logo
Cultura
Nomadland / Frances McDormand en Nomadland
Cultura 26/04/2021

‘Nomadland’, una historia de amistad y sanación en carretera

*La directora Chloé Zhao hizo historia con esta película, que se llevó 3 premios Óscar por contar las vidas reales de quienes viven en sus vehículos. *La cinta llega a salas de cine del país el próximo 1 de mayo.

Basada en la novela de Jessica Bruder, Nomadland: Surviving America in the Twenty-First Century, esta película nos lleva en una van por el oeste de Estados Unidos. Tan romántico como pueda sonar, en medio de paisajes dignos de postal, Nomadland es también un retrato femenino donde hay un encuentro con la realidad de las personas que viven en sus autos. Este roce entre la ficción y lo documental, con la actuación magistral de Frances McDormand y la dirección de la cineasta china Chloé Zhao, le valieron tres estatuillas de la Academia a la película (mejor director, mejor cinematografía y mejor actriz principal) en la pasada gala del 25 de abril.

Nomadland sigue la historia de Fern (Frances McDormand), una mujer de 61 años que se queda sin trabajo luego de que la constructora para la que trabaja cierre sus operaciones en la ciudad de Empire (Nevada, Estados Unidos). Luego de haber enviudado, Fern no tiene nada que la ate a esta ciudad. Tampoco tiene una pensión, y decide vender sus pertenencias para viajar por el país y buscar trabajo por temporadas.

En el camino, Fern consigue algunos trabajos y se hace amiga de otros nómadas, como Linda May, Swankie, Bob Wells y David (interpretado por David Strathairn), personas mayores en situaciones similares a la suya. Todos ellos le comparten diferentes lecciones de supervivencia, y le recuerdan que existen personas cálidas dispuestas a preocuparse por ella, incluso en la austeridad absoluta. También, aunque hay personas cercanas que quisieran ayudarla económicamente, a lo largo de la cinta veremos cómo Fern está determinada a aprender a vivir por su cuenta en carretera, haciendo un duelo que está presente en sus silencios y su necesidad de soledad. Nomadland, de cierta forma, es una historia sobre la amistad y el cuidado del otro sin la necesidad de crear apegos ni dependencias, ni de esperar nada a cambio.

Los nómadas que prestaron sus historias para Nomadland

Linda May, Bob Wells y Swankie son, de hecho, verdaderos nómadas y se interpretaron a sí mismos en esta producción. Linda May, precisamente, prestó parte de su historia de vida para el libro que inspiró la cinta.

“Había tenido muchos empleos y ocupaciones, y terminé como cajera aunque tengo títulos en tecnología y gestión de la construcción. Trabajaba solo medio tiempo, lo que no era suficiente para mantenerme. Ese trabajo no me estaba llevando a ningún lado. Además quería independencia. Nunca sentí que vivir en la carretera fuera riesgoso, sentía que era la puerta de ingreso a un estilo de vida mucho mejor para mí”, contó May en una entrevista a la que tuvo acceso PUBLIMETRO.

Bob, otro de los nómadas que aparece en la cinta, es uno de los grandes mentores de estas comunidades viajeras, donde hay una constante reflexión en torno al significado de la vida y la eterna competitividad a la que estamos sometidos. De hecho, Bob tiene un canal de YouTube donde enseña a vivir en una van.

“Una vez que uno supera el shock inicial de no ser más productivo, el estrés va desapareciendo y uno entra otra vez en contacto con su propia humanidad en el camino”, cuenta este hombre, que se hizo nómada cuando cumplió 40 años: “entre estas personas que uno conoce hay como una comodidad, una actitud relajada, no defensiva, que no es fácil de encontrar entre la gente ‘normal’. Hay una conexión. Creo que la vida civilizada se basa en la competencia, y eso en las carreteras desaparece. Se vuelve una vida basada en la cooperación, y eso lo cambia todo a nivel emocional y mental. Es una conexión entre humanos. Todo se reduce al amor incondicional: ‘me importas y no hay un motivo para ello’, se trata de no esperar nada de la otra persona”.

Por último, Swankie compartió cómo es que la vida en carretera “es la mejor vida” que ha tenido. “Nunca fui tan feliz y nunca mis ingresos dependieron más de mis decisiones. Puedo irme a otro lado mañana si quiero. Tengo mejor salud que nunca antes en mi vida, tengo 76 años, todas las partes de mi cuerpo funcionan, todo está bien…¡y soy libre!”, aseguró.

Chloé Zhao, un nombre para la historia

Zhao Ting, por su nombre de pila, nació en Pekín hace 39 años. Su familia migró a Gran Bretaña, y después ella se mudaría a California, donde se encontraría con la decepción de quienes buscan el “sueño americano”, pero se topan con la precariedad laboral y los elevados costos de vida. Zhao estudió dirección de cine en la Universidad de Nueva York, y su sensibilidad como directora, productora y guionista comenzó a verse desde su ópera prima, Songs My Brothers Taught Me (2015). Luego de ello vendría la celebrada The Rider (2017), que fue nominada en Cannes, y pasaron tres años más para que se terminara de afianzar en las grandes ligas de la Academia de Hollywood con Nomadland, que este 2021 ha ganado más de un centenar de premios en diferentes festivales del mundo.

A pesar de que su ascendencia china encaja perfectamente con la agenda de inclusión en los Óscar, Chloé Zhao no es una favorita del Gobierno chino, pues en algunas entrevistas ha dicho que su país de nacimiento es un lugar “lleno de mentiras”. Este comentario le ha valido la censura, pero también el espaldarazo de Estados Unidos y la Academia, donde hace historia como la segunda mujer en ganar el Óscar a mejor directora luego de Kathryn Bigelow (The Hurt Locker, 2010).