La prensa deportiva destaca la victoria del Real Madrid ante un gran Barça

Por Publimetro Colombia

Madrid, 30 ago (EFE).- La prensa deportiva española destaca la victoria del Real Madrid ante el Barcelona en la Supercopa de España, con una gran primera parte del conjunto blanco y una reacción heroica del equipo catalán, que jugó con diez desde el minuto 27 de partido por la expulsión de Adriano.

“Supertítulo”, publica el diario AS en su portada, donde se aprecia a los jugadores del Real Madrid posando ante los fotógrafos tras el partido con el trofeo en sus manos.

“Un Madrid súper grande”, “La vida es blanca” y “La música rota”, son los titulares que elige este diario para su crónica, en la que destaca la gran actuación de los porteros Casillas y Valdés, la importancia de la expulsión de Adriano y el gran juego de los de Jose Mourinho durante la primera media hora de encuentro.

El diario MARCA muestra en su portada la misma foto de los madridistas celebrando la victoria bajo el titular “El Madrid da primero”.

Este periódico hace especial hincapié en la “triple corona de Mourinho” al haber logrado ya la Liga, la Copa y la Supercopa de España, en que es el primer título de Luka Modric como jugador blanco y en la buena actuación de Casillas y Valdés en una crónica titulada “El Madrid recupera el fulgor”.

Además, MARCA destaca el récord goleador de Messi, que con 15 tantos se convierte en el máximo anotador del Barça en los duelos frente al Madrid, y en la racha de Cristiano Ronaldo, que con el gol de ayer suma cinco”clásicos” consecutivos viendo puerta.

“Sin Premio”, titula MUNDO DEPORTIVO una portada en la que se ve a Messi intentando regatear a Sergio Ramos en un lance del encuentro y se hace referencia a los errores del Barcelona en la primera parte y al dominio de los de Vilanova en la segunda.

“No pasa nada, siguen a cinco” es el titular de la crónica del encuentro donde destaca la confirmación de Messi como mejor jugador del mundo, la gran actuación de Víctor Valdés y el buen debut de Song bajo el titular “Espíritu de campeones”.

El diario SPORT, por su parte, muestra en su portada a los jugadores de ambos equipos saludándose al término del encuentro y titula: “Como dijo Mourinho, mejor la Liga que la Supercopa”.

“Lección de orgullo en el Bernabéu” es el título del reportaje de este periódico sobre el partido, en el que destaca el respeto de los jugadores blaugranas al permanecer en el césped hasta que Casillas levantó la copa, los errores defensivos en la primera parte y el orgullo del entrenador hacia sus jugadores por la buena imagen mostrada en el terreno de juego.

Madrid, 30 ago (EFE).- Tras la Supercopa española conquistada por el Real Madrid, las botas negras han recibido el certificado de defunción. La moda multicolor monopoliza el calzado del futbolista, al cien por cien: los 28 jugadores de Madrid y Barça que saltaron al Bernabéu dejaron, sin excepción, una huella multicolor.

¿Dónde quedaron las botas negras como seña de identidad del fútbol? La moda les ha obligado a estar permanentemente de luto.

Gonzalo Higuaín abrió el marcador en la Súpercopa de derechazo, con su bota de color blanco. Leo Messi acortó la desventaja, con zurdazo de tiro libre que tiznó de naranja el balón.

Botas amarillas (Jordi Alba), moradas (Marcelo), blancas (Pepe), rojas (Casillas), rojiblancas (Modric)…

Paco Gento, el futbolista con más Copas de Europa, aún recuerda cómo el exceso de betún ennegrecía por el reborde sus medias blancas. Desde la grada, ese detalle pasaba inadvertido, aunque de cerca no gustase al goleador.

Entonces y hasta hace muy poco, todas las botas de los futbolistas eran de color negro, por lo cual el desliz del cepillo sobre los rebordes, por corriente, servía solo para distinguir a los buenos utilleros de los regulares.

También recuerdan los jugadores de aquella época, y de otras no tan lejanas, la sorpresa visual que supuso ver por primera vez a un futbolista con botas de color blanco, parecidas a las que lució en el Bernabéu el goleador Higuaín.

La novedad del color se hizo notoria en los pies de los futbolistas a mediados de los 90 -hace poco más de 15 años-. Marco Simone (Milán) y después Alfonso Pérez fueron los pioneros en la elite.

El contraste que se produjo fue inevitable. A distancia, la media blanca madridista de Alfonso y su bota albina conformaban un todo, por lo que el efecto inducía a pensar que el jugador corría por el césped con los pies protegidos únicamente por el calcetín.

En la Supercopa de España, conquistada la madrugada del jueves en el Bernabéu por el Real Madrid, ninguno de los protagonistas sobre el césped calzó botas con el mismo color negro que tanta gloria dio a mitos como Gento, Di Stefano, Kubala o Cruyff. El negro ha desaparecido del escaparate ¡viva el color!

El color es obvio que nada tuvo que ver en el resultado del Bernabéu, pero refleja un hecho que excede mínimamente al espíritu de equipo: las botas de color se han convertido en la única prenda que en la actualidad intenta definir la personalidad del futbolista. Lo demás es indumentaria obligada.

La apariencia de correr en zapatillas que como novedad implantaron Simone o Alfonso pronto devino en moda. Y del blanco se pasó rápidamente al uso frecuente de otros colores, cada vez más llamativos por impulso de los creadores, diseñadores y estudiosos de la mercadotecnia de las más importantes marcas de botas de fútbol.

Solo Alex Ferguson, el ‘manager’ general del Manchester United, impuso “su” cordura ante este creciente carrusel cromático en el calzado.

El preparador inglés atisbó, más allá de la anécdota o el gusto por los colores, ciertos matices que podrían perturbar la mentalidad de los jóvenes futbolistas del club.

Ferguson obligó a los juveniles del Manchester United, a comienzos de 2010, a calzar solamente botas al estilo tradicional. El negro debía ser el color predominante. “Para las categorías inferiores son una muestra de individualidad y vana ostentación”, proclamaba en contra de las botas multicolor.

Se desconoce qué pensaran de ello los ya consagrados jugadores del Barcelona y el Real Madrid, pero estos fueron los colores predominantes que lucieron en sus 28 pares de botas durante la ya histórica noche de la Supercopa en el Bernabéu:

– ROJO: Casillas, Xabi Alonso, Arbeloa, Modric (Real Madrid); Busquets, Pedro, Montoya y Tello (Barcelona).

– BLANCO: Sergio Ramos, Pepe, Higuaín, Callejón, Benzema (R. Madrid); Valdés, Piqué, Alexis, Adriano (Barcelona).

– AZUL: Di María, Khedira (R.Madrid); Xavi (Barcelona).

– MORADO: Marcelo (R.Madrid)

– AMARILLO: Cristiano (R.Madrid), Mascherano, Iniesta, Jordi Alba, Song (Barcelona).

– NARANJA: Messi (Barcelona).

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo