La expulsión del "Chato" Velásquez

La escena de un árbitro que se tiene que ir de la cancha por haber expulsado a un jugador ya había ocurrido en Colombia. Fue en 1967 nada menos que con Pelé como protagonista.

Por Publimetro Colombia

El episodio de hoy en Tenjo en el que el árbitro Mario Herrera abandonó el campo en el que Santa Fe y Bogotá jugaban un partido amistoso ante la incormidad de jugadores, técnicos y directivos por su decisión de expulsar cuando apenas comenzaba el encuentro a tres jugadores rojos tiene un antecedente.

Fue el 17 de julio de 1967, día en el que jugaron en el Campín la selección y el Santos de Pelé. Sucedió que Colombia hizo gol e inmediatamente Pelé le protestó al juez, Guillermo “el Chato” Velásquez por un suspuesto fuera de lugar. La respuesta de Velásquez fue con tarjeta roja.

La expulsión de su capitán sirvió para que todo el plantel del Santos se le fuera encima al juez. “Recibí patadas, puños, cachetadas de cuatro y cinco al tiempo…Nunca me habían dado tan duro y eso que practiqué algo de boxeo en mi juventud”, declaró el “Chato” tiempo después.

Con su ojo izquierdo amoratado, Velásquez tuvo que retirarse del gramado y aseguró estar impedido para seguir dirigiendo. La tribuna mientras tanto presionaba para que regresara “o Rei”, por quien habían pagado la boleta. Finalmente se decidió que uno de los jueces de línea reemplazara al maltrecho juez mientras este abandonaba el estadio para radicar una denuncia en una estación de polícía contra los brasileños.

Tiempo después Pelé declaró que esta fue la única expulsión de su carrera  y que el juez colombiano lo confundió con uno de sus compañeros verdadero responsable del insulto.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo