6-1. El Real Valladolid aplasta al Rayo con un fútbol certero

Por Publimetro Colombia

Valladolid, 30 sep (EFE).- El Real Valladolid ha derrotado hoy al Rayo Vallecano por 6-1, merced a un fútbol más directo y certero, que desarboló la apuesta de Paco Jémez de jugar con tres defensas, y a pesar de que el equipo visitante se adelantó a los cuatro minutos de juego.

Alberto Bueno (un gol) y Manucho (dos tantos), dos jugadores que llegaron a estar apartados en pretemporada y a los que se quería dar una salida, fueron de los más destacados, sobre todo en el primer tiempo, en el que el conjunto vallisoletano consiguió cuatro de los seis goles que anotó finalmente.

Antes, el técnico Miroslav Djukic hubo de dejar a un jugador fuera de la convocatoria final antes del partido. El central Marc Valiente fue el escogido, por lo que el centro de la zaga presentado hoy por el Real Valladolid resultaba inédito, con Sereno y Rueda.

También resultaba novedosa la presencia del delantero angoleño Mateus Alberto Contreiras “Manucho” en la punta de ataque, en detrimento de Javi Guerra.

El Rayo Vallecano de Paco Jémez, por su parte, recuperó la defensa de tres para un encuentro que comenzó con una insistente presión local a la salida de balón y con una ocasión de Alberto Bueno a los dos minutos de juego.

El madrileño recibió en el pico izquierdo del área y cruzó en demasía su disparo. Primera aproximación del partido a la que siguió un remate más cándido y lejano de Lass.

Aviso del que sería el primer tanto del choque. El argentino Chori Domínguez libró el fuera de juego a pase de Adrián, se introdujo en el área y, con frialdad, hizo estéril la estirada de Jaime hacia el segundo palo.

La posesión era del conjunto madrileño, que embotellaba a los de Djukic con buen toque y criterio. No obstante, el Real Valladolid, cuatro minutos después del tanto inicial, devolvió las tablas al electrónico.

Alberto Bueno recogió un balón suelto dentro del área para fusilar a Rubén con un disparo bien colocado cuando no se habían sobrepasado los diez minutos de juego.

El duelo estaba siendo frenético, ya que, tres minutos más tarde, después de una rauda y vistosa triangulación entre Bueno, Óscar y Manucho, cambió totalmente. El angoleño cabeceó al fondo de las mallas un preciso centro de Óscar (minuto 12).

La retaguardia de tres hombres del Rayo Vallecano hacía aguas y permitía que Bueno y Manucho se moviesen con comodidad entre líneas. Así, no tardaría en llegar el tercero del Real Valladolid con otra fugaz transición iniciada por Álvaro Rubio, acomodada por Manucho y culminada con una elegante definición de vaselina por Óscar (3-1, minuto 20).

El Rayo Vallecano intentaba construir juego, pero se topaba con el orden de un Real Valladolid que llegaba con mucho peligro en cada internada. Alberto Bueno disfrutó de otra buena oportunidad desde el costado izquierdo, en esta ocasión atajada por Rubén, quien no pudo hacer nada para evitar el cuarto del Real Valladolid en el minuto 36 de partido.

El lateral derecho serbio Rukavina se desdobló y, asistido por Omar Ramos, cruzó el esférico hasta la escuadra contraria, sellando así una renta más que holgada en medio del asedio blanquivioleta con el que se llegó al descanso.

Tras el tiempo de asueto, el Real Valladolid se replegó un poco y dejó que el Rayo Vallecano acumulase más segundos de posesión. No en vano, generaba más inquietud que el cuadro madrileño en sus aproximaciones al área.

Y es que el medio del campo vallisoletano robaba y salía al contragolpe con celeridad y tino. De este modo, se fabricó el quinto de la tarde.

Óscar recuperó el balón y cedió a Álvaro Rubio, quien entregó a Alberto Bueno para que hallase a Manucho con espació. Óscar le dobló y se encontró con el balón solo delante de Rubén, al que batió por bajo para cerrar, salvo hecatombe, la victoria local, necesaria tras tres derrotas consecutivas.

En los treinta y cinco minutos siguientes, en lo que terminó el envite, el Real Valladolid no perdió el orden y siguió sirviéndose de la apatía madrileña y la cantidad de espacios que cedía para seguir encaramándose con asiduidad a los dominios de Rubén.

Así, a cuatro minutos del final, Manucho logró el sexto tras clavar un pase de Ebert al segundo palo, cerrando de este modo el homenaje en blanco y violeta acaecido esta tarde.

La única nota negativa para los vallisoletanos fue la lesión de Henrique Sereno, quien fue sustituido por Peña y abandonó el terreno de juego con una sensible cojera.

Ficha técnica:

6 – Real Valladolid: Jaime; Rukavina, Sereno (Peña, min. 77), Rueda, Balenziaga; Omar (Ebert, min. 62), Rubio (Baraja, min. 81), Víctor Pérez, Bueno; Óscar y Manucho.

1 – Rayo Vallecano: Rubén; Tito, Amat, Labaka; Domínguez (Nicki Bille, min. 74), Trashorras (Leo Baptistao, min. 60), Javi Fuego, Adrián; José Carlos (Piti, min. 67), Delibasic y Lass.

Goles: 0-1, min. 4: Chori Domínguez, 1-1, min. 9: Alberto Bueno; 2-1, min. 12: Manucho; 3-1, min. 20: Óscar; 4-1, min. 36: Rukavina; 5-1, min. 55: Óscar, 6-1, min. 86: Manucho.

Árbitro: Gil Manzano (comité extremeño). Amonestó con tarjeta amarilla a Adrián, José Carlos, Labaka, por parte del Rayo Vallecano, y a Rubio, del Real Valladolid.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la sexta jornada de Liga celebrado en el estadio José Zorrilla ante 14.978 espectadores.

Antonio Aragón

Valladolid, 30 sep (EFE).- El técnico del Real Valladolid, Miroslav Djukic, ha destacado tras la victoria hoy de su equipo ante el Rayo Vallecano (6-1) la “inteligencia” mostrada por sus futbolistas, quienes, en su opinión, “han sabido interpretar perfectamente el partido”.

“El equipo ha sido muy inteligente. Ha sabido leer el partido, interpretarlo muy bien. Sabían cómo había que jugarle a este equipo, del que sabíamos que podía jugar con defensa de tres”, ha manifestado Djukic.

El preparador serbio ha señalado que su equipo ha sido “muy concreto y profundo, lo que se requiere contra un equipo como el Rayo que presiona muy arriba”.

“Hemos evitado pérdidas y luego hemos sido muy efectivos, hemos dominado las segundas jugadas y hemos entrado bien por bandas”, ha añadido.

El preparador serbio ha elogiado, para concluir, el partido del angoleño Manucho, quien debutaba como titular esta temporada y ha marcado dos goles.

“Ha hecho un gran partido, como todo el equipo. Es muy importante para un delantero que haya marcado dos goles. Óscar otros dos. Es muy bueno para esta gente de ataque que viven de los goles”, ha dicho.

Por su parte, el técnico del Rayo Vallecano, Paco Jémez, ha dejado claro que la responsabilidad de la derrota es, a su juicio, “solo” suya.

“Se puso muy bien para nosotros pero luego el Real Valladolid, en casi tres llegados consecutivas nos ha marcado tres goles. A partir de ahí no ha habido mucha historia. En la segunda parte pedí a mis jugadores que saliesen a competir, a hacerlo bien y bueno han hecho lo que han podido, han trabajado y corrido a destajo. El Real Valladolid ha estado muy afortunado de cara al gol”, ha anotado.

En este sentido, ha afirmado que “posiblemente” con otro planteamiento su equipo hubiese “competido mejor” y no hubiera “entregado” el partido “tan fácil”.

“Los jugadores salen a hacer lo que yo les digo. No tienen ninguna responsabilidad. Me he equivocado gravemente. Lo siento por ellos, porque son gente trabajadora y no se merecían un resultado como este. Por la afición que ha venido también”, ha agregado.

Jémez ha comentado, además, que no ha cambiado su defensa de tres porque con el 3-1 ya no podía hacer “prácticamente nada” y que “qué más da perder 3-1 que 6-1”.

El técnico visitante ha negado, por otro lado, que a su equipo le falte “intensidad defensiva”, al mismo tiempo que ha indicado que van “a poner arreglo” a la gran cantidad de goles que vienen encajando.

Por último, ha incidido en “sacar conclusiones positivas” de esta derrota y que les “valga en un futuro”, puesto que sigue “teniendo mucha confianza” en sus jugadores.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo