Benzema, Balón de Oro

Por Adolfo Zableh

Cancelaron la entrega del Balón de Oro para este año, y dadas las circunstancias en las que está el mundo, importa muy poco. Aun así, no está de más ser banal por un rato. Es raro que no lo vayan a entregar porque, salvo excepciones, los torneos en Europa siguen, pero lo realmente extraño es que, a falta de definirse la Champions League, que no siempre pone al ganador, pero sí a varios de los favoritos, esté sonando Karim Benzema como el candidato más firme.

Y suena porque juega en el Real Madrid, nada más. Digo, el francés es un excelente jugador, no cualquiera es titular por más de una década en el club más exitoso de la historia, pero de ahí a decir que esta temporada le da para Balón de Oro es ser muy fanático, dejarse llevar por el ruido o no estar muy enterado de lo que está pasando en el fútbol. Porque además de ser el club que es, el Real Madrid tiene como aliados a una cantidad de medios de comunicación que le hacen eco, magnificando sus éxitos y minimizando sus problemas y fracasos. Si hay alguien que aplica bien esa máxima de que una verdad repetida muchas veces se convierte en realidad, es la maquinaria mediática del Madrid.

¿Cómo va a ser Benzema Balón de Oro sin haberse definido la Champions y sin ser siquiera el mejor jugador de la liga española? Por encima de él ha estado Messi, que aunque no ha logrado el título ha comandado todos los registros individuales, y encima tiene algo no cuantificable que lo hace superior no solo a Benzema, sino al resto: el juego. Ya se lo dijo Samuel Etoo a Patrick Vieira cuando el argentino era un desconocido al que le regalaban algunos minutos en el primer equipo del Barcelona: “Hoy vas a jugar contra un joven que va a marcar la historia, va a parecer que los que hemos jugado antes no sabemos jugar al fútbol". Ver jugar a Messi es otra cosa, no sé si sea el mejor de la historia, pero de que no se le parece a nada de lo que hay ahora, no hay duda. Siete veces Pichichi en España, seis veces Bota de Oro al mejor goleador de Europa, y ni siquiera es delantero.

Messi ha quedado en la mitad de la lucha entre la capital y Catalunya, Real Madrid y Fútbol Club Barcelona, recibiendo ataques y con sus logros siendo minimizados. Los mismos que piden hoy el Balón de Oro para Benzema por ser campeón de liga con veintiún goles y ocho asistencias son los mismos que decían que ganarla no era suficiente cuando Messi la ha conquistado metiendo cuarenta goles y dando veinte asistencias. En esta temporada bajó sus estadísticas, pero aun así superó al francés en todos los registros individuales (y con menos partidos jugados), es decir, al mejor Benzema no le alcanza para superar al peor Messi. Los registros del argentino han sido tan salvajes durante los últimos once años que lo hecho este año, que para muchos futbolistas sería de récord, en él suena a fracaso.

Pero otra vez los parlantes blancos se encargan de repetir mentiras para que sus seguidores las crean, como con Cristiano Ronaldo. El portugués es un fuera de serie y aunque yo prefiero a Messi, si te gusta el fútbol te tienen que gustar ambos. Cuando se marchó a Juventus dijeron que se había salido de su zona de confort porque buscaba nuevos retos, y le instaban a Messi a que hiciera lo mismo, cuando lo cierto es que se fue a Italia porque en el Madrid no le querían pagar el sueldo que él pedía. Es decir, se fue por despecho, por ambición económica más que deportiva. Además, ¿qué reto tiene irse al mejor y más rico equipo de Italia, dominador a placer de liga y copa?

Pero saquemos esto de Madrid y Barcelona, que el fútbol es mucho más. Los que quisieran ver a Benzema con el Balón de Oro, ¿están enterados de cómo Lewandowski se ha reventado a goles durante toda la temporada? ¿Han visto lo que juega al fútbol un señor llamado Kevin de Bruyne? Es que hasta Cristiano Ronaldo merecería ganarlo más que Benzema; no solo va a ganar otra vez la Serie A, sino que está en pelea por la Bota de Oro y con chances en la Champions. Y los menciono a ellos porque mi intención no es que lo pidan ahora para Messi, sino para que saquen la cabeza del hueco y entiendan el nivel de manipulación que puede tener la prensa. Un día Benzema le hizo a Casemiro un pase gol de taco contra el Espanyol, y al día siguiente los medios aliados lo empezaron a postular para el Balón de Oro. Así son las cosas en la capital de España.

Sobre el Balón de Oro dijo Vicente del Bosque (que de fútbol sabe un poquito más que usted y que yo) que no le gustaba porque era más marketing que otra cosa, y que él le daba más importancia al trabajo en equipo. Y poca razón no tiene, ese tipo de premios individuales son tan subjetivos que siempre habrá argumentos para adjudicárselos o quitárselos a cualquiera, mientras que el reconocimiento para un grupo de jugadores que hagan bien las cosas será ganar un título colectivo que los deje en la historia. Igual ya nada importa porque este año el coronavirus se cargó todo, hasta a esa mierda de premio.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo