¡De Colombia para el mundo! Así les cambió la vida a los jugadores de la selección

Puerto Colombia, Tumaco, Necoclí, Chigorodó y Puerto Boyacá algunos de los lugares que vieron nacer a grandes estrellas de la Selección Colombia.

Por Publimetro

Para los jugadores de la tricolor la pasión por el fútbol no es su única prioridad, los futbolistas más importantes del país comparten también el gusto por algunos lujos. Cambiar de casa, comprar un carro y hasta tener chofer son solo algunos de los favoritos de los jugadores que integran la selección.

Y es que la mayoría de los futbolistas vienen de una cuna en donde los lujos eran solo un sueño difícil de conseguir. Acá les presentamos cinco historias de cómo les cambió la vida luego de convertirse en estrellas de la cancha.

Carlos Bacca es el primer ejemplo de superación, de esos que generan admiración y ratifican que el deporte puede hacer milagros. Ya todos saben que este hombre tuvo que ayudarle a su papá a vender pescado y que experimentó hasta como ayudante de bus. Pero las dificultades que vivió en su infancia son las que le han permitido superar momentos difíciles gracias al fútbol y estar donde encuentra actualmente.

En Puerto Colombia se encuentra su cama de nacimiento, una casa de barro que aún suele visitar en fiestas decembrinas para compartir con las personas que más quiere. Actualmente Bacca goza de grandes lujos vive en Sevilla (España) en una casa que ha sido la envidia de muchos, tiene una lujosa  piscina y además cuenta con un predio en la ciudad de barraquilla donde aprovecha para compartir tiempo junto a los suyos.

Fredy Guarín el ídolo de Puerto Boyacá, es tan popular allí que cuando llega de visita, la gente cierra las calles solo para saludarlo. En su pueblo petrolero y ganadero fue donde empezó la historia de este ídolo.

Le decían ‘Lángaro’ porque era flaco y se la pasaba enfermo, vendía empanadas a $300 cada una y jugaba descalzo en el polvo porque sólo quería pasar el mayor tiempo junto al balón.

Y aunque su padre ya no habita la casa que vio nacer a este volante de la selección, Guarín la remodeló para que abuelo materno viviera allí. Actualmente Milán (Italia) es su casa, en un apartamento donde tiene cuadros de sí mismo recibe a sus más allegados amigos.

Aunque la historia de Guarín en Italia todavía no ha terminado, la cualidad más grande de este colombiano ha sido no temer jamás al error, por eso día a día lucha por su familia y por conseguir todo lo que siempre ha soñado.

‘Miñía’ el rey del baile, lateral izquierdo de la Selección Colombia es el jugador que le pone alegría a las celebraciones en los goles del conjunto nacional.

En Tumaco el lugar que lo vio crecer sus vecinos aseguran que este hombre habría podido dedicar su vida no solo al fútbol sino al baile, su apodo lo acompaña desde que pasaba jornadas enteras de juego en las calles de su barrio. Y luego estaba en el América de Cali, se dedicaba no solo a entrenar los centros, sino las coreografías para los festejos.

De su humilde casa ubicada en un callejón en Tumaco ahora vive en Rio de Janeiro (Brasil) y aunque los lujos no son su mayor prioridad, los juguetes que le da a sus dos hijos si son su prioridad.

Criado con papa, plátano y yuca, Juan Guillermo Cuadrado le ha demostrado al mundo porque es uno de los mejores volantes. De origen humilde y marcado por la violencia, la tenacidad y superación lo han llevado a conseguir grandes cosas en su vida personal y profesional.

Necoclí tuvo el honor de ver nacer a este jugador que aunque físicamente no es el más guapo, se logra robar las miradas de muchas por su forma de ser.

Y a este hombre sí que se le ve pasar bueno, Londres le abrió las puertas para que viviera una vida de lujos, incluso un multimillonario del cuero y el calzado Diego Della Valle, le regaló un Rólex por haber hecho un gol contra el Torino.

Lea también

ES OFICIAL: La Selección Colombia ya tiene canción para la Copa América

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo