Vivir sin amor es posible, sin papel higiénico es imposible

Por Miguel Velazquez

Necesitar de manera urgente un sanitario es una de las sensaciones más horribles en la vida, sobre todo si nos encontramos fuera de nuestro hogar. El problema se vuelve enooorme cuando, después de haberlo utilizado, volteamos y… no hay papel higiénico.

A pesar de lo sustancial que es en nuestra vida, el papel higiénico es un invento relativamente nuevo que vino a resolver de manera definitiva una de las necesidades más antiguas del ser humano.

Según el portal Culturizando.com, a través de la historia han existido diversas maneras de solventar el problema que implica terminar de hacer… lo que tenemos que hacer. Por ejemplo, mencionan que fue en el siglo IX cuando aparecieron registros de que las personas utilizaban agua y hojas de lechuga para limpiarse.

En la Antigua Roma comenzó a practicarse la limpieza como un hábito, incluso se menciona registro de una esponja amarrada a un palo y sumergida en agua salada que estaba a disposición de los usuarios en los baños públicos. Sí, efectivamente, era compartida por todas las personas que se encontraban ahí. Tétrico.

A pesar de que los inodoros fueron inventados, tal cual como los conocemos, en 1596 por el escritor John Harrington para la Reina Elizabeth I de Inglaterra, no fue hasta 1857 que el papel higiénico comenzó a circular de manera comercial.

Y a pesar de todo, existe una cultura que aún no quiere saber nada sobre el papel sanitario. Según el portal Mentalfloss.com, en la India se utiliza el método de “la mano izquierda y un recipiente con agua” ya que consideran que es más limpio hacerlo de esa forma. Claro, los turistas pueden utilizar papel sanitario.

Lea también

Señales que indican que usted fue un ‘darketo‘ en los 90

Cosas que le indican que usted fue o es un ‘chirrete

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo