2-3. El Barça remonta en el tiempo añadido, pero deja dudas para el "clásico"

Por Publimetro Colombia

Sevilla, 30 sep (EFE).- El Barcelona salió más líder del Sánchez Pizjuán al remontar un partido que perdía por 2-1 en el minuto 89, tras empatar Cesc y culminar Villa la remontada (2-3) en el tiempo añadido, aunque mostró dudas ante el ‘clásico’ con el Real Madrid frente a un gran Sevilla que acabó con diez.

Pese a las bajas de Puyol, Piqué, Adriano e Iniesta, el Barcelona salió muy concentrado, con mucha intensidad, presionando más de lo habitual, aunque en el primer cuarto de hora no fue capaz de crear ninguna ocasión clara de gol, sobre todo debido al esquema defensivo sólido, serio y presionante de los de José Miguel González ‘Míchel’.

El Sevilla, por su parte, sólo pudo limitarse a defenderse, a cubrir espacios para evitar cualquier superioridad azulgrana, pero guardándose un as muy peligroso en la manga: esperar algún robo de balón para salir a la contra con rapidez, como en el minuto 12, pero un tiro lejano de Álvaro Negredo salió desviado.

El equipo de ‘Tito’ Vilanova, que, como es lógico, tuvo más el balón, tenía muy claro que debía arriesgar más para generar peligro, tuvo una buena opción a los 13 minutos por medio de Leo Messi, pero no terminaba de sentirse cómodo. Un disparo seco del argentino lo despejó Palop y luego su defensa. No había manera para el Barcelona.

Los andaluces, muy disciplinados, no se descompusieron nunca e interpretaron a la perfección el papel de espartanos, sin florituras pero siempre muy atentos, agazapados para hacer daño al contragolpe.

Así, con la electricidad por la banda derecha de Jesús Navas, el balón llegó al croata Rakitic, aunque su tiro lo paró Víctor Valdés.

Palop no tenía mucho trabajo. El Barça seguía con problemas para crear superioridad cerca del área de un Sevilla que se empleó a fondo, sin complejos, que reculaba cuando los catalanes, a medio gas, apretaban. Pero, eso sí, no concedía un metro, ganaba los rechaces para iniciar segundas jugadas y asustaba de vez en cuando.

En una de las pocas llegadas relámpago de los de Míchel, que hicieron un fútbol de verdad, como hace dos semanas ante el Real Madrid, yendo a por todos los balones, el chileno Gary Medel enganchó un derechazo desde fuera del área, rechazó mal la defensa y el rebote llegó al alemán Piotr Trochowski, escorado a la izquierda, que remató con el alma para marcar el 1-0, a los 26 minutos.

Messi, que jugó a ráfagas, sin brillo, intentó replicar, pero Palop evitó con la ayuda del dúo Botía-Spahic cualquier peligro.

Antes del descanso se lesionó Trochowski, que también logró el gol del triunfo ante el Madrid, y lo relevó Manu del Moral, un jugador vertical, síntoma de la fe del Sevilla en sí mismo, de la intensidad de su bloque, que ahogó toda posible reacción de un Barcelona muy apagado, a años luz de la suficiencia y el poderío de otro años.

En la reanudación, y tras una mitad donde nadie pudo reconocer al Alves que tanta gloria dio en Nervión, ni al otrora omnipresente Xavi, Cesc Fábregas o, sobre todo, al genial Messi, el Barcelona quiso salir con más brío, pero de nada le sirvió. A los 3 minutos, el Sevilla, serio, muy solvente, le asestó el segundo mazazo.

Un rápido robo de Medel permitió que el cuero llegara a Negredo, quien, en carrera, lo elevó magistralmente por encima de Víctor Valdés para hacer el 2-0. Pero el Barcelona, como buen ‘grande’, no se rindió y sólo cinco minutos después Cesc Fábregas logró el 2-1.

A partir de ahí, los barcelonistas cercaron la meta local, intentaron por todos los medios imponer su superioridad y rozaron el empate en un tiro del chileno Alexis Sánchez que se fue fuera.

A la hora de juego, una fantástica falta directa sacada por Messi se coló por la escuadra de Palop, pero el valenciano evitó el gol desviando a córner. Eran los mejores momentos del Barcelona, pero el Sevilla siguió con mucho orden, intenso y sin ceder un ápice.

Los barcelonistas nunca estuvieron a gusto, lo intentaron con centros peligrosos de Alexis o Pedro, con faltas al borde del área y pases a Villa, pero el Sevilla nunca paró de atosigar. El partido se puso bronco, feo, y el damnificado fue el chileno Medel, expulsado con roja a 18 minutos del final.

Con el Sevilla con uno menos, el Barcelona se vació, lo dio todo. Tito metió a Tello, Thiago y Villa, pero no tuvo claridad ante un Sevilla que se defendió con garra, si bien a un minuto del final un pase al hueco de Messi lo aprovechó Cesc Fábregas para empatar y, ya en el tiempo añadido, Villa enganchó un zurdazo en el área para culminar la remontada ante la impotencia sevillista.

– Ficha técnica:

2 – Sevilla FC: Palop; Cicinho, Botía, Spahic, Fernando Navarro; Maduro; Jesús Navas, Medel, Rakitic (Kondogbia, m.76), Trochowski (Manu del Moral, m.38); y Negredo (Luna, m.80).

3 – FC Barcelona: Valdés; Alves (Villa, m.79), Mascherano, Song, Jordi Alba; Xavi, Busquets (Thiago, m.76), Cesc Fábregas; Alexis (Tello, m.70), Messi y Pedro.

Goles: 1-0, M.26: Trochowski. 2-0, M.48: Negredo. 2-1, M.53: Cesc Fábregas. 2-2, M.89: Cesc Fábregas. 2-3, M.93: Villa.

Árbitro: Antonio Miguel Mateu Lahoz (C. Valenciano). Expulsó con roja directa al sevillista Medel (m.72), por agredir a un contrario, y al técnico Míchel (m.89), por protestar tras el empate a dos del Barcelona. Amonestó a los locales Rakitic (m.28) y Botía (m.95), y a los visitantes Busquets (m.70) y Mascherano (m.75).

Incidencias: partido de la sexta jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán, que rozó el lleno con casi 45.000 espectadores. Césped en perfecto estado.

Sevilla, 29 sep (EFE).- El entrenador del Sevilla, José Miguel González ‘Míchel’, ha dicho hoy que prefiere no hablar de la actuación arbitral en el partido que han perdido por 2-3 ante el FC Barcelona, tras ser expulsado el chileno Gary Medel y él mismo, para resaltar que su “equipo ha estado fantástico”.

“No hablo de los árbitros, y menos esta noche, porque quitaría el foco a mis jugadores y a su gran trabajo. Han estado excelentes ante un rival imponente. Te da rabia perder con todo lo que hemos hecho”, ha recalcado en rueda de prensa Míchel.

Preguntado por una posible mano de Thiago previa al 2-3 del Barcelona y por la tarjeta roja a Medel, ha indicado que las ha “visto por televisión” y que “la interpretación es al final la Justicia, no hace falta darle más vueltas”, además de asegurar que en su expulsión le dice al árbitro que ha sido mano y éste le responde que es involuntaria.

Ha añadido que, posteriormente, el árbitro Mateu Lahoz ha recogido en el acta que él le ha dicho que “es un sinvergüenza”, pero ha negado que haya sido y ha aseverado que al menos él cree que no le ha dirigido ese apelativo pues no tiene “por costumbre insultar a los árbitros”.

En cualquier caso, Míchel ha insistido en que “ha habido tantas cosas buenas en el campo por parte de ambos equipos, con un resultado espectacular, en un partido en el que el Sevilla ha jugado muy bien, ha contrarrestado al rival, se ha puesto por delante y ha aguantado casi media hora con uno menos”, que prefiere quedarse “con todo eso”.

“Los dos han jugado muy bien, cada uno con sus recursos. El Sevilla ha estado maravilloso, y no voy a hablar de la actuación arbitral. Es una derrota muy amarga porque no nos mereceremos irnos a casa sin ningún premio, pero no podemos quedarnos en esa anécdota negativa, ha habido muchas cosas positivas”, según Míchel.

El técnico sevillista ha señalado que “es para alabar” a sus jugadores y que no puede “estar contento”, pero sí tienen que “felicitar” a los suyos, además de asegurar que cree que la acción de la expulsión de Medel no le “parece que sea para tanto”.

Sobre si la actuación arbitral ha beneficiado al rival, ha afirmado que “lo que ha favorecido al Barcelona es tener los jugadores que tiene”, pero ha matizado que el que su entrenador, Tito Vilanova, “hable de la actuación arbitral es gracioso, cuando nosotros nos hemos quedado con diez y a mí me han expulsado”, ha dicho.

También ha lamentado que para el próximo partido ante el Celta en Vigo pierden al croata Ivan Rakitic, que vio su quinta amarilla, y posiblemente a Medel y al alemán Piotr Trochowski, dependiendo de “cómo evoluciona del problema muscular” por el que fue sustituido, aunque “hay plantilla” y los que jueguen “lo harán bien, seguro”.

Sevilla, 29 sep (EFE).- El técnico del FC Barcelona, Francesc ‘Tito’ Vilanova, ha valorado hoy la victoria por 2-3 de su equipo ante el Sevilla y ha afirmado que “siempre es mejor tener esta ventaja que no tenerla”, en alusión a la renta que sigue manteniendo sobre el Real Madrid CF, pero ha advertido de que “aún queda muchísima liga”.

“Van a pasar muchas cosas aún. Tenemos que ir a muchos campos, jugar contra otros equipos complicados, y para el Real Madrid también será igual”, ha indicado en rueda de prensa el entrenador azulgrana, que no cree que “el empate hubiera sido lo más justo”.

Según Vilanova, su equipo ha tenido “más ocasiones, las suficientes para ganar”, y ha alegado sobre si la expulsión del sevillista Gary Medel ha sido determinante que “si un rival le intenta dar un cabezazo a otro, es roja, aquí y en cualquier sitio”.

Sobre el arbitraje de Mateu Lahoz, ha añadido que arbitrar “siempre es muy difícil y el árbitro se puede equivocar” en cualquier acción, pero con este colegiado “llega un momento en que te modifica el juego, no el resultado”, pues “no se sabe cuándo es falta o cuándo no”, lo que ha admitido que lo deja “desconcertado”.

El técnico catalán ha dicho que el próximo choque de la Liga de Campeones ante el Benfica en Lisboa es “suficientemente importante, casi más que el de liga (ante el Real Madrid el 7 de octubre), pues ganar te da muchas posibilidades de clasificarte. No estamos para guardar para otro partido, tenemos que ir con todo a cada encuentro”, ha recalcado.

Además de elogiar a Cesc Fábregas, que “ha corrido muchísimo, ha estado otra vez a un nivel altísimo y cada vez está mejor”, y a David Villa, que ha marcado su tercer tanto saliendo en los últimos minutos, ha señalado que “sería mejor no sufrir en los partidos, pero también es importe tener capacidad de sacrificio para acabar ganando”

“El rival se ha puesto por delante en su primera ocasión, lo que nos ha hecho ir a remolque y, al final, hemos tenido que arriesgar. Si el Sevilla está con este nivel todo el año, es un campo muy, muy complicado. Estoy convencido de que va a hacer grandes cosas este año, tienen buenos jugadores y con Míchel han cogido una buena dinámica”, ha subrayado.

Tito ha reconocido sobre las bajas en defensa de Carles Puyol y Gerard Piqué que “lo mejor sería no tenerlas”, pero ha resaltado que el camerunés Alex Song “ha hecho un gran partido, ha estado a muy buen nivel, muy alto”.

Madrid, 29 sep (EFE).- José María del Nido, presidente del Sevilla, ha asegurado tras la derrota ante el FC Barcelona (2-3), en referencia al arbitraje, que “las faltas son faltas y las manos son manos”.

En declaraciones a Canal Plus, aseguró que no quería hablar en exclusiva de la labor del colegiado de la contienda, Mateu Lahoz, pero sí indicó que sí que pretendía hacer “una reflexión en voz alta al colectivo arbitral”, en la que dijo que le parecía muy bien “ver a árbitros que dejan jugar” pero que “las faltas son faltas y las manos son manos”.

El encuentro acabó con victoria barcelonista por 2-3 tras remontar un 2-0, en un encuentro en el que el Sevilla sufrió la expulsión del medio chileno Gary Medel a los 71 minutos y la jugada del segundo tanto de Cesc Fábregas arrancó con un robo de balón de Thiago Alcántara en el que el esférico tocó en su mano.

Del Nido admitió que se iba con el disgusto de haber perdido “un partido que se había puesto de cara” ante “uno de los mejores equipos de todos los tiempos” y en el que el cuadro andaluz, en su opinión hizo “un grandísimo” encuentro y sus jugadores “hicieron todo lo posible”.

El presidente sevillista aseveró que entendía que su afición se fuera del estadio con la “desilusión” e “indignación tremenda”, así como que él está “contentísimo” con su equipo y convencido de que “este año va a hacer una magnífica temporada”.

En cuanto a su técnico, José Miguel González ‘Míchel’, le calificó “en lo que va de temporada con un sobresaliente alto, rozando una matrícula de honor”.

Andoni Zubizarreta, director deportivo del Barcelona, destacó la labor de su equipo, que ganó “por querer ganar a pesar de ir perdiendo por 2-0.

Zubizarreta resaltó la labor del bigoleador Cesc Fábregas porque además de marcar había “ayudado mucho en la combinación y en los apoyos” y que había sido “un partido muy intenso” en el que el Sevilla llevó “muy al límite al Barcelona” al que remontar “no es nada fácil”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo