El budismo zen para dummies

En marzo será el lanzamiento del libro de un monje colombiano que ha recorrido el mundo

Por Publimetro Colombia

Alejandro Córdoba/alejandro.cordova@publimetro.co/@cordobapublimet
 
El budismo zen está generando mucho interés en nuestro país. Sobretodo por los ideales pacíficos y humanitarios que subyacen a estas tradiciones provenientes del Lejano Oriente.
 
En 1984, el colombiano Iván Quintero también se sintió atraído por el zen tras la lectura de ‘Introducción al budismo zen’ de Daisetsu Teitaro Suzuki, un famoso libro que incluso fue reseñado por el escritor Jorge Luis Borges.
 
Él pasaba por una época difícil, había abandonado su carrera universitaria y estaba dedicado al teatro. Hasta que decidió hacer del budismo zen su forma de vida. Afeitó su cabeza y, tras recibir los hábitos de monje, cambió su nombre por Densho, que significa ‘transmisión de la luz’. El cambio de nombre no obedece a un atributo sino a asumir un linaje que va desde Buda hasta nuestros días.
 
El 1 de marzo, a las siete de la noche, este monje lanzará su libro ‘El despertar zen’ en el auditorio Marino Troncoso de la Pontificia Universidad Javeriana.
 
PUBLIMETRO fue al templo de la comunidad Soto Zen Colombia para hablar con él sobre sus experiencias.
 
Nos abrió la puerta con una sonrisa. Estaba vestido con el hábito rakusu, tejido por ellos mismos. Tuvimos que quitarnos los zapatos y entramos.
 
Cruzó sus piernas sobre un cojín e iniciamos la conversación. El budismo zen es una escuela del budismo, una de las dos corrientes más grandes que hay en Asia. “Lo ideal del zen es volver a la práctica de la meditación y la búsqueda de un camino para liberarse del sufrimiento”, comentó Densho. 
 
Un punto importante, que menciona en el libro y que fue motivo de un artículo por parte de su amigo, el escritor Mario Mendoza, es su viaje al Japón en marzo de 2011 para recibir una certificación: “Yo estaba en el aeropuerto de Narita en el momento del terremoto. Estuvimos viendo noticias. Dormimos en el aeropuerto. Repartieron mantas y comida enlatada. Al norte hubo templos que se destruyeron. Un maestro conocido mío, Daigyo Moriyama Roshi,  desapareció tras el tsunami. Yo creo que la actitud respetuosa que se vio en la tragedia tiene que ver con la fuerte influencia del budismo en el país”, confesó el monje.
 
Le preguntamos sobre varias de las costumbres budistas, como el hecho de rasurarse la cabeza, ser célibes y saludarse uniendo las manos y haciendo una inclinación de reverencia. “El pelo en la cabeza es sinónimo de la mente engañada, por eso lo rasuramos. Las palmas juntas en el saludo significa la no-dualidad, no dejarnos llevar por los conceptos”, explicó Densho Quintero. 
 
Añadió que desde la época de la Restauración Meiji (finales del siglo XIX), en Japón, se les permitió casarse a los monjes del budismo zen.
 
Su libro está lleno de referencias a oficios que tuvo que ejercer, albañilería y agricultura. Esto hace parte del crecimiento de los monjes y una forma de aprender a realizar trabajo en comunidad. “Si en vez de buscar el éxito a costa de los otros buscamos la liberación ayudando a los otros, es más fácil encontrar el alivio a los sufrimientos con una forma distinta de mirar el dolor”, confesó. La iluminación no es algo espiritual o un cambio de conciencia sino que “es la práctica misma. Es despertar a la realidad en el momento tal como es, sin filtrarla por nuestros conceptos”, expresó Densho con una sonrisa. 
 
Hay personas que lo buscan para superar una pérdida amorosa. “Uno no puede estar apegado a eso, hay que restarle importancia al ego. No hay que cerrarse a que sólo de una forma es posible ser feliz y olvidar una gran cantidad de posibilidades que nos está brindando la vida a cada momento”, puntualizó Quintero.
 
Para los periodistas, que siempre vivimos en un ajetreo, a la velocidad de la noticia, nos aconsejaencontrar algún momento del día, aunque sea cinco minutos, para sentir el cuerpo, observar cómo estamos respirando y mirar cuál es la tendencia de la mente. Meditar y detener la ‘madeja’ del pensamiento. La idea es tratar de convertirlo en un hábito” concluyó Densho.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo