Se fugaron de la cárcel y dejaron muñecos de trapo en las celdas

Por Luz Lancheros

Una cárcel de alta seguuridad en Nueva York fue el lugar donde se produjo una de las fugas más insólitas : dos de sus presos más peligrosos se fugaron dejando simples almohadas en forma de muñeco y un post it. Este decía “tengan un buen día”.

Richard Matt, de 48 años y David Sweat, de 34, estaban detenidos por asesinato. El primero mató a su jefe a golpes, en 1997. Tenía una condena de 25 años a cadena perpetua. El otro asesinó a Kevin Tarsia, ayudante del sheriff del condado de Broome. Por eso lo condenaron a cadena perpetua sin libertad condicional.

Se ofrece cien mil dólares por información que permita capturarlos. Y no es para menos: su fuga fue espectacular. Abrieron un hueco en la pared trasera de acero que separaba sus celdas contiguas. Luego treparon por una pasarela a más de seis pisos de altura y llegaron a una series de túneles que los llevaron a la alcantarilla. De ahí salieron a una calle cercana hasta llegar a 30 kilómetros de la frontera en Canadá.

Es la primera fuga que se produce en un centro de alta seguridad en 150 años. Ahora los buscan más de 200 agentes con perros y helicópteros, reportó el portal NBC.

En la galería: criminales tontos. Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen “ampliar galería”  y luego “mostrar texto”.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo