Escondido en cortinas verdes

"Poco se ha hablado de Javier Alberto Hernández López, un hombre que se ha mantenido calladito durante todo el escándalo de Odebrecht en Colombia": Andrés Hernández

Por Andrés Hernández R

Poco se ha hablado de Javier Alberto Hernández López, un hombre que se ha mantenido calladito durante todo el escándalo de Odebrecht en Colombia. Hernández López, hijo del ex-contralor Antonio Hernández Gamarra, cuenta con una trayectoria laboral caracterizada por cargos públicos tanto en Bogotá como en el resto del país. Fue gerente del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP) durante la administración de Antanas Mockus y, posterior a eso, asesor de los alcaldes Luis Eduardo Garzón y Samuel Moreno. Entre sus logros más destacados, se encuentran dos licitaciones claves para el SITP: la selección de los operadores que se encargarían de prestar el servicio de buses durante los siguientes 24 años, y el contratista a cargo del recaudo único del sistema. A continuación, quiero destacar en particular un capítulo reciente en su vida: su rol como Viceministro de Infraestructura durante la licitación de la Ruta del Sol.

El 6 de septiembre de 2011, se negó el pedido del concesionario Ruta del Sol de suscribir un Contrato de Estabilidad Jurídica, propuesta presentada previamente al consorcio, por el entonces abogado del Grupo AVAL, Nestor Humberto Martinez Neira (Ver propuesta de NHM y Respuesta de Ruta del Sol), la cual congelaría por trece años un paquete de impuestos, favoreciendo particularmente a Odebrecht, socio mayoritario, con un ahorro millonario para la construcción del Tramo 2 del proyecto. Tras el pago de coimas y un ‘lobbyingʼ por 4000 millones de pesos, el Comité de Estabilidad Jurídica del Estado cambió de parecer al respecto, aprobando dicho contrato el 31 de diciembre de 2012, con la atención del país en las fiestas de Año Nuevo.

 

Así bien, según el acta de celebración del Contrato de Estabilidad jurídica, a partir de la firma ocurrida en 2012, Ruta del Sol no tendría modificaciones en impuestos de renta, deducciones tributarias, y ganancias ocasionales por trece años. Este hecho llama la atención pues desde el año 2012 los Contratos de Estabilidad Jurídica habían sido proscritos por ser perjudiciales para el país.

A cambio de los beneficios previamente descritos, el concesionario accedió a pagar una prima anual del 4,38 del valor de la renta gravable del inversionista, por cada año de duración del contrato de concesión. Este monto partiría del valor de los ingresos de la concesión, menos deducciones de impuestos, lo cual implicaría un pago estándar a través del tiempo transcurrido durante la operación. Es decir que, mientras una persona común y corriente pagaba sus impuestos anuales sin beneficio alguno, la Ruta del Sol devengaba al Estado un valor muy mínimo por su participación en este contrato. (Ver contrato de estabilidad juridica)

Este documento, fue firmado por el entonces Viceministro de Infraestructura, Javier Alberto Hernández, como delegado del Estado Colombiano. Mientras le dábamos la bienvenida al Año Nuevo, este hombre firmaba un contrato que marcaría el capítulo de corrupción más grande de los últimos años.

Pero esta historia daría un rumbo…

Luego de estas marañas, Javier Hernández López, un individuo tan determinante para los intereses de Odebrecht en Colombia, parecía haber desaparecido del mapa. No obstante, volvió al radar como gerente de “Colombia Sí a la Paz”, institución financiada por el Grupo AVAL, destacada por reportar más ingresos a la campaña del Sí. Del mismo modo, podemos encontrarlo como miembro de la mesa directiva de Corpovisionarios (ver certificado de Cámara de Comercio), institución fundada por el actual Senador Antanas Mockus del Partido Verde. Entre los ex-miembros de esta empresa, se destacan la Representante a la Cámara Katherine Miranda y el Concejal de Bogotá Jorge Torres, ambos miembros del Partido Alianza Verde.

Un contrato que nace de una idea del exfiscal General de la Nación, en ese entonces abogado del Grupo AVAL, aprobado por el Comité de Estabilidad Jurídica y firmado por el viceministro de Infraestructura, quien intento con las banderas de la paz limpiar todo lo que hizo para Odebrecht y quien ahora esta escondido detrás de cortinas que no son de Casa de Nariño, sino de color verde.

Twitter: @AndresCamiloHR

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo