La suspensión de la Eurocopa en Ucrania conduciría al aplazamiento del torneo, según la UEFA

Por Publimetro Colombia

Berlín, 30 abr (EFE).- Una eventual suspensión de los encuentros de la Eurocopa de fútbol en Ucrania, que comparte sede con Polonia, conduciría inevitablemente al aplazamiento del torneo, según el director de la UEFA para esa cita, Martin Kallen.

En el caso de que el campeonato europeo de selecciones nacionales no pueda celebrarse en Ucrania “solo habría una posibilidad: pensar en aplazar el torneo a otro año”, señala Kallen en declaraciones que publica hoy la edición digital del rotativo alemán Süddeutsche Zeitung.

Asimismo descarta la posibilidad de que los encuentros del torneo programados en Ucrania puedan trasladarse a corto plazo a Alemania, ya que una operación así “no se puede realizar en tan poco tiempo.

Kalle no entra sin embargo a valorar el boicot político que propugnan numerosos dirigentes alemanes contra Ucrania por el caso de la exprimera ministra encarcelada Yulia Timoshenko, ni los recientes atentados en aquel país.

“Observamos la situación con precisión. A diario”, declara, pese a todo, el alto funcionario de la UEFA, para quien, por el momento, no existen motivos para realizar cambio alguno en el programa del campeonato.

Sin embargo advierte de que “si la situación se hace peligrosa, no se celebraría”.

“Nosotros organizamos una fiesta del fútbol y no otra cosa”, añade.

El partido inaugural de la Eurocopa se jugará entre Holanda y Dinamarca el 9 de junio en la ciudad ucraniana de Charkow, en cuya cárcel cumple pena de siete años de prisión la disidente Timoshenko.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha decidido no acudir al torneo en el caso de que antes de su comienzo no haya sido liberada Timoshenko, según asegura el semanario Der Spiegel en su última edición.

Berlín, 30 abr (EFE).- El gobierno polaco mantiene un silencio expectante ante las amenazas de boicot político a la Eurocopa, cuya organización comparte con Ucrania y a la que no piensan asistir varios líderes europeos si hasta entonces no se resuelve la situación de la exprimer ministra Timoshenko.

Varsovia no se ha sumado hasta ahora a los pronunciamientos respecto al caso de Timoshenko, enferma y en huelga de hambre en la prisión mientras prosigue su juicio, pese a ser país especialmente afectado por la situación, en tanto que co-organizador del torneo.

Mientras desde Alemania se ejerce presión para lograr que se autorice el traslado de Timoshenko a Berlín, para ser tratada por el equipo médico de la clínica Charité, el gobierno polaco ha evitado pronunciarse al respecto.

Una suspensión de los partidos a disputar en Ucrania conduciría inevitablemente al aplazamiento del torneo, según advirtió el director de la UEFA para esa cita, Martin Kallen, en declaraciones hoy al diario “Süddeutsche Zeitung”.

En el caso de que el campeonato europeo no pueda celebrarse en Ucrania “solo habría una posibilidad: pensar en aplazar el torneo a otro año”, añadió, descartando la posibilidad de los partidos programados para Ucrania puedan trasladarse a Alemania.

Tanto la canciller alemana, Angela Merkel, como el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, entre otros líderes europeos, están decididos a no acudir a Ucrania durante el torneo, que se inaugura en seis semanas.

Merkel, entusiasta seguidora de la selección que entrena Joachim Löw, ha aconsejado además a sus ministros no acudir a la cita en protesta por el trato del régimen del presidente ucraniano, Viktor Yanukovich, a Timoshenko, revelaba ayer el semanario Der Spiegel.

La postura del gobierno alemán es ampliamente compartida por la oposición, que casi unánimemente se ha pronunciado a favor de un boicot político al torneo.

Según “Der Spiegel”, además de la Eurocopa peligra la celebración de la cumbre de jefes de Estado centroeuropeos convocada en mayo por Yanukovich en Yalta, en la ucraniana península de Crimea.

El presidente alemán, Joachim Gauck, ha suspendido ya su visita debido al caso Timoshenko, y parece que podrían sumarse sus homólogos de Austria, Eslovenia y las repúblicas bálticas.

El gobierno alemán y especialistas de la clínica Charité de Berlín, que han visitado varias veces a Timoshenko en prisión, se han ofrecido reiteradamente para que la opositora ucraniana reciba tratamiento médico en la capital alemana.

Al debate político se han sumado voces del ámbito deportivo, como el presidente del Bayern Múnich, Uli Hoeness, quien exige del presidente de la UEFA, el francés Michel Platini que se posicione sin tapujos ante el régimen de Yanukovich.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo