Karukoski, el invitado de honor en Eurocine

Por Publimetro Colombia

El director finlandés, Thomas ‘Dome’ Karukoski, llegó por primera vez a nuestro país como invitado de honor de Eurocine 2012, con su filme ‘Odisea en Laponia’ luego de haber participado, hace un par de años, en el Festival de Cine de Bogotá con la película ‘Fruta prohibida’.

Con ese humor negro que lo caracteriza y que se ve reflejado en cada una de sus cintas, ‘Dome’ no dudó en afirmar, en entrevista con PUBLIMETRO, que encuentra a Colombia muy inspiradora. 

Siendo de los pocos afortunados que no ha tenido un fracaso en taquilla, este crítico de Hollywood se ha convertido en uno de los directores más destacados en la industria del viejo continente. 

¿Cómo fue el recibimiento que tuvo en Latinoamérica? 

Fue muy bonito, me ha ido muy bien. Es muy interesante porque yo no hablo español pero cuando la gente habla me parece muy vívida. En Finlandia la gente es más parca y por eso me ha sorprendido la efusividad y el temperamento de la gente acá, que es mucho más alegre y evidente aquí. 

Cuando hace historias, ¿piensa que pueden llegar al otro lado del mundo? 

Esta película de ‘Lapland Odyssey’ o ‘Odisea en Laponia’ trata la vergüenza humana, la baja autoestima de un hombre. Algo que he notado aquí en Bogotá es que en los ojos de algunos hombres se puede ver que llevan una carga, pero también levantan la mirada con el orgullo de sacar a sus familias adelante… y esa mirada es universal. De ahí, por ejemplo, parte esta historia. El personaje principal de esta película es alguien que tiene problemas, que carga una vergüenza y tiene baja autoestima y ese, es un sentimiento con el cual la gente de cualquier lugar del mundo se podría identificar. 

¿Cómo hace para sacarle el lado cómico a un tema tan duro como el suicidio como en ‘Odisea en Laponia’?

Creo que lo oscuro del tema, no solo del suicidio, sino del alcoholismo y del desempleo que se tratan en el filme, me facilita hacer al público reír. Porque si uno va más allá, nos los trata como tabú y los aborda desde un lado cómico, con algo de humor negro, el público se empieza a reír de eso y empieza a entender que es simplemente parte de la vida. 

En el cine, ¿hacer llorar o hacer reír?

Para hacer al público llorar en cine solo hay que poner a un bebe en un mal lugar, que a un buen hombre le sucedan cosas malas o que una mascota muera, cosas muy simples. Pero la comedia es más difícil, porque para hacer a alguien reír debes sorprenderlo. Ese es el secreto de la buena comedia. Cuando un espectador puede anticipar lo que va a pasar o lo que el personaje va a decir esto rara vez es cómico. 

¿Qué lo enamora de una historia?

Tengo amigos que están en el sofá sentados pensando que no valen la pena y que no van a hacer nada y es muy difícil confrontarlos con sus propias vidas y el reto de hacer de este tipo de historias una comedia… de convertir esa clase de personajes en héroes, o más bien antihéroes, de su propia vida. Esas historias me enamoran.

¿Entonces sus historias son más de personajes que otra cosa?

Me enfoco mucho en los personajes y me gusta que sean muy reales. Cuando lo son es más fácil para mí dirigirlos. Es lo que pasa con algunas películas de Hollywood, con las malas, que los personajes son muy superficiales y poco reales y el espectador no se relaciona con ellos, no llora por ellos al final no los siente y lo que resulta de ahí son películas sin corazón. Yo intento buscar el corazón del personaje, que usualmente es el corazón de la película.

 Ya que habla de Hollywood, ¿qué piensa de la industria?

Luego de mi primer filme, que estuvo en varios festivales con un gran éxito, me pidieron que fuera a Hollywood para ganar más dinero y yo decidí quedarme en Europa porque esa no es la manera en que quiero hacer mis películas. Las hago porque la historia me encanta así sea oscura o cómica o sea un thriller psicológico y no basado en una fórmula calculada para convertirlas en éxito de taquilla. Yo no creo que la fórmula funcione siempre porque nunca se sabe lo que el público realmente quiere, ahí está la magia de todo.

¿Ahora que está aquí, ha encontrado en Latinoamérica inspiración para una película? 

De hecho es muy inspirador porque para mí es muy exótico. He visto filmes latinoamericanos como ‘Y tu mamá también’ y muchos más que han llegado a Europa y son diferentes y, por ende, inspirador. De aquí podrían salir muchas historias de amor, desde luego también hay crimen, diferencias de clases sociales que aquí son abismales, mucho más notorias que en Europa y de ahí a menudo salen muy buenas historias. Colombia es un país muy diverso y hay mucho material así que sería muy interesante hacer una película que incluyera a Colombia o a un país latino. Tendría que aprender español (risas).

¿Cuál es la fuente de inspiración más rara que ha tenido?

Buscando locaciones en Laponia nos sentamos a beber con los hombres del pueblo que nos estaban ayudando. Uno de ellos, de unos 35 años, no decía una palabra, solo bebió durante horas. De un momento a otro dijo: “Vamos a manejar por del pueblo”. Así que en el carro, en medio de un crudo invierno, dijo de un momento a otro: “Cuando tenía 12 traté de apuñalar a mi abuelo”. ¡Yo no sabía qué hacer ante tal confesión! y continuó: “Pero él lo intentó primero conmigo”… de pronto se abrió y empezó a contar toda su historia, de la cual surgió la inspiración para el personaje principal de la película.

 Si incluyera a Colombia en una película, ¿cómo sería?

Ahora que estuve caminando por La Candelaria se me ocurrió una idea: ¿Ya mencioné que los finlandeses bebemos mucho? (risas) bueno, hay un hombre finlandés que se está despertando con resaca luego de una noche de tomar mucho y se da cuenta que está en Colombia y tiene una familia colombiana. El tipo no tiene ni idea que le está pasando, ni siquiera habla español, pero al parecer ha tomado tanto que intercambió vidas con un hombre colombiano…

Si tuviera un tuit para decirle a sus seguidores que mañana se va a acabar el mundo, ¿qué les diría? 

No me gusta usar Twitter porque son solo 140 caractéres (risas), ¡no es suficiente para mí!, pero les diría: Hagan el amor lo que más puedan, es probablemente lo mejor que puedan hacer mientras están vivos. Es lo que yo haría… y luego tal vez comería (risas).

Si tuviera la portada de PUBLIMETRO mañana ¿Cuál sería su titular principal?

“Colombia es mejor de lo que los colombianos creen”.

Catalina Forero Ruiz/ @Ktaroja/[email protected]

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo