Nairo Quintana y Euskadi

"El amorío de Nairo Quintana con Euskadi empezó en el 2013 cuando ganó por primera vez una carrera por etapas en el World Tour, la Vuelta al País Vasco": Caballito de Acero

Por Caballito de acero

La relación de Nairo Quintana con los vascos, no se limita al origen de su apellido. El de Cómbita le debe, en buena medida, varios de sus más grandes triunfos al País Vasco.

El amorío de Nairo Quintana con Euskadi empezó en el 2013 cuando ganó por primera vez una carrera por etapas en el World Tour, la Vuelta al País Vasco. El País Vasco es tan mágico para Nairo que, aunque parezca increíble, se ganó el título de campeón en una contrarreloj en la cual voló, derrotó a Richie Porte y relegó a Sergio Luis Henao del primer lugar.

Pero este romance no termina ahí. En 2014, en la etapa reina del Giro de Italia, Nairo Quintana, en el ascenso al Stelvio, sufrió más de la cuenta y estuvo al borde del desmayo en varias oportunidades e incluso a punto de bajarse de la bicicleta. Pero en el momento de la peor crisis, aparecieron los vascos: Gorka Izagirre, un gregario de lujo, lo alentó, lo acompañó, lo insultó, hasta le dio comida en la boca y su propia chaqueta, y con la misma obstinación con que los vascos se han negado a desaparecer, no le permitió abandonar la carrera.

Cuando llegaron a la cima, el vasco estuvo más avispado que los demás y condujo a Nairo en un ataque en el descenso que lo distanció del grupo de favoritos. Después lo guió por el plano y, ya casi desfalleciendo, lo dejó en las primeras rampas del ascenso al Val Martello, para que el mejor escalador del mundo hiciera su trabajo y sacara el tiempo suficiente que lo hiciera campeón de esa versión del Giro.

En 2016, cuando en la etapa que conducía al monte Formigal, en un ataque suicida de 112 km, Alberto Contador desorganizó el pelotón. Nairo Quintana aprovechó este corte acompañado de su escudero, el vasco Jonathan Castroviejo, que durante 104 km dio cada gota energía que tenía en su cuerpo para que Quintana se alejara más y más de Chris Froome y llegara a meta con una diferencia suficiente como para poder defenderse en la contrarreloj y ser campeón de la Vuelta a España.

Pues bien, este lunes debería empezar otra vuelta a Euskadi, la Vuelta al País Vasco, ese sitio milenario y enigmático de donde vienen los Quintana, el primer título de Nairo en el Word Tour y de dos hombres de oro, Gorka Izaguirre y Jonatan Castroviejo, que se fundieron encima de la bicicleta para ayudar a nuestro paisano a darle alegrías a nuestro país.

Por: Ernesto  Ortiz @acerocaballito

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo