Vaya a que le receten una pastilla de popó

Por PUBLIMETRO

No, no se trata de las grageas de Harry Potter, sino un descubrimiento de científicos canadienses que probaron en 27 pacientes enfermos con virus estomacales graves, pastillas hechas con materia fecal de pacientes sanos. El resultado fue positivo y sí, si no se explica puede llegar a ser algo poco repugnante.

Hace un tiempo, para combatir enfermedades de este tipo se usaba un potente antibiótico, sin embargo esta medicina destruía tanto las bacterias perjudiciales, como las buenas y esto causaba aún más problemas. Se descubrió, entonces, que si se hacía un trasplante de heces de una persona saludable, el enfermo no solo se curaba, sino que quedaba con bacterias buenas. Sin embargo, este tipo de tratamiento resultaba muy caro.

Fue por eso que un grupo de investigadores de la Universidad de Calgary encabezado por el doctor Thomas Louie separó en el laboratorio las partículas benéficas de la materia fecal de las personas saludables. Según Louie no hay rastros de nada desagradable, solo están las bacterias escogidas.

Así las cosas, no se escandalice si le recetan pastillas de popó, recuerde que es por su bien y olvide que están hechas, en realidad, de materia fecal.

Lea también

GALERÍA: 25 cosas que probablemente no sabe de ‘Friends’

FOTOS: Personas que tienen peores trabajos que usted

MÁS #DELAMENORIMPORTANCIA

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo