114-106. Bryant y Gasol salvan a los Lakers y los acercan al título

Por Publimetro Colombia

Redacción Deportes EE.UU., 22 abr (EFE).- El escolta Kobe Bryant y el español Pau Gasol fueron los pilares en los que se apoyaron Los Ángeles Lakers para imponerse, tras una doble prórroga, por 114-106 a los Thunder de Oklahoma City.

Bryant, que concluyó el partido con 26 puntos, anotó seis consecutivos en la segunda prórroga que rompieron el marcador para colocar por delante a los Lakers 108-102, diferencia que ya resultó insuperable para los Thunder.

Gasol, que se quedó a las puertas de lo que hubiese sido su segundo triple doble de la temporada, y el base Steve Blake anotaron una canasta de dos puntos y un triple, respectivamente, que pusieron a los Lakers por delante en la segunda prórroga y comenzaron a abrir el camino de la victoria.

Los Lakers tienen marca de 41-24 y se mantienen líderes de la División Pacífico con un juego de ventaja sobre Los Ángeles Clippers (39-24)

Bryant, que no comenzó acertado el partido al sumar sólo cinco puntos en el primera parte, reaccionó en la segunda y concluyó el partido como máximo anotador con 9 de 26 tiros de campo, incluidos 2 de 3 triples y 6 desde la línea de personal.

El escolta estrella de los Lakers, que jugó su segundo partido después de haberse perdido siete con una lesión, también aportó ocho asistencias y seis rebotes.

Pero fue Gasol el que mantuvo al equipo en el partido y, además, completó otra gran labor individual y de conjunto al concluir con un doble-doble de 20 puntos, 14 rebotes y nueve asistencias en los 49 minutos que jugó, los mismos que Bryant.

El jugador de Sant Boi anotó 7 de 18 tiros de campo, falló dos intentos de triples, y encestó 6 de 8 desde la línea de personal, recuperó dos balones y puso un tapón.

Gasol, que llegó a los 41 dobles-dobles en lo que va de temporada, el pasado miércoles ante los Warriors de Golden State logró su primer triple-doble de la temporada, quinto como profesional.

La gran sorpresa positiva para los Lakers fue el juego desplegado por sus teóricos reservas. Así, el pívot Jordan Hill jugó su mejor partido desde que llegó traspasado en marzo por los Rockets de Houston y Blake.

Hill sorprendió con un doble-doble de 14 puntos, 15 rebotes y tres tapones, que compensaron el pobre partido que volvió a tener el titular Andrew Bynum.

Mientras que Blake logró 13 puntos, incluidos tres triples de cinco intentos, capturó cinco rebotes y repartió tres asistencias.

El alero Metta World Peace aportó 12 puntos antes de ser expulsado en el segundo cuarto al dar un codazo intencionado al escolta James Harden y que obligó al jugador de los Thunders a salir del campo para ser atendido y no volver a la cancha.

La expulsión de World Peace, que podría recibir una fuerte sanción, hizo que el entrenador de los Lakers, Mike Brown, se decidiese por Hill. Su decisión resultó perfecta para el resultado final del partido.

Los Thunder, que se alejan de la mejor marca de la Conferencia Oeste y de la liga, volvieron a mostrarse irregulares en los tiros a canasta y sus estrellas, Durant y el base Russell Westbrook, fallaron 42 de 56 tiros de campo.

Durant aportó 35 puntos (11-34, 4-10, 9-10) y ocho rebotes, pero falló en los momentos decisivos y lo mismo sucedió con Westbrook, que se quedó con sólo 14 puntos (3-22, 0-4, 8-8), aunque logró los dos tiros de personal que forzaron la prórroga al concluir el tiempo reglamentario.

El ala-pívot congoleño nacionalizado español Serge Ibaka fue el jugador más completo y consistente que tuvieron los Thunder al aportar un doble-doble de 18 puntos, 14 rebotes y siete tapones, quedándose como Gasol a las puertas de lo que hubiese sido su segundo triple-doble de la temporada.

Ibaka jugó 46 minutos en los que anotó 9 de 16 tiros de campo, falló un tiro de personal, capturó 12 rebotes defensivos y dos ofensivos, y recuperó un balón, que esta vez no pudieron salvar a los Thunder.

Los Thunder (46-18), que siguen segundos en la Conferencia Oeste, pero un juego por detrás de los Spurs de San Antonio (46-16), dominaron los tres primeros periodos del partido con parciales de 47-52 en el descanso y 61-77 al concluir el tercero, una ventaja de 16 puntos, que al final no fue suficiente para evitar la derrota.

Ficha técnica:

114 – Los Ángeles Lakers (20+27+14+30+6+17): Sessions (8), Bryant (26) Bynum (10), Peace (12), Gasol (20) -cinco inicial-, Barnes (3), Blake (13), Hill (14) y Ebanks (8).

106 – Oklahoma City Thunder (26+26+25+14+6+9): Westbrook (14), Sefolosha (6), Perkins (4), Durant (35), Ibaka (18) -cinco inicial-, Fisher (5), Mohammed (-), Ivey (-), Collison (6), Cook (4) y Harden (14).

Árbitros: Olandis Poole, Greg Willard y Gary Zielinski. No señalaron faltas técnicas. Expulsaron en el segundo periodo a Peace, de los Lakers. No hubo eliminados por personales.

Incidencias: Partido de la jornada de baloncesto profesional de la NBA, que se disputó en el Staples Center, en Los Ángeles, ante 18.997 espectadores.

Redacción Deportes (EEUU), 22 abr (EFE).- El mundo de la NBA ha condenado de forma unánime la agresión que el alero Metta World Peace, de Los Ángeles Lakers, protagonizó contra el escolta James Harden, de los Thunder del Oklahoma City, en el partido que ambos equipos disputaron hoy en el Staples Center.

World Peace (cuyo nombre real es Ron Artest), el mismo que protagonizó una batalla campal con espectadores de los Pistons de Detroit en las gradas del Palace de Auburn Hills, en noviembre del 2004, cuando jugaba con los Pacers de Indiana, volvió a mostrar su lado violento al propinarle un codazo brutal e intencionado a Harden en la parte lateral posterior de la cabeza que lo dejó nocáut por unos minutos.

La acción, antes que concluyese la primera parte, fue todavía más injustificable para World Peace (Paz Mundial, en español) porque la hizo cuando regresaba a su campo exultante tras haber hecho un mate y mejor estaba jugando al haber anotado 12 puntos y era líder de los Lakers.

Pero al hacer contacto con Harden, que se cruzó en su camino, World Peace reaccionó de forma violenta y los árbitros después de darle una falta flagrante y revisar el vídeo lo expulsaron automáticamente.

Harden no pudo seguir en el partido y los Thunder creen que podría tener los efectos de una conmoción cerebral, lo que supondrá que podrían perderlo para los primeros partidos de la fase final, algo que ha indignado a todos dentro de la plantilla del equipo de Oklahoma City.

El entrenador de los Thunder, Scott Brooks, que lo que más le preocupaba era la salud de Harden. “Es una mala acción que por nada del mundo se debe permitir ni tan siquiera justificar como ha hecho World Peace con un comunicado falso y sin sentido”, declaró Brooks.

Brooks dijo que conocía a Ron, de cuando se llamaba Ron Artest y luego se cambió por el actual, y que desafortunadamente volvió a ser él protagonista de una acción “inaceptable”.

World Peace dio a conocer un comunicado al concluir el partido en el que admitió que estaba muy exaltado después del mate, pero el que el codazo fue sin intención, todo lo contrario de lo que muestran las imágenes de televisión, que se ve que lo da a propósito y con toda la fuerza posible.

World Peace también en el comunicado desea que Harden esté bien, que no tenga ningún problema mayor y que pueda ayudar a los Thunder a luchar por un título de liga.

Sin embargo, el ala-pívot congoleño nacionalizado español Serge Ibaka, compañero de Harden, cuando declaró que World Peace también quiso pelear con él.

“En mi vida había visto algo parecido y tan vergonzoso en directo, lo observé todo, y el golpe fue brutal, fue algo sorprendente”, declaró Ibaka. “Me fui rápido hacia él (World Peace) a preguntarle por qué había hecho tal cosa y su respuesta que quería seguir peleando, no sé en qué estaba pensando, no tengo ni idea”.

World Peace, en su Twitter, señala que él también recibió en un partido contra los Grizzlies de Memphis un codazo de Marc Gasol, sangró y tuvo dolor de cabeza todo el encuentro.

La reacción de World Peace no ha gustado tampoco a nadie fuera de los dos equipos y el más crítico de todos ha sido el legendario Magic Johnson, comentarista de televisión con la cadena ABC, que trasmitió el partido, y al analizar las acciones del jugador de los Lakers dijo que eran “inadmisibles y una vergüenza”.

“No hay excusas posibles, es un jugador de los Lakers, lo estaba haciendo fenomenal, y su reacción fue violenta, sin justificación, y toda una vergüenza para la organización a la que siempre representaré allí donde esté”, subrayó Johnson. “El castigo de la NBA debe ser ejemplar, por nada del mundo se debe permitir que el baloncesto sea convierta en el hockey sobre hielo de la NHL”.

Mientras que World Peace, después de haber logrado importantes avances en mejorar su imagen de la pésima que dejó en el 2004 cuando fue sancionado con 86 partidos de suspensión por su participación en la pelea del Palace de Auburn Hills, se vuelve a encontrar en el peor escenario posible para recibir otro castigo ejemplar. EFE

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo