Nadal reconquista Roma y el número dos del mundo

Por Publimetro Colombia

Roma, 21 may (EFE).- La arcilla roja de Roma devolvió al español Rafael Nadal lo que la tierra azul de Madrid le había quitado, y con el triunfo por 7-5 y 6-3 ante el actual mejor raqueta del circuito, el serbio Novak Djkovic, en la capital italiana, el balear reconquistó el cetro del torneo romano y el número dos del mundo.

Nadal no solo consiguió ganar al número uno del mundo, algo que le da alas para Roland Garros, que comienza el próximo 27 de mayo, sino que evita así a Djokovic en unas eventuales semifinales en París, ya que ambos quedarían en lados opuestos del cuadro, por lo que solo podrían volver a medirse en una nueva final.

Con la victoria de hoy, la sexta en Roma para Nadal, el balear suma además su 21 Masters 1.000 y supera al suizo Roger Federer, quien había llegado a esta cifra tras la victoria en la Caja Mágica de la capital española, con el que además arrebató momentáneamente el número dos al español.

Olvidada la tierra azul de Madrid, Nadal ha comentado siempre en Roma que se encontraba en un gran momento y su rival de hoy también afirmó que el español es el “mejor de siempre” sobre la tierra batida.

En un campo más pesado de lo habitual debido a la lluvia ambos jugadores iniciaron el partido muy igualados, jugando a ver qué hacía el rival más que al ataque.

La primera rotura llegó en el quinto juego, con lo que Nadal se ponía un juego arriba, aunque el tenista de Belgrado se lo devolvió llevando el marcador a la paridad

Nadal, evidenció problemas con su primer servicio, en el que logró una efectividad poco superior al cincuenta por ciento, y jugó más defensivo, mientras Djokovic se mostró más irregular, intercalando golpes magníficos con errores de principiante.

Una actuación que le costó al balcánico tener que afrontar cinco pelotas de rotura, contra una sola de Nadal en la primera manga, que se cerró con el mallorquín un juego arriba (6-5) y sirviendo para adjudicarse el set tras haber quebrado el saque al tenista de Belgrado en un espectacular intercambio en la red.

A Djokovic se le vio nervioso al final de esta primera manga y rompió la raqueta por segunda vez en este torneo (ya lo había hecho en octavos ante el argentino Juan Mónaco) al ver cómo se le escapaba el primer set.

El resultado del primer parcial pareció tener efecto en los dos jugadores al inicio del segundo, con Djokovic cediendo de nuevo su servicio, y con Nadal que encadenaba su segunda rotura consecutiva, ganando seguridad en su juego.

A medida que la seguridad del mallorquín crecía, también aumentaba el nerviosismo del serbio, que evidenció problemas para aguantar los intercambios largos con Nadal y cometió muchos errores, un total de 41 en todo el encuentro, permitiendo que el balear conservara su servicio.

Con 3-5 en el marcador a favor del español y con el serbio al servicio, el de Manacor logró un punto sobre la línea que le daba la ventaja para la bola de partido, provocando las quejas del serbio que la daba fuera. Los nervios volvieron a poder con el de Belgrado que regaló el punto de la victoria al cometer una doble falta.

La victoria de hoy permite a Nadal recuperar su cetro de emperador de un torneo romano que ha ganado ya seis veces en los últimos ocho años y que la pasada edición le había arrebatado el serbio por un contundente 6-4 y 6-4.

Roma fue hoy el escenario del tercer choque de este año entre ambos tenistas – todos ellos finales – y suponía además romper el empate que mantenían aun esta temporada, con el serbio que se había impuesto en el cemento del Abierto de Australia y con el mallorquín que le ganó en la tierra batida de Montecarlo.

Era el enfrentamiento número 34 entre ellos y hasta ahora tenía un balance de 17 victorias de Nadal contra 14 del serbio, mientras que se habían enfrentado en 13 finales y hasta ahora Djokovic había ganado en siete de ellas.

Con la victoria de hoy Nadal aumenta su hegemonía sobre arcilla ante el serbio, pues el balear tenía un parcial de diez victorias contra las dos de Djokovic en el polvo de ladrillo.

Nadal se había coronado en cinco ocasiones en sus siete participaciones hasta ahora en la arcilla roja de Roma, mientras que para “Nole” era la quinta vez que disputa este torneo, en el que ha llegado cuatro veces a la final.

En los últimos ocho años, solo Djokovic había conseguido romper con la hegemonía de Nadal, ya que además de la derrota que infligió al español el año pasado, también se coronó en 2008 ante el suizo Stanislas Wawrinka, en una edición en la que el balear sucumbió en la segunda ronda ante su compatriota Juan Carlos Ferrero.

Cristina Cabrejas y Eulàlia Blanchart

Roma, 21 may (EFE).- El español Rafa Nadal dijo hoy que la final del Masters 1.000 de Roma que ganó al serbio Novak Djokovic fue un partido “de muy buen nivel tenístico”.

“Ha sido un partido en el que ha habido alternativas, en el que él ha dominado por momentos, en el que yo he dominado por momentos. Creo que ha sido una muy buena final”, dijo a EFE el español, que tras su victoria de hoy escala del tercer al segundo puesto del ránking ATP.

Nadal valoró así el encuentro de hoy, después de que Djokovic considerara en rueda de prensa que el de Manacor “no había jugado sumamente bien”, pero que él había cometido “muchos errores”.

El español destacó que hay que “analizar las cosas con perspectiva” y afirmó: “Yo en Australia perdí. Creo que fue una gran final. Yo creo que hoy ha sido una buena final. Es verdad que ha habido momentos en que él ha cometido algún error, pero creo que he aguantado bien en todo momento”.

“¿Que habría podido jugar mejor? Sí y no. Las finales son muy complicadas. Yo estoy muy contento de cómo he jugado ésta, de cómo he jugado el torneo y creo que sería de una arrogancia terrible decir que no he jugado bien cuando he ganado el torneo sin perder ningún set”, dijo.

A este respecto, aseguró también que no se considera a sí mismo “tan bueno” para poder hacerlo “mucho” mejor.

Nadal subrayó, además, que se va de Roma con una gran satisfacción y con “la felicidad” de haber ganado un torneo “importante” para él, “ante un rival muy complicado” como Djokovic.

Sobre su escalada en el ránking ATP, donde ha reconquistado el número dos tras perderlo en favor del suizo Roger Federer, después de que el helvético se impusiera en el torneo de Madrid, Nadal dijo que se encuentra en una posición “correcta”.

“Estoy en la posición correcta en el ránking, soy número dos también en el ‘Race"”, aseveró.

Preguntado por la importancia a nivel psicológico de la victoria de hoy, Nadal señaló que “ganar es importante”.

“Cuando pierdes juegas con dudas”, comentó el tenista español, quien agregó que la confianza llega cuando se juega “a un buen nivel” y que espera seguir jugando como hasta ahora.

Roma, 21 may (EFE).- El número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic, consideró hoy tras su derrota en la final en el Masters 1.000 de Roma ante Rafael Nadal, que el español “no jugó sumamente bien”, mientras que él cometió “muchos errores”.

“En mi opinión él no ha jugado sumamente bien y yo he cometido, además, muchos errores”, declaró Djokovic durante la rueda de prensa posterior al encuentro, que se decidió a favor de Nadal por 7-5 y 6-3.

Con todo, se mostró satisfecho con el juego que ha exhibido durante su participación en el torneo romano y aseguró que irá a Paris con un “buen nivel de confianza”.

“He tenido muchas oportunidades pero ante un jugador como Rafa, el mejor en tierra de todos los tiempos, cuando no aprovechas las oportunidades, él toma el control del partido. Eso ha sido lo que ha sucedido al final del primer set. Después he cometido muchos errores, pero creo que en general, durante toda la semana, he jugado muy bien, especialmente las últimos tres partidos antes de París y esto me hace feliz”, manifestó el serbio.

Manifestó que Nadal es el favorito contra cualquiera cuando juega sobre tierra, aunque recordó que él le ganó el año pasado en dos ocasiones, en Madrid y en Roma.

“Creo que es el favorito también si juega contra mí. Incluso si le ganara siete veces seguidas, él seguiría siendo el favorito sobre arcilla. Es el mejor jugador del mundo sobre esta superficie y es muy difícil de batir, especialmente en el mejor de cinco (sets)”, declaró el tenista de Belgrado en alusión a la próxima cita de Roland Garros.

Explicó que sus dos victorias del año pasado ante Nadal en tierra (en Madrid y en Roma) le dieron “confianza” e “incluso el partido de hoy, que fue bastante igualado”.

“Hoy he perdido en dos sets pero sentía que tenía buenas oportunidades para ganar el primero. El partido fue bastante equilibrado. Vamos a París y veremos. Roland Garros dura dos semanas y hay que estar muy concentrado”, agregó.

Sobre la nueva rotura de su raqueta al final del primer set, Djokovic señaló que fue un reflejo de sus emociones en la pista: “Demuestro mis emociones buenas y mis emociones malas. Es quien soy, es lo único que puedo decir”.

Lamentó que ayer no se pudiera jugar a causa de la lluvia, sobre todo por los espectadores que habían acudido al Foro Itálico, pero recalcó que “no se daban las condiciones” y que existía el riesgo de lesiones.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo