¿Qué está pasando con el ciclismo femenino colombiano?

Por Caballito de acero

Una de las preguntas que más nos hacemos los fanáticos del ciclismo es qué pasa con el ciclismo femenino, y es que es muy común escuchar hablar todos los días de Egan Bernal, Nairo Quintana, Rigoberto Urán pero nunca escuchamos hablar de Diana Peñuela, Ana Cristina Sanabria, Milena Salcedo y Jessica Parra. Seguro que muchos de ustedes acaban de escuchar estos nombres por primera vez, son los nombres de las corredoras más importantes en este momento en el ciclismo colombiano. Ellas al igual que los hombres, nos han representado en diversas carreras internacionales, muchas de ellas han corrido mundiales y giros de italia femeninos representando a Colombia.

Una de las razones por las que pasa esto, es porque muchas de ellas corren para equipos colombianos lo que no les permite tener mayor visibilidad internacionalmente. Solo Diana Peñuela y Paula Patiño corren actualmente para el Team Tibco y Movistar respectivamente. Silicon Valley Bank, equipo estadounidense reconocido internacionalmente en el ciclismo femenino. Pero entonces aquí vuelve una de nuestras críticas ¿Porque pasa esto? ¿Que hace que sean muy pocas las mujeres ciclistas que logran llegar a correr a equipos internacionales? Algunas de las respuestas que nos aproximamos a dar, es que el apoyo que reciben las mujeres durante su formación como ciclistas profesionales es mucho más reducida que la que reciben los hombres.

Una clara muestra de esto, es las pocas carreras que se realizan a nivel nacional para mujeres en comparación a las que se realizan para los hombres. Hace unas semanas, la federación de ciclismo colombiana sacó el calendario tentativo de carreras que se correrán en el territorio nacional en el 2020. No con tanto asombro, vemos que solo hay presupuestado correr una carrera femenina que es la vuelta Colombia femenina del 17 al 22 de noviembre, mientras que hay presupuestado correr 3 vueltas masculinas, la vuelta a Colombia, la vuelta a la juventud y el clásico RCN. Además, es importante saber que las mujeres no corren desde enero de este año pues son pocas las oportunidades que tienen, también internacionalmente, de correr pues casi no hay carreras para ellas, a diferencia de los hombres.

Esto demuestra, que es muy poco el apoyo que se le da al ciclismo femenino y no solo en el ciclismo de ruta, también pasa y con mayor medida en el ciclismo de montaña. En esta modalidad, los ciclistas colombianos suelen correr apoyados por la federación colombiana el mundial de ciclomontañismo, que generalmente se realiza en Europa y es muy común ver que mientras la federación apoya con todos los gastos a 5 hombres lo hace solamente con 2 mujeres. La duda y una de las críticas que hacemos es por qué no se da una igualdad de géneros y se apoya a 3 hombres y 3 mujeres. Siendo así, que las mujeres tienen menos oportunidades de medirse internacionalmente.

Finalmente, la reflexión que buscamos hacer aquí es que esperamos que no se sigan repitiendo las historias como la de Jessica Parra, que contó hace unas semanas en su Instagram. En esta Parra relata cómo fue su experiencia en los tres giros de Italia femeninos que corrió y porque decidió devolverse a Colombia, luego del poco apoyo que recibió por parte de Colombia al estar corriendo en Italia. Esperamos que cada vez sea menos la desigualdad entre el ciclismo femenino y el ciclismo masculino y que las mujeres ciclistas tengan mayor visibilidad y pueden llegar a grandes podios internacionales al igual que los hombres.

Por: Gabriela Mancera @acerocaballito

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo