[Un tipo de datos] Millos: 28 entrenadores, cero títulos (Segunda parte: de 2000 a 2009)

Por Alfredo Yacelga, @AlfredoYacelga

Por Publimetro Colombia

Comenzó la década del 2000 y con ella la expectativa por los cambios que se esperaban en el mundo y claro, en Millos. Sin embargo la situación no cambió y el 2000 solo sería el comienzo de un nuevo decenio lleno de desaciertos en el club 13 veces campeón. Seguimos con nuestro recuento de los entrenadores que pasaron sin éxito por el banco azul luego de la estrella conseguida en 1988.

2000 – Jaime ‘El Flaco’ Rodríguez fue nombrado como nuevo entrenador del equipo cuando solo faltaba una semana para comenzar el torneo luego de que el ‘El Chiqui’ García renunciara tras ser nombrado seleccionador nacional. Rodríguez, que había tenido una corta experiencia como entrenador entre 1989 y 1991 con el DIM, arrancó con un empate como visitante 1-1 con el Bucaramanga y se despidió el 2 de agosto tras la goleada 5-0 que le propinó Junior en el Metropolitano y con la que el equipo completaba ocho fechas sin ganar. Dejó el equipo en el noveno lugar con 36 puntos en 26 partidos jugados (46%), con ocho triunfos, 12 empates y seis derrotas, 34 goles anotados y el mismo número de tantos encajados.   Como su predecesor, firmaba muchos empates y en ese lapso fue el que más igualdades marcó, de hecho tuvo un invicto de nueve fechas con seis empates y solo tres victorias.

2000 – Diego Umaña estaba disponible y aceptó de nuevo el reto. Asumió sus funciones de inmediato y el 6 de agosto tuvo su reestreno con una victoria 2-0 sobre Cortuluá en El Campín. Empezó a remar contracorriente y levantó al equipo en los 18 partidos que restaban. Alcanzó nueve victorias, seis empates y solo cayó en tres ocasiones y estuvo a punto de meterse en el cuadrangular final pues quedó empatado con 69 puntos con el Tolima, que tenía ventaja por el número de victorias, primer ítem de desempate (21 contra 17). Gran rendimiento del 61% para Umaña en esa parte del campeonato, pero solo quedó para la anécdota.

2001 – Umaña arrancó motivado por los resultados del torneo pasado y pidió refuerzos, aunque estos, como ha sido normal, no dieron la talla. En las 10 primeras fechas llevaba solo dos victorias, por cinco derrotas y tres empates por lo que ya había una profunda crisis. Cuando ya se hablaba de la salida de Umaña vino una racha de cuatro triunfos seguidos que le dio un respiro al DT vallecaucano, sin embargo,   de inmediato vinieron tres derrotas al hilo (con Nacional, Envigado y Cortuluá) que sellaron su salida. Esta vez fueron solo 24 puntos en 19 partidos (42%) con siete triunfos, tres empates y nueve derrotas. Su reemplazo estaba listo: ‘El Chiqui’ estaba al acecho tras su salida de la selección, algunas semanas antes.

2001 – Luis Augusto García comenzó su tercer ciclo como entrenador azul con una victoria 2-1 sobre el Tolima el 24 de junio. El equipo era décimo y ‘El Chiqui’ lo clasificó en quinto lugar a los cuadrangulares semifinales. Hasta el 11 de noviembre, cuando se cerró el ‘Todos contra todos’ Millos ganó 41 puntos con 12 victorias, cinco empates y ocho derrotas. Pero vino la semifinal y allí el equipo se derrumbó pues solo ganó dos puntos de 18 posibles y fue último en la zona que ganó el América. Eso bajó el rendimiento del ‘Chiqui’ que terminó en un discreto 44% producto de 12 triunfos, siete empates y 12 derrotas.

2002 – García arrancó y dirigió solo los tres primeros partidos (1 derrota, 1 empate y 1 una victoria). Se retiró para ser el director deportivo del club y su reemplazo sorprendió a todos. Seguían los bandazos.

2002 – El desconocidísimo yugoslavo Peter Kosanovic, fue presentado como nuevo DT azul y se estrenó con la victoria 2-1 sobre Pasto en El Campín. Después vino un empate con Tolima en Ibagué ya goleada 5-0 sobre el Quindío en casa, lo que hacía pensar que este era el hombre. Sin embargo, su aventura terminó pronto. Solo bastaron dos meses y 12 partidos para ver que ese tampoco era el camino. Tras perder 2-0 con América en Cali y caer al puesto 13 de la tabla con 16 puntos, los directivos lo despidieron y nombraron a un técnico interino. Tres victorias, tres empates y seis derrotas (rendimiento del 33%) para Kosanovic, otro que pasó sin pena ni gloria por Millonarios.

2002 – Germán Gutiérrez de Piñeres, otro de los históricos exjugadores azules, quien trabajaba con las divisiones inferiores, fue encargado del equipo para las últimas 7 fechas de la Copa Mustang I en las que solo consiguió una victoria, frente a cuatro empates y dos derrotas (rendimiento del 33%).

  2002 – José Eugenio Hernández fue el siguiente en el banquillo azul. ‘Cheché’ jugó en Millonarios en los años 80 y pocos años antes había salido campeón como técnico con el Cali, al que llevó también a la final de la Copa Libertadores en 1999. Con lágrimas en los ojos el nuevo DT prometió llevar al cuadro azul a la gloria, pero al final hizo una de las peores campañas de la historia embajadora. Trajo sus hombres de confianza en aquel Cali, como Mayer Candelo y Arley Betancur, pero no lograron cambiar la historia. El 25 de agosto, tras caer 1-0 con Real Cartagena, el equipo ajustó cinco derrotas en línea, 20 jornadas sin ganar como visitante y era último con seis puntos de 24 posibles. Hernández tuvo cinco partidos más en los que no pudo ganar (cuatro empates) y el 29 de septiembre, luego de igualar 1-1 con Once Caldas en El Campín, fue destituido. En 13 partidos solo ganó tres veces, empató cuatro y perdió siete (pobre rendimiento del 25%). Vendría otro interino.

2002 – Cerveleón Cuesta fue el quinto técnico del año. Otro ex jugador azul que trabajaba con los juveniles. Tuvo una palomita de nueve partidos y al menos sacó al equipo del último lugar en el que lo dejó ‘Cheché’ Hernández con cuatro victorias, un empate y cuatro derrotas. Su rendimiento, 48%.

2003 – Norberto Peluffo tuvo su turno como entrenador del cuadro en el que militó en los años 80. Por primera vez desde 1995, cuando Popovic dirigió por dos años seguidos al equipo, un técnico no duraba tanto en el banco albiazul. Clasificó por primera vez a Millos a los cuadrangulares en los torneos cortos y lo hizo en ambos semestres. En la Copa Mustang I llegó como segundo con 31 puntos, pero se desinfló en los cuadrangulares donde terminó tercero. En la Copa Mustang II pasó en el séptimo lugar, con 26 puntos y estuvo por unos minutos clasificado a la final, pero un gol de Milton Rodríguez, que significó la derrota 3-2 con el Cali, el 7 de diciembre, acabó con el sueño.

2004 – Peluffo siguió, pero el tercer torneo que dirigió marcó su salida. Quedó décimo en la Copa Mustang I con 26 puntos, con 7 victorias, cinco empates y seis derrotas (48%).

2004 – Óscar Fernando Cortés, destacado defensor de Millos en los años 90, recibió la posta para la Copa Mustang II. La situación económica del club era muy mala y decidieron darle una oportunidad a un joven que también trabajaba con las divisiones menores. Sin embargo, luego de una mala campaña en la que solo sumó siete puntos en 12 partidos (29%) fue reemplazado por un extranjero.

2004 – El montenegrino Dragan Miranovic, quien había dirigido al Santa Fe años atrás se sumó a la larga lista de entrenadores azules y se estrenó con victoria 2-1 sobre Tolima en la fecha 13 de la Copa Mustang II – Solo dirigió seis partidos en ese certamen en los que consiguió dos victorias y cuatro derrotas. El equipo fue penúltimo con 13 puntos.

2005 – Miranovic armó su equipo para el primer torneo del 2005, pero fracasó otra vez. Solo dirigió nueve partidos en los que obtuvo un solo triunfo, cinco empates y tres derrotas, anotó 12 goles y recibió 18 y dejó al equipo en el puesto 17, solo por encima del América, que llevaba tres puntos. En ese torneo su rendimiento fue del 29% y en total con Millos del 31% para el polémico entrenador que falleció este año.

2005 – Llegó Fernando ‘El pecoso’ Castro, otro hombre de gran recorrido como técnico y un nuevo fracaso azul. Tomó el equipo en el penúltimo lugar y solo pudo subirlo al puesto 13 en el que finalizó la Copa Mustang I, con 13 puntos de 27 posibles.   En el segundo semestre comenzó con seis triunfos seguidos, pero en las 12 fechas siguientes solo consiguió una victoria y tres emaptes que lo dejaron en el puesto 14 con   24 unidades. Balance: 27 partidos,   10 victorias, siete empates y 10 derrotas, 35 goles a favor y 36 en contra. Rendimiento de 45%.

2006 – Miguel Prince regresó con más experiencia, pero esta vez tampoco pudo llevar a la victoria al equipo embajador. En la Copa Mustang I clasificó sexto con 28 puntos, pero en el cuadrangular quedó último con una sola victoria, dos empates y tres derrotas. En la Copa Mustang II solo dirigió los primeros seis encuentros en los que solo había conseguido siete puntos. Fue despedido luego de la derrota con el Cúcuta, el 20 de agosto. Saldo: 40 puntos ganados de 90 posibles (44%) con 10 victorias, diez empates y diez derrotas. Como interino, Cerveleón Cuesta dirigió el partido contra Junior, que Millos ganó 3-1 antes de que llegara el nuevo DT.

2006 – Juan Carlos Osorio, un hombre desconocido en el medio, pero de gran experiencia en el fútbol de Inglaterra, tomó el sitio dejado por Prince. Se estrenó con un empate 2-2 como visitante frente al Once Caldas y al final metió al equipo entre los ocho. En el cuadrangular quedó tercero a un punto del ganador de la zona, que fue el recién ascendido Cúcuta. En ese torneo dirigió 17 partidos con ocho victorias, dos empates y siete derrotas.

2007 – Osorio llevó a Millonarios a la semifinal en el primer semestre, pero el equipo una vez más falló en el momento definitivo y quedó tercero en el cuadrangular con tres victorias y tres derrotas. Esto generó la salida del entrenador risaraldense que tuvo un balance general con Millonarios   del 53% con 41 partidos, 19 victorias, ocho empates y 14 derrotas.

2007 – El uruguayo Martín Lasarte llegó para el segundo semestre y fue un desastre. Solo consiguió cuatro puntos de 21 posibles con un triunfo, un empate y cinco derrotas. Dejó al equipo en el último lugar de la Copa Mustang II.

2007 – Turno para el ídolo de la afición en los 80 Mario Vanemerak, quien llevó al equipo a la semifinal de la Copa Sudamericana e hizo renacer la esperanza, pero en el torneo local tampoco logró enderezar el camino. Dirigió los 11 partidos del segundo semestre en los que obtuvo cuatro victorias, cuatro empates y tres derrotas y quedó eliminado en el décimo lugar.

2008 – Siguió Vanemerak, pero solo estuvo 13 partidos y salió luego de la goleada 4-0 que sufrió en El Campín por el Boyacá Chicó, el 13 de abril. El equipo era décimo con 17 puntos   (4 partidos ganados, cinco empatedos y cuatro derrotas) y con posibilidades de clasificar, pero su situación se hizo insostenible. Lo reemplazó su asistente.

2008 – Bonner Mosquera, el jugador con más partidos jugados en la historia con la camiseta azul, tomó las riendas. En los cinco partidos que dirigió solo obtuvo siete puntos (dos victorias, un empate y dos derrotas) y con 24, una vez quedó eliminado.

2008 – Óscar Héctor Quintabani fue el elegido para el segundo semestre y tenía el respaldo de dos títulos seguidos con Nacional en 2007. Nada cambió, el equipo quedó eliminado en el primer semestre, pese a hacer 28 puntos (8 victorias, cuatro empates y seis derrotas, rendimiento del 51%).

2009 – Quintabani solo soportó 14 fechas más la gran presión que había en Millos tras 21 años sin títulos. 12 puntos de 42 posibles (28%) con apenas dos victorias, seis empates y seis derrotas, marcaron una nueva destitución. Lo dejó en el puesto 16, otro gran fracaso.

2009 – Nilton Bernal, otro campeón con la camiseta azul (1988) dirigió los últimos cuatro partidos de ese segundo torneo y solo consiguió cinco puntos (33%) con una victoria, dos empates y dos caídas. El equipo quedó en el puesto 15 con 17 puntos.

Esta historia continuará…

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo