Un marchista de sacrificio y con un sueño muy claro

Olímpicos. Luis Fernando López tiene la meta en su mente y desde niño piensa en una medalla dorada

Por Publimetro Colombia

El nombre Luis Fernando López no suena muy conocido en el ámbito deportivo, pero este nariñense ya tiene a cuestas unos Juegos Olímpicos gracias a su participación en Beijing 2008 y además la primera medalla (bronce) para Colombia en un Campeonato Mundial de Atletismo. 
 
La marcha es su especialidad y López ha tenido que recorrer un camino que no ha sido fácil pero que con sacrificios lo han llevado a lo más alto. “Así como la ilusión de la gente es una medalla, la mía están en igual proporción. No hay una presión sino un objetivo y un sueño que quiero realizar para lo cual tendré que entrenar con mucha dedicación, con mucho esfuerzo, entregando lo mejor de mí, para llegar de la menor manera a la competencia”, dijo el atleta en diálogo con PUBLIMETRO.
 
Sabe que ganar una medalla olímpica no es fácil y que tiene que dar lo mejor para intentar llegar a lo más alto, aunque el sueño sigue intacto: “Participando en el atletismo, donde se agremian más de 217 federaciones que prácticamente son de los cinco continentes, que manejan potencia en este deporte, es más difícil y complicado llegar a una medalla. Ahora, dentro del atletismo, las grandes potencias invierten sumas considerables de dinero para la preparación de sus deportistas, que hacen aún más complicado conseguir una medalla”. 
 
Luis Fernando López es visto como una potencia a nivel mundial por su buena actuación en Corea el año pasado y quiere aprovechar sus condiciones: “Lo que veo de las potencias es que ahora ven al colombiano diferente, y me he ganado un espacio entre de las figuras de la marcha a nivel mundial. Creo que eso se ha ganado con trabajo, tranquilidad y disciplina”. 
 
A pesar de sus 32 años, Luis Fernando es una de las posibilidades más claras de una medalla para Colombia y para eso ha trabajado y se ha curtido de toda la experiencia. La pereza no está en su vocabulario y mantiene una disciplina forjada por ser miembro de la Policía Nacional. Todos los días y bajo cualquier circunstancia tiene entre sus planes una ardua jornada de entrenamientos en Bogotá. 
 
Su nivel no es casualidad y desde que era un juvenil empezó a demostrar de lo que era capaz, ganando una medalla de plata en una copa suramericana en Cuenca, Ecuador.
 
Ser marchista no fue una tarea fácil y en sus planes tiene la obligación de mejorar la técnica y prepararse en lo físico para ser el mejor.
 
Diferente a lo que pueda hacer en los Olímpicos, tiene otros deportistas colombianos candidatos a ser figuras: “Mariana Pajón y Catherine Ibargüen tienen las condiciones”. 
 
Este atleta quiere marchar paso a paso para darle a Colombia una nueva medalla olímpica. 
 
 
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo