¿Cartas de amor o aviso?

"Aléjate del hombre que “muere por ti”.": Mar Candela

Por Mar Candela

A menudo me preguntan las mujeres: ¿cómo vamos a hacer para disminuir las tasas de violencia hacia nosotras y de feminicidios? Siempre respondo francamente que no lo sé.

Lo que sí sé es que prevenir es mucho mejor que curar. No es sano que tú mueras de amor. No es sano que alguien muera de amor por ti. Y desgraciadamente, estimada lectora, las estadísticas dictan que la mayoría de feminicidios ocurridos en el planeta han sido llevados a cabo por hombres que afirmaban que "morían de amor" por su víctima.

Las cartas de amor son maravillosas, no obstante hay que leerlas con atención, poner una lupa en cada palabra para entender si hay amor o hay obsesión. La vida real no nos permite tragar entero las palabras de amor, es nuestro deber cuidarnos emocionalmente para salvar nuestras vidas.

Estas cartas de "amor" que hoy les comparto fueron escritas por hombres, antes de propinarles una golpiza a sus entonces parejas. Las cartas son reales y se encuentran publicadas en el libro "No te mueras por mi".

Es crucial que comprendamos que no importa cuántas cartas de amor nos escriban, si quien lo hace nos grita, nos ningunea, nos maltrata de alguna manera e incluso nos golpea: no nos ama. No importa cuántas cartas, no ama quien daña.

Comparto unas cuantas de carticas solo para que comparen con las cartas que hemos recibido. De todo corazón, espero que cada una de estas cartas y sus historias, mujer, te hagan revisar tu relación y analizar si estás o no estás en peligro.

Carta 1 : RAQUEL

*Ahora que la cagué necesito que me perdones y trates de olvidarte todo lo que pasó. Yo sé que es difícil pero no podemos perder lo más lindo que tenemos que es la confianza. (…) Te juro que nunca más va a pasar, eres el amor de mi vida".

Cinco semanas después de leer esta carta, Raquel recibió la última paliza de su vida. Hoy está enterrada en el cementerio de Villa María del Triunfo (Lima, Perú).

Carta 2: NATALIA

*Gracias por elegirme para acompañarte y para caminar juntos en la vida. Gracias por respirar, hablar, sonreír, escuchar, gracias por existir". 

La pareja de Natalia era una persona insegura y violenta. Después de una fiesta decidió cortarle la cara para prevenir que se fuera con otro.

Carta 3: JIMENA:

*Sueño con besarte, sueño con amarte cada noche. A veces la vida es difícil, a veces uno reacciona mal. Pero no es lo que siente. (…) No va a pasar nuevamente. No va a pasar. Esto es un lapsus, no se va a hacer nunca más así, tú lo sabes. Yo lo que quiero es envejecer contigo y ser viejitos juntos.".

Ocho meses después de escribir esta carta, la pareja de Jimena sufrió un terrible ataque de celos y le mordió la cara hasta arrancarle parte del labio. Jimena trata ahora de reunir dinero para reconstruírselo.

Son decenas de cartas… decenas de historias, decenas de vidas

El amor sí deja de ser. El amor no todo lo sufre y no todo lo espera. El amor no te convierte en una mártir.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo