La muerte y la pobreza: los temas que usa Primo Rojas para hacer reír al público

Los miércoles y jueves, a las ocho de la noche, presenta en Casa e su montaje 'De cómo un pobre entierra a la mamá'.

Por Lizeth Cadena

Puro humor negro. Así es De cómo un pobre entierra a la mamá, un montaje de Primo Rojas que por estos días se presenta en Casa e. De una forma estúpida y hasta grotesca, esta obra muestra dos temas tabúes de nuestra sociedad: la pobreza y la muerte. Hablamos con el comediante acerca de esta, sus inicios y su transformación a lo largo de los años.

La obra surgió de una manera completamente accidental…

Originalmente fue un ejercicio teatral que yo me inventé para los alumnos cuando dirigía el taller de narración oral en la Universidad Nacional. Sin embargo, este trabajo se presentó ante el público de una manera inesperada y a partir de ese momento ha tenido una reacción generosa y muy divertida por parte de la gente.

Por el título no es muy difícil saber lo que va a pasar en la obra, pero la sorpresa llega con la manera de narrarla…

En principio el nombre de la obra parece demasiado burdo y absurdo, inclusive, grotesco. Sin embargo está hecha de tal manera que la gente se adhiere, porque es extraordinariamente divertida.

Es tan estúpida la narración que realmente pierde toda su posible capacidad de ofensa. Creo que la mezcla de un lenguaje muy sofisticado que en principio corresponde a la literatura del siglo XIX, con el lenguaje popular de la calle de nuestra actualidad, genera un coctel bastante interesante que llama la atención de los espectadores.

La obra no es la misma, se ha transformado. ¿Qué le ha agregado o quitado?

Al montaje original le adicioné un prólogo que en un comienzo no existía. Se lo agregué porque consideré que era muy importante que el público supiera qué y cómo había surgido De cómo un pobre entierra a la mamá.

A lo largo de los años he hecho pequeñas modificaciones, en partes en las que yo creía que la obra tenía ciertas debilidades, pero realmente han sido detalles muy pequeños que no alteran la estructura.

Parte de mi preocupación cuando presento una obra que lleva más de diez años es qué permanencia puede tener, pero sobre todo, si puede llegar a otras generaciones. Y bueno, hasta el momento el trabajo se entiende y se sigue entendiendo a pesar de los cambios, y para mí eso es un regalo de los dioses.

“El verdadero humor produce un sensación de libertad y de relajación en las personas. Así lo pienso cuando estoy construyendo un nuevo proyecto”, Primo Rojas.

La historia va desde que Jerry, el protagonista, conoce la noticia de la muerte de su mamá, hasta su entierro, todo contado de una manera real pero al mismo tiempo exagerada. ¿Siempre pensó que ese debía ser el rumbo que debería tomar el relato.

Sí, claro. Siempre he considerado que en la medida en que uno tenga capacidad para afrontar la muerte, es una persona más racional y acorde a la realidad, ha crecido mental y espiritualmente para enfrentar un hecho tan dramático y doloroso.

Pero cuando hay una irracionalidad absoluta, aparecen esas deformaciones escandalosas, que llevan al ridículo y al absurdo. Jerry, el protagonista de la historia, es el encargado de mostrar todo lo que he dicho y de llevar todo el agua sucia. Sin embargo, al final trato de reivindicarme dándole un final feliz.

¿Qué es lo primero que piensa a la hora de crear un montaje?

Cuando uno mira la realidad no debe hacerlo desde la parte emocional, porque si lo hace, la vida y el mundo se vuelven una tragedia. Sin embargo, cuando la vemos desde lo racional, uno solo ve la mecánica, y allí aparece lo absurdo, y es lo absurdo lo que produce risa. Ese es mi primer pensamiento.

Siempre ha dicho que los buenos montajes nacen de la experiencia personal…

A mí siempre me ha parecido importante, particularmente en el teatro, que haya una enorme afinación emocional, que haya muchos puentes de comunicación. Esto se produce cuando uno revisa sus propias experiencias humanas, que finalmente son las mismas del resto, por ejemplo, el amor, el dolor y el ridículo.


Otras obras de Primo Rojas

  1. Caín y Abel
  2. La elección de un marido
  3. La botas de tío Manuel
  4.  El tímido y el amor

MÁS NOTICIAS DE LA CULTURA AQUÍ

También le puede interesar

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo