Cultura

‘Ainbo, la guerrera del Amazonas’, una película que invita a cuidar las selvas

*Con una representación fidedigna del llamado “pulmón del mundo”, esta cinta logra contar una historia inspiradora, divertida y con un importante mensaje de conservación. *La cinta ya se puede ver en salas de cine del país

Los hermanos Zelada, peruanos fundadores de Tunche Films, presentan esta película animada en un momento donde la preservación de Amazonas es cada vez más urgente. En esta historia, Ainbo se enfrentará a los problemas que enfrenta su región de la mano de los animales y la magia propia de la selva. Esto fue lo que nos contaron José y Sergio Zelada, director y productor de esta cinta, respectivamente.

Para esta película, encontramos que querían dar su versión de lo que verdaderamente es el Amazonas, ¿qué cosas de la representación amazónica les parecían desacertadas de otras películas y producciones inspiradas en la región?

José Zelada: La verdad, no vi muchas películas sobre el Amazonas, creo que Disney sacó una pero todavía no la estrenan. Algunas películas que he visto con representaciones latinoamericanas tienen mucha falencias en los detalles de diseño, no son básicos de la cultura latinoamericana, ya sea amazónica u otra. Lo que tratamos de relatar acá fue basándonos realmente en el diseño de una de las tribus para que fuera el origen del nacimiento de ese personaje. Nosotros venimos del entorno amazónico y nos basamos en principios reales de esa zona, de las costumbres, la arquitectura, etc., y lo complementamos para que le dé una imagen diferente, pero basados en lo real. Hemos sido fieles a eso.

Sergio Zelada: Por ejemplo yo veo que hay cosas atemporales, o geográficamente incorrectas. Hay una película de Indiana Jones donde se veía, por ejemplo, que llegaba Indiana Jones a Perú, a Lima, y había un mariachi recibiéndolos (risas), llegaban en bus, de fondo se veía Machu Picchu… o sea, es una mezcla de todo Latinoamérica en un solo país. Esa cosa es un poco incorrecta. Algunas cosas se pueden pasar por alto por temas de contar la historia, pero al igual que no he visto muchas referencias del Amazonas. Vamos a ver qué pasa con Encanto, que es basada en Colombia.

¿Qué significa el nombre de Ainbo? ¿Tiene alguna connotación especial?

J. Z.: Sí, Ainbo significa mujer en el idioma shipibo, que es la tribu donde existirá esta historia. Quería reforzar bastante el empoderamiento del personaje femenino, y no solamente como género, sino en el nombre mismo: ‘mujer’ en todos lados.

De todas las historias mitológicas y cosmogónicas que existen sobre el Amazonas, ¿cuál es su favorita?

J. Z: Para esta película nos inspiramos en varias, mi mamá nació en esa tribu, del mismo universo shipibo, de una parte de la selva, y hay muchas leyendas. A mí personalmente me gusta mucho la del bufeo colorado, este delfín rosado que se convierte en hombre para enamorar a las chicas en su juventud. Así, busca seguir manteniendo su raza; mitad bufeo, mitad humano. Es una historia muy linda, y parte de la historia principal de Ainbo iba a ser esa. Pero lo llevamos por otro lado. Igual, en la película vemos la leyenda de la Motelomama, que es la tortuga gigante que supuestamente carga toda la Amazonía en su caparazón. Es un espíritu poderoso, los espíritus son las madres de la selva. Hemos agarrado un poco de cada leyenda.

S. Z.: Yo he podido leer que la Amazonía colombiana tiene leyendas familiares a las nuestras, compartimos tribus, aunque quizás con diferentes nombres.

¿Qué mensaje esperan dejarle a las familias que vean la película, de todos los que podemos obtener de la historia?

J. Z: Principalmente, creo que un mensaje de consciencia, que llegue a través de este recurso tan lindo que es el cine. Que no solamente sea un momento bonito de diversión, porque el mensaje va ahí, es tomar consciencia de lo que de verdad está pasando en la selva. Es lo único que tenemos en el mundo, la Amazonía. La naturaleza es vida, tenemos que protegerla y todo lo que está adentro es una sola vida, tenemos que respetarla, entenderla y convivir con ella, además de transmitir el mensaje. La devastación es terrible.

S. Z.: Una de las cosas que más nos impactó cuando empezamos a pensar en esta historia, fue que vimos una foto aérea de los 90, y luego vimos una foto de antes de empezar todo este rodaje y hay una mancha marrón gigantesca de lugares que están depredados que ya no tienen retorno, que están envenenados. Nos pareció que esto merecía un mensaje importante.

Hoy en día está de moda el llamado turismo ecológico, ¿qué opinión tiene sobre este y su repercusión en el Amazonas?

J. Z: Te pongo como ejemplo una zona de acá de Perú, de la selva, donde hay uno de los parques naturales más grandes del mundo. Me impactó mucho cuando fui, como persona que ha recorrido la selva y ha visto la devastación, esta parte de la selva que hace el turismo ecológico me gustó muchísimo porque prohibía los motores de botes, así como todo lo que fuera motor diésel que pudiera contaminar. Se recorría en varios días lo que en motor se recorrería en horas. Creo que el turismo ecológico permite tomar esa consciencia, no solo es visitar zonas que pueden inspirar a respetar las partes naturales del mundo. Pero además debe ser un turismo responsable desde el mínimo ítem, como no llevar bolsas, sorbetes, etc. No solo es ir e infringir faltas contra la naturaleza; es asumir la responsabilidad.

S. Z.: Lo que dice Jose es verdad, hay lugares donde la consciencia es muy marcada, donde uno solo es espectador pero no debe dejar huella en la naturaleza. Debemos retirarnos dejarlo todo como lo encontramos.

‘Ainbo, la guerrera del Amazonas’, una película que invita a cuidar las selvas

Tags

Lo Último


Te recomendamos