Carta a Mar Candela Castilla

Hoy nuestra columnista Mar Candela comparte una carta que recibió de Anyer Lorena Mosquera después de la charla "5poderes para poder"

Por Mar Candela

De nada le sirve a la mujer tener poder sobre todas las cosas y no tener poder sobre sí misma.

Hace pocos días tuve la oportunidad asistir a la charla de la Ideóloga Mar Candela Castilla, sobre los 5 poderes para poder, poderes que debemos conocer y entender todas las mujeres.

Poder psicológico, económico, social, intelectual y político, 5 poderes que se encuentran enlazados entre sí, porque ninguno se trabaja de manera independiente con respecto al otro.

Con respecto al poder psicológico, es fundamental tener claro que primero debo tener poder sobre mi mente, mis pensamientos, mis decisiones, puesto que al no tener control sobre sí misma fácilmente puedo ser manipulada por factores externos.

Uno de los problemas de esta sociedad es intentar dominar a los demás, ¿qué pasa si no nos dominamos a nosotras mismas?, este poder psicológico nos invita a tener dominio propio, no sobre los y las demás.

El poder económico, se puede confundir con el poder adquisitivo, y aunque están relacionados, es importante determinar que no siempre el poder adquisitivo se traduce a poder económico, pues es vital entender que la economía de la mayoría de las mujeres colombianas no es lo suficientemente solvente, entonces, lo importante aquí es saber cómo utilizar, gastar e invertir los pocos recursos que tengo; eso es poder económico, establecer prioridades en cuanto a gastos, no gastar más de lo que gano ni endeudarme con cosas cero productivas, existen deudas que son productivas como por ejemplo, deudas para vivienda, para educación o para invertir en un nuevo negocio, pero existen otro tipo de deudas que nos dejan peor que como estábamos al principio, a menos que nuestra capacidad adquisitiva sea lo suficientemente fuerte.

Ahora bien, ¿qué podemos entender por poder social? Todos los seres humanos y más los inmersos en una sociedad como la nuestra en la que la injusticia y la violencia son el pan de cada día, buscamos el poder, el poder en relación con algo o alguien y en este caso específico, El poder social, definido como la capacidad de controlar, modificar o influir en el comportamiento de otra persona, concepto que expresa en sí mismo una gran potencialidad, busca que tengamos esa capacidad de influir positivamente en los demás desde todas nuestras esferas sociales, como profesionales, como amigas, como madres, como mujeres que pertenecemos a una misma sociedad, sin permitir que esta influencia sea de carácter totalitario, es decir, no hacer determinada cosa porque una amiga me lo pidió, si no, mejorar en ciertos aspectos en los que vengo fallando pero no me doy cuenta hasta que alguien me lo hace ver, o lo que es aún más importante, saber con qué tipo de personas debo relacionarme, pues hay personas que así como pueden influenciarme de manera positiva, lo pueden hacer de manera negativa; aprender a relacionarme es saber utilizar el poder social.

En cuanto al poder intelectual, nos invita a entender que intelectual no es quien lee muchos libros, que el conocimiento en sí mismo no es poder, que el conocimiento no sirve si no te permite mejorar tus condiciones de vida; existen muchos sabios aguantando hambre y sin poder en su vida, pasando vicisitudes porque simplemente son consumidores de conocimiento, pero no saben cómo ejecutarlo. Según la RAE el poder intelectual radica en la capacidad del conocimiento del alma, es decir, la primer alma que deberíamos conocer debe ser la nuestra, el poder intelectual debe ser desarrollado según nuestros intereses y objetivos en el proceso de nuestra vida, nuestro objetivo de vida, no podemos desviarnos aprendiendo cosas que no vamos a usar en nuestro proyecto de vida porque difícilmente lo vamos a hacer efectivo, por ejemplo: si yo voy a hacer una abogada , tengo que estudiar todo lo referente al derecho, a menos de que tenga muchísimo tiempo libre, sí puedo estudiar otras cosas, pero mi capacidad intelectual debe ser invertida asertivamente en tiempo y en intereses personales

El poder político es mucho más que proselitismo, mucho más que la capacidad de votar o ser elegidas, el poder político es consciencia, es entender por qué estoy votando y para qué estoy votando; las mujeres generalmente votamos por personas que son enemigas de nuestros derechos, como muestra de eso, subimos al poder a mujeres que muchas veces no entienden las necesidades particulares de nosotras. Los hombres en el poder están usando el feminismo para subir mujeres nefastas, nosotras tenemos que empezar a estudiar muy bien por quién vamos a votar y aquello de mujer vota mujer no es aplicable en un país donde las mujeres no tienen conciencia política hay que hacer un análisis profundo antes de votar por determinada propuesta, es que investiguen muy bien y obviamente también propongo que entendamos que nuestra vida es una apuesta política todo lo que somos como vida es una apuesta política. La política no es solo elegir y ser elegida, es entender el país en el que estamos, el mundo que nos rodea para poder sobrevivir a él, para poder tener resiliencia y sobre todo entender que el autocuidado el cuidarnos a nosotras mismas en un mundo que odia a las mujeres, en un mundo lleno de feminicidios, en un mundo lleno de violencias, un mundo donde el suicidio de las mujeres está aumentando tanto al mismo nivel que el feminicidio por diferentes razones; cuidarse a una misma es definitivamente un acto político

Gracias, Mar Candela, por tu sabiduría, con cariño.

Anyer Lorena Mosquera Sánchez

Seguidora de Feminismo Artesanal

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo