La impúdica jueza Mirtha Patricia

Por Melquisedec Torres

Imaginen las escenas: el presidente de la Corte Suprema de Justicia feliz en fotos con el jefe de las AUC, Carlos Castaño, o el presidente del tribunal de Núremberg retratándose con Hermann Göring (vicecanciller el Reich) o el presidente de la Corte de Argentina con el exdictador Videla…

Del mismo tenor es la oprobiosa, degradante, insultante con miles de víctimas, impúdica e indigna fotografía de la recién retirada presidenta de la Justicia Especial de Paz, JEP, doña Mirtha Patricia Linares Prieto con la delincuente Griselda Lobo Silva, alias “Sandra Ramírez” tras recibir – doña Mirtha – una medalla del Senado de la República. Griselda fue la amante durante sus últimos años de vida del máximo jefe de las Farc, Pedro Antonio Marín alias “Tirofijo” y estuvo en las filas durante más de 25 años, de manera que tuvo pleno conocimiento, de primera mano más que cualquiera otro de los congresistas de las Farc, y participó en la autoría intelectual o material de los más abyectos actos criminales de las Farc ordenados por “Tirofijo”: secuestros, atentados terroristas, reclutamiento de niños, asesinatos, masacres y desplazamientos.

La señora Mirtha Patricia, que llegó a la presidencia de la JEP con apenas un pregrado de abogada (sus postgrados fueron en administración y filosofía, ergo nada de derecho), dio muestras fehacientes de su parcialidad y afectos por los criminales que debía juzgar, a tal punto que se fue del cargo sin emitir una sola condena – ni una sola – contra alguno de estos individuos; también presidió las argucias leguleyas para permitir que el delincuente alias “Santrich” no fuera extraditado y se fugara, y ahora no tuvo empacho en manifestar sus congratulaciones en público a una de las jefas de los criminales que siguen sin contar la verdad ni reparar a sus millares de víctimas ni ser objeto de un ápice de sentencia.

La foto es elocuente. No alcanzó que tuviesen tapabocas para ocultar su complacencia (los ojos no mienten, dijo algún poeta desvariado). Ni más faltaba. De no ser por las Farc la señora Mirtha Patricia no hubiese sido presidenta de la JEP pues esa estructura judicial fue creada a cuatro manos, entre Farc y gobierno, en La Habana, una justicia hecha a la medida de los criminales que, supuestamente, alguna vez pudiesen ser juzgados. Y cada uno de sus miembros, los de la JEP, debió recibir el visto bueno de alias “Timochenko” y alias “Sandra” para ser escogidos.

Se le abona su sinceridad cuando dijo por qué quería llegar a la JEP: “En los 80 inicié mi carrera en un contexto de violencia exacerbada a la que el Estado respondía con represión, lo que reforzaba la convicción de quienes encontraron en la rebeldía y la insurrección un camino para transformar la sociedad que los excluía”. La rebeldía y la insurrección para transformar la sociedad, y sí que la transformaron con decenas de miles de muertos, otros tantos secuestrados mantenidos en campos de concentración por años y años, miles de niños reclutados y forzados a la violencia y a abusos sexuales, destrucción de pueblos enteros, fortalecimiento del multimillonario negocio de la cocaína y degradación de sus cacareadas formas de luchas. Millares de crímenes de la más alta gravedad que la señora jueza Linares dejó pasar como el viento de una tarde de verano en sus casi 1.100 días al frente del tribunal de la máxima impunidad.

Contrario sensu, la presidenta dedicó sus mayores esfuerzos a intentar la comparecencia y juzgamiento de los enemigos de las Farc, de quienes los combatieron. Si estos se excedieron, traspasaron los límites de sus deberes, cometieron crímenes, nunca la JEP debió ser el escenario. Pero esa es y ha sido la táctica de este remedo de justicia transicional: donde todos somos culpables, nadie es culpable. Todos impunes, nadie paga y así se legitima la mega impunidad de las Farc.

Dijo el pensador romano Publio Siro: “La absolución del culpable es la condena del juez”. Doña Mirtha Patricia se va condenada por la historia de la impunidad que ayudó a esparcir.

Melquisedec Torres

Periodista / Abogado

@Melquisedec70

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo