Los Spurs llegan imparables y los Grizzlies con la ventaja de campo

Por Publimetro Colombia

Houston (EEUU), 27 abr (EFE).- Los Spurs de San Antonio cerraron la temporada regular en la Conferencia Oeste con el décimo triunfo consecutivo, a pesar de no tener a sus tres mejores jugadores ni al entrenador Gregg Popovich, que dejó a sus asistentes para que hiciesen sus funciones.

Los Spurs respondieron con la victoria a domicilio por 101-107 ante los Warriors de Golden State y se quedaron con la mejor marca de la liga (50-16), empatados con lo Bulls de Chicago.

Si ambos llegasen a las Finales de la NBA, los Bulls tendrán la ventaja de campo porque ganaron el único partido de la temporada regular que ambos equipos disputaron.

Los Spurs aspiran a estar de nuevo en las Finales, pero antes tendrán que superar en la primera ronda a los Jazz de Utah (36-30), que fueron los últimos en clasificarse para los playoffs en el Oeste y se tuvieron que conformar con el octavo puesto.

Los Spurs llegan mucho más en forma, con un banquillo que mete miedo, y más después de haber descubierto que el base reserva australiano Patrick Mills, que ha salido en los dos últimos partidos por Parker logró marcas como profesional de 28 y 34 puntos, respectivamente.

Si los hombres altos de San Antonio controlan al dúo formado por el ala-pívot Paul Millsap y el pívot Al Jefferson la eliminatoria caerá sin problemas de su lado.

Más complicada e igualada estará la que disputan los Thunder de Oklahoma City (47-19), segundos clasificados, y los Mavericks de Dallas (36-30), séptimos, pero que llegan como campeones defensores del título de liga.

Los Thunder en la recta final de la temporada regular han perdido eficacia en su juego de equipo e individual, pero con alero Kevin Durant, de nuevo líder encestador de la liga, y el base Russell Westbrook, que también es una garantía en ataque, poseen todas las ventajas para superar a los campeones de liga.

Los Mavericks han perdido poder defensivo con la salida del pívot Tyson Chandler y el alero alemán Dirk Nowitzki no está en la versión de Jugador Más Valioso (MVP) si no en otro nivel inferior.

Los Lakers de Los Ángeles sufrieron para poder conseguir el título de la División Pacífico y quedar terceros en la Conferencia Oeste, pero cuando llega la fase final y en el campo van a tener al escolta Kobe Bryant, junto al ala-pívot Pau Gasol y al pívot Andrew Bynum, su valoración se incrementa y salen como claros favoritos frente a los Nuggets de Denver.

Los Lakers (41-25) llegan descansados al primer partido de la fase final que disputaran el domingo en el Staples Center y el mismo establecerá si los nuevos y reconstruidos Nuggets (38-28) pueden competir con posibilidades de dar la sorpresa y eliminar al equipo que busca el sexto anillo de campeón con Bryant.

La estrella de los Lakers sabe que cada temporada que pasa sus opciones de luchar por un título de liga se reducen y de ahí que inclusive renunciase a luchar por el título de máximo encestador de la liga en favor de descansar y llegar en mejor condición física a la eliminatoria contra los Nuggets.

“Es el objetivo que este equipo tiene en cada comienzo de temporada, el de luchar por el título de liga, y esta año no va a ser una excepción”, comentó Bryant después que concluyó el partido que su equipo disputó y perdió por 113-96 ante los Kings de Sacramento.

Mientras que sus vecinos, los Clippers (40-26), que los presionaron en la lucha por arrebatarles el título de la División Pacífico, al final se vinieron abajo y perdieron los dos últimos partidos de la temporada regular que les costó también el quedarse sin la cuarta mejor marca de la Conferencia Oeste.

Los grandes triunfadores fueron los Grizzlies de Memphis, que se lo arrebataron con un gran baloncesto de equipo que les permitió conseguir seis triunfos consecutivos y concluir la temporada regular con marca de 41-25 y por primera vez en la historia de la franquicia ser cuartos cabezas de serie en la fase final.

Su mejor clasificación anterior había sido la quinta posición que lograron en la temporada del 2006 cuando tenían en sus filas a Pau Gasol.

Mientras que ahora ha sido su hermano Marc, el pívot titular indiscutible del equipo, el que ayudó de manera especial a lograr una nueva marca en la historia del equipo, que desea también volver a estar cuando menos en las semifinales de la Conferencia Oeste como logró la pasada temporada.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo