de manera permanente en el sector opuesto del campo, donde el uruguayo Mora y el francés Trezeguet exigían a fondo, aunque de manera desmañada, a los zagueros del equipo que dirige Julio Falcioni.

En la segunda parte el Boca Juniors salió dispuesto a pasar por arriba a su rival, pero con un estilo poco fino, desordenado, que el River no tardó en controlar.

Una profunda jugada colectiva del conjunto local terminó a los 70 minutos con una exitosa asociación uruguaya. Carlos Sánchez asistió a Mora que, tras eludir al portero Agustín Orión, marcó el segundo tanto del River Plate.

Pero a los 75, de penalti, el también uruguayo Santiago Silva puso en resultado en 2-1, y dejó vivo el partido para que la expectación creciera en el cuarto de hora final. El gol de Erviti a los 91, marcado sobre la salida del portero Barovero, hizo estallar al público situado en la tribuna visitante y confundió en un abrazo a todo el equipo auriazul.

– Ficha técnica:

2. River Plate: Marcelo Barovero; Gabriel Mercado, Germán Pezzella, Jonathan Bottinelli, Ramiro Funes Mori (m.4, Leandro González Pirez) ; Carlos Sánchez, Leonardo Ponzio, Ezequiel Cirigliano, Martín Aguirre (m.14, Ariel Rojas); Rodrigo Mora (m.87, Rogelio Funes Mori) y David Trezeguet. Entrenador: Matías Almeyda.

2. Boca Juniors: Agustín Orión; Emiliano Albín, Rolando Schiavi, Guillermo Burdisso, Clemente Rodríguez (m.46, Lautaro Acosta); Cristian Chávez (m.79, Leandro Paredes), Leandro Somoza, Walter Erviti, Juan Sánchez Miño (m.67, Nicolás Colazo); Lucas Viatri y Santiago Silva. Entrenador: Julio César Falcioni.

Goles: 1-0, m.2: Ponzio. 2-0, m.70: Mora. 2-1, m.75: Silva. 2-2, m.91: Erviti.

Árbitro: Pablo Lunati. Amonestados: Sánchez Miño, Silva, Viatri, Rojas, Burdisso, Acosta, Mercado, Somoza y González Pirez.

Incidencias: Partido de la duodécima jornada de la Liga argentina de Primera División disputado en el estadio Antonio Liberti, ‘Monumental’, ante unos 64.000 espectadores.

Buenos Aires, 28 oct (EFE).- Una serie de incidentes violentos ocurridos este domingo en el estadio ‘Monumental’, del River Plate, dejó heridas a unas 25 personas que fueron ingresadas en el hospital Pirovano, de Buenos Aires, tras el clásico entre River Plate y Boca Juniors igualado a dos goles.

Los encontronazos entre hinchas y agentes de seguridad se produjeron en el sector en el que estaban situados los hinchas boquenses, poco antes de que terminara el encuentro, dijeron a Efe fuentes de River Plate.

“Sabemos que los agentes fueron agredidos con objetos contundentes y que algunos de ellos fueron llevados al hospital con heridas”, añadió la fuente, que desmintió la presunta muerte de dos personas, como aseguraron algunos medios de comunicación locales.

La empresa de seguridad privada Tech Security, contratada por el River Plate, confirmó que seis agentes de su plantilla resultaron heridos, pero indicó que “todos están fuera de peligro”.

Alberto Crescenti, jefe del servicio sanitario estatal SAME, dijo que un joven fue ingresado al hospital Pirovano con una crisis cardíaca, situación que fue superada en ese instituto.

La operación de seguridad para el clásico contó con 950 policías, y en los controles de aficionados fue detectado el jefe de la barra brava del Boca Juniors, Mauro Martín, quien tenía prohibida la entrada al estadio y se lo impidieron.

La policía no informó sobre detenciones, que fueron varias según pudo comprobarse en los alrededores del estadio.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo