Los niños de la guerra

"Son los niños de la guerra, muchos desde los 10 años conforman las filas de los grupos armados al margen de la ley, muchos fueron engañados para ir a las filas y cientos han sido asesinados en la guerra o bombardeados como en Caquetá": Andrés Camilo Hernández

Por Andrés Hernández R

Cambiar los juguetes por armas, ver llorar a las madres cuando les quitan a sus hijos o simplemente ser cambiado por un mercado ante la situación económica por la que se pasa. Llegar a camiones, caminar largas horas por la selva, dormir en el piso húmedo, siendo víctima de cientos y cientos de mosquitos que rondan el ambiente y solo tener un amigo fiel: el fusil.

Los días pasan en la selva, no sabes qué día es, no sabes la hora, solo ves amanecer y solo llega el miedo de la noche. Allí no duermes, estás alerta de que pueda ocurrir, de los animales que buscan su comida o ser atacado por el ejército. Son los niños de la guerra, muchos desde los 10 años conforman las filas de los grupos armados al margen de la ley, muchos fueron engañados para ir a las filas y cientos han sido asesinados en la guerra o bombardeados como en Caquetá.

Según las últimas cifras de Medicina Legal, en los últimos 15 años en Colombia, han sido asesinados con el ejército de Colombia en combate 314 niños y niñas, muchos de ellos en edades entre 10 a 17 años, pero lo más escalofriante es conocer que 14 niños eran menores de 4 años.

El ranking de los departamentos con más menores reportados como asesinados por alguna fuerza del estado entre el 2004 y el 2019 son:

  1.   Arauca – 48 casos
  2.   Antioquia – 38
  3.   Bolívar – 30
  4.   Tolima – 25
  5.   Meta – 22
  6.   Caquetá – 20
  7. Cauca – 15
  8.   Chocó – 15

Según la LEY 599 DE 2000, por la cual se expide el Código Penal, en su artículo señala: “ARTÍCULO 162. RECLUTAMIENTO ILÍCITO. El que, con ocasión y en desarrollo de conflicto armado, reclute menores de dieciocho (18) años o los obligue a participar directa o indirectamente en las hostilidades o en acciones armadas, incurrirá en prisión de seis (6) a diez (10) años y multa de seiscientos (600) a mil (1.000) salarios mínimos legales mensuales vigentes.”

Pero vemos que esta ley no se cumple y en el decálogo de guerra el estado violaría también estas normas, al asesinar a menores que se encontraban al interior de las filas de los grupos armados. Allí la inteligencia ha fallado y necesitaría una seria evaluación de los protocolos al permitir que se acaben con la vida de menores.

Tal y como lo establece el Derecho Internacional Humanitario, “los Protocolos adicionales de 1977 a los Convenios de Ginebra fueron los primeros tratados internacionales en los que se abordan estas cuestiones. Prohíben el reclutamiento y la participación de niños menores de 15 años en conflictos armados. Para los conflictos armados internacionales, el Protocolo adicional I establece que, cuando se requiera la incorporación a las fuerzas armadas de personas de entre 15 y 18 años, se otorgue prioridad a los de más edad”.

Aun sabiendo todo esto, todos los días las familias más vulnerables deben entregar sus hijos por un mercado o por salvar sus propias vidas, los niños a la guerra y las niñas son violadas, prostituidas y convertidas en las mujeres de los comandantes o simplemente para que sean las cocineras de los pelotones. Es cruda esta realidad, pero es algo que no se puede ocultar.

Twitter: @AndresCamiloHR

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo