Vidas paralelas

A los técnicos de los equipos finalistas de la Liga Postobón los une su pasado en las canchas.

Por Publimetro Colombia

La disputa que sostuvieron José “Cheché” Hernández  y Pompilio Paéz al terminar el partido de ida de la final de la Liga Postobón  (Páez protestó por los constantes llamados de su colega a la tribuna para que apoyara su equipo, a lo que Hernández respondió con insinuaciones sobre “técnicos que cobran a los jugadores por alinearlos”)  registra antecedentes.

Y es que ambos estrategas coincidieron en las canchas en la década de los 80, los dos fueron jugadores recordados más por su temperamento que por su talento y al retirarse, sus carreras tuvieron un desarrollo similar.

Mientras que Páez desarrolló la mayor parte de su carrera en el Pereira, con un paso por el América cuando a este equipo lo dirigía Gabriel Ochoa Uribe, Hernández fue bastión del medio campo de Millonarios hasta 1986, año en que fue transferido al Deportivo Cali.”Cheché” es recordado por su temperamento y sus continuas salidas de casillas en la cancha  que le permitieron encabezar durante varios años la lista de los jugadores con más tarjetas rojas a cuestas.

“El viejo Pompi”, no fue expulsado tantas veces, pero sí recibió más de una amarilla resultado del juego recio que lo caracterizó. Páez es el jugador que hasta le fecha registra más apariciones con la camiseta matecaña.

Al retirarse, ambos optaron por la dirección técnica y aquí “Cheché” tomó ventaja. En 1998 fue campeón con el Cali y un año después lo llevó  a disputar la final de la Copa Libertadores contra Palmeiras, perdiendo en la definición desde los doce pasos . Tras este éxito, los triunfos le fueron esquivos: dirigió sin éxito a Nacional y Millonarios y también a la selección de Panamá. Fue asistente de Jorge Luis Pinto en su malogrado paso por la selección Colombia entre 2007 y 2008. Regresó sin mayor suceso al Cali y sólo hasta ahora ha vuelto a encontrarse con los triunfos.

Páez, por su parte, debutó en la raya como técnico del Cortuluá en 2003. Luego acompañó a su amigo Juan Carlos Osorio cuando este desembarcó en Millonarios proveniente del fútbol inglés en 2007. Cuando este regresó al FPC el año pasado al Once Caldas, le volvió a pedir que fuera su asistente.

Ambos volverán a verse las caras este miércoles volverán y serán sus dirigidos los encargados de dirimir el encontronazo entre dos viejos zorros del FPC.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo