Carta abierta por mi seguridad

Por Andrés Hernández R

Bogotá D.C., 9 de septiembre de 2019

Señores

UNIDAD NACIONAL DE PROTECCIÓN

PABLO ELÍAS GONZÁLEZ

Director

NANCY PATRICIA GUTIÉRREZ

Ministra del Interior

IVAN DUQUE

Presidente de Colombia

Ciudad

Rf. SOLICITUD DE REFUERZO DE MEDIDAS DE PROTECCIÓN

Respetado Director, Sra. Ministra y Sr Presidente,

Como ya es sabido, por la naturaleza de mis investigaciones, mi vida está amenazada. Soy un periodista que ha indagado sobre el regreso del PARAMILITARISMO en Colombia y, por ello, mi nombre está reverberando en los Montes de María y la Alta Montaña en Sucre, donde se amedrenta a la ciudadanía con promesas de asesinato, si se sigue filtrando información de su situación actual hacia mi persona. Previamente, investigué sobre el caso ODEBRECHT, y apoyé la iniciativa para pedir la renuncia del Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, lo cual desencadenó el seguimiento sistemático de mi familia.

La Fiscalía General de la Nación y la Fundación Para La Libertad de Prensa han emitido alertas tempranas dada la naturaleza de las circunstancias y las constantes amenazas que he recibido recientemente. La UNIDAD NACIONAL DE PROTECCIÓN también ha sido informada oportunamente de mi caso pero, a pesar de esto, ignoran mis acercamientos. Esta no es la primera vez que acudo a escribirles para que vigoricen las disposiciones de mi seguridad. Han pasado 120 días desde que se inició la reevaluación de mi situación y hasta la fecha no he tenido ninguna respuesta. La tutela que radiqué ante esta institución para instar la protección de mi vida fue negada, bajo el argumento de que estaban revisando las novedades de mi caso.

Señor Director, no quiero que el esfuerzo depositado en mis investigaciones haya sido en vano. Una vez la negligencia de su institución me convierta en un mártir ¿qué clase de medidas puede proveerle a un cadáver que diligentemente invocó su protección en

varias ocasiones? Solo usted tiene la facultad de contribuir a la preservación de mi integridad, mientras su institución continúa con la investigación del caso y el proceso de reevaluación.

Preservar mi vida debería ser una prioridad fundamental para el Estado Colombiano. En ese sentido, mediante el artículo 23 de la Constitución Política de Colombia, radico este Derecho de Petición para solicitar de manera URGENTE, que se refuercen las medidas para proteger mi vida; en el momento, estas son insuficientes y contribuyen a que persista expuesto ante cualquier peligro. Demando la acción inmediata de la UNIDAD NACIONAL DE PROTECCIÓN para que se reconozcan mis derechos.

Agradezco su atención. Espero tener respuesta positiva a mi comunicación, poderme reunir con ustedes y que sea reforzada, por fin, mi seguridad.

De usted,

Andrés Hernández.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo