115-111. James y Wade no permitieron que Rondo les hiciese caer derrotados

Por Publimetro Colombia

Redacción Deportes EE.UU., 30 may (EFE).- El alero LeBron James y el escolta Dwyane Wade no permitieron que el base Rajon Rondo viese cumplido su deseo de hacerles caer derrotados en el segundo partido de las finales de la Conferencia Este que los Heat de Miami ganaron en la prórroga por 115-111 a los Celtics de Boston después de remontar una desventaja de 15 puntos.

La victoria permite a los Heat ponerse con la ventaja de 2-0 en la serie al mejor de siete, que se traslada a Boston, donde en el TD Northbank Garden, el viernes se jugará el tercer partido.

A pesar que Rondo cumplió con su palabra de jugar su mejor baloncesto individual y de equipo, que le permitió conseguir un doble-doble de 44 puntos, incluidos 22 en la primera parte, 10 asistencias, ocho rebotes y tres recuperaciones de balón, al final no pudo con la combinación de los 57 que lograron James y Wade.

Pero sobre todo con los 22 del base Mario Chalmers, que aunque perdió el duelo individual con Rondo, se convirtió en factor sorpresa y ganador para los Heat, al igual que el ala-pívot Udonis Haslem, que aportó un doble-doble de 13 tantos, incluidos cuatro decisivos en la prórroga, y capturó 11 rebotes.

James lideró el ataque y el juego de los Heat al conseguir un doble-doble de 34 puntos, 10 rebotes y siete asistencias que hicieron la diferencia en el marcador final, aunque tuvo en su muñeca el haber podido concluir el partido en el tiempo reglamentario con dos acciones individuales.

Junto a James, Wade tampoco quiso permitir que Rondo cumpliese su amenaza de que en el segundo partido los Heat tenían que caer derrotados y “morder el polvo” con el juego más agresivo de los Celtics, y aportó 23 puntos, seis rebotes, cuatro asistencias y dos tapones.

Wade, que con dos segundos para concluir la prórroga sentenció el marcador final de 115-111 al anotar el segundo tiro libre de los dos que hizo, pudo haber ayudado también a que el partido se decidiese en el tiempo reglamentario de no haber fallado otro lanzamiento de personal con 47 segundos por jugarse.

Pero al final los Heat, que siguen sin el ala-pívot Chris Bosh, tuvieron el apoyo necesario tanto de Chalmers, en su mejor partido de la fase final como de los reservas que aportaron 25 puntos por tan solo siete del banquillo de los Celtics.

Como equipo, los Heat consiguieron un 45 (10-26) por ciento de acierto en los tiros de campo y el 39 (10-26) de triples, comparados al 49 (40-81) y 31 (5-16) de triples, respectivamente, de los Celtics.

Ambos equipos tuvieron una gran igualdad en su juego y solo los Heat dominaron en los tapones con 5 por 2 de los Celtics a los que el mejor porcentaje de triples del equipo de Miami, al final, les costó la derrota.

El alero Shane Battier volvió a ser decisivo para los Heat en esa faceta del juego al anotar tres de los 10 conseguidos por el equipo de Miami.

Rondo jugó los 53 minutos completos del tiempo reglamentario y la prórroga en los que anotó 16 de 24 tiros de campo, incluidos 2 de 2 triples, y 10 de 12 desde la línea de personal.

El alero Paul Pierce aportó 21 puntos y seis rebotes que lo dejaron como el segundo máximo encestador de los Celtics, mientras que el ala-pívot Kevin Garnett consiguió 18 tantos y el escolta Ray Allen llegó a los 13 en su mejor actuación en lo que va de la fase final.

El ala-pívot Brandon Bass lideró el juego bajo los aros al capturar 10 rebotes, pero Garnett se quedó con ocho y no pudo ser factor ganador para los Celtics.

La igualdad en el marcador hizo que con 2:55 para concluir el tiempo reglamentario los Celtics estuviesen cinco puntos arriba (89-94), pero James fue a la línea de personal y anotó los dos tiros y el alero Shane Battier en la siguiente posesión anotó el triple que les permitió el empate a 94-94.

Los Heat se pusieron por delante y con 47 segundos pudieron haber lograron cuatro tantos de ventaja si Wade no hubiese fallado el primer tiro de los dos de personal que hizo y que dejó el marcador parcial en 99-96.

Allen recordó que es uno de los mejores tiradores desde fuera del perímetro y consiguió un triple espectacular con 34 segundos por jugarse que logró el empate a 99-99 y que forzó la prórroga porque James falló primero una penetración y luego un tiro en suspensión después de haber capturado él mismo el rebote ofensivo.

Pero esta vez los Heat, con James y Wade, a pesar de sus fallos desde la línea de personal, 10 de 35, al final encontraron la manera de superar a unos Celtics que tuvieron en Rondo a un jugador excepcional que protagonizó una noche histórica a pesar que no la pudo ver compensada con la victoria.

Redacción Deportes (EE.UU.), 30 may (EFE).- El base Rajon Rondo demostró que es actualmente el base más completo que hay dentro de la NBA y su doble-doble de 44 puntos, 10 asistencias y ocho rebotes lo convirtieron en la gran figura del segundo partido de las finales de la Conferencia Este aunque su equipo de los Celtics de Boston perdieron en la prórroga por 115-111 ante los Heat de Miami.

“Hemos perdido el partido porque los Heat han demostrado que son un gran equipo, pero Rondo ha estado fenomenal”, declaró Doc Rivers, entrenador de los Celtics. “Se cargó él sólo a todo el equipo sobre sus hombros y nos permitió tener una gran cantidad de oportunidades para haber ganado el partido”.

Rondo, que estableció su mejor marca como profesional, jugó los 53 minutos completos del tiempo reglamentario y de la prórroga en los que anotó 16 de 24 tiros de campo, incluidos los dos triples que intentó, y 10 de 12 desde la línea de personal.

“Al final lo que cuenta es que perdimos”, declaró Rondo. “Tan simple como eso”.

Rivers dijo que era “desmoralizador” no haber podido ganar el partido después de la gran labor realizada por Rondo, pero recordó que el alero LeBron James hizo 24 tiros de personal por 29 de todo el equipo de los Celtics.

“Es lo que es y no tenemos que buscar ningún tipo de distracción, ahora regresamos a nuestro campo y buscaremos empatar la eliminatoria y luego veremos a ver que sucede”, agregó Rivers. “Jugamos fenomenal, le dije a los jugadores que lucharon al máximo, con el corazón, pero pienso que no siempre fuimos inteligentes todo el tiempo porque lo que hay cosas que corregir y lo haremos”.

Rivers dijo que el equipo estaría listo para el duelo del viernes cuando disputen el tercer partido.

El entrenador de los Heat, Erik Spoelstra, reconoció que los Celtics jugaron una primera parte excepcional y Rondo, que anotó 22 puntos fue imparable.

“Completó un partido increíble”, destacó Spoelstra. “Nos obligó a tener que buscar el camino más duro para conseguir la victoria, pero en el que tuvimos también jugadores como Mario Chalmers, Udonis Haslem y Shane Battier que hicieron una aportación sensacional, como el resto de los compañeros”.

Chalmers, que aportó 22 puntos, aunque perdió el duelo individual contra Rondo, hizo una gran labor y como el resto de los jugadores de ambos equipos reconoció la gran noche que tuvo el base de los Celtics.

“Lo que hizo sobre el campo demostró claramente porque es uno de los mejores bases de la liga”, señaló Chalmers.

Por su parte, el escolta Dwyane Wade, que aportó 23 puntos, seis rebotes, cuatro asistencias y dos tapones, reconoció que los Celtics salieron más decididos que nunca a conseguir la victoria que fue la sexta que consiguen los Heat en los siete partidos de la fase final que han disputado contra el equipo de Boston.

“Jugaron un gran partido, con una gran energía y fuerza física al comienzo que nos rompieron”, admitió Wade. “Pero era algo que no podía suceder durante todo el partido y con el apoyo de los seguidores y la energía que pusimos los jugadores en el campo al final pudimos darle la vuelta”.

La ventaja de 2-0 en la eliminatoria al mejor de siete, es algo muy importante para los Heat que llegan a Boston sin ningún tipo de presión ya que la ventaja de campo sigue de su lado.

Battier, que completó una gran labor defensiva y ayudó con sus triples -anotó tres de los 10 que consiguió el equipo-, admitió que nunca había disputado un partido tan espectacular e igualado.

“Es uno de los mejores partidos que he disputado, al margen de ganar o perder”, destacó Battier. “Es fácil decirlo cuando se gana, pero la verdad es que es algo increíble”.

Mientras que los jugadores de los Celtics reconocieron que ahora les tocará en Boston hacer su trabajo y luchar al máximo para empatar la eliminatoria con triunfos en el tercero y cuarto partido.

“Volvemos a casa y nuestro uniforme será blanco”, comentó el escolta-alero francés Mickael Pietrus. “Ellos ganaron dos partidos en su campo y nosotros sabemos lo que eso significa”.

El tercer partido se jugará el viernes en el TD Banknorth Garden de Boston y el cuarto se disputará el domingo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo