Es por joder

Por Guillermo Rodríguez

Desde que se firmo el acuerdo final entre las Farc y el gobierno nacional, surgieron una serie de obligaciones tanto para el gobierno de Juan Manuel Santos, como para las Farc, como es sabido y aquello que se denomino en su momento como las mentiras del “No”, hoy son ni mas ni menos que la serie de compromisos hechos realidad por parte del gobierno, tales como la incorporación de miles de sus hombres a la agencia nacional que tiene como misión la protección de personas en situación de riesgo su integridad personal, con salarios superiores a los de un soldado o policía, lo cual en términos prácticos es darles armas a las Farc al amparo de la legalidad.

Como también la posibilidad que el Estado Colombiano cotice al sistema pensional a favor de los “desmovilizados” de las Farc, las plenas garantías para que puedan salir a la libertad, en virtud de indulto y amnistía todos los presos militantes de las Farc, las puertas abiertas para que las Farc y sus cabecillas puedan hacer política y ser elegibles, sin pasar previamente por un examen judicial para declararlos responsables o no de crímenes de guerra, lesa humanidad y cuanta bellacada han desplegado durante años en contra de millones de Colombianos, así las cosas se inventaron una jurisdicción disque de la paz, con una súper corte que poco hará en contra de las Farc.

La cual en términos prácticos solo servirá para juzgar al adversario, y para tomar revancha judicial y política al enemigo natural de las Farc, ¿si la JEP seria el sistema para judicializar los horrores de las Farc, porque indultarlos de entrada? ¿por qué permitirles hacer política sin existir previamente un proceso judicial? ¿para que la JEP, si ya van a ser amnistiadas e indultadas las Farc? las solo condenas de Timochenko suman 400 años de prisión, por delitos difentes al delito político, ¿cómo podría hacer política? ¿dónde quedaría el articulo 179 de la constitución? Como se ve hoy por hoy en Colombia pareciere que todo puede ser y no ser a la vez, ¿esto es en serio o es por joder?

Para rematar el Estado se invento la figura siniestra y sofisticada del “Fast Track”, con el firme propósito de cumplirle a las Farc, independiente de su validez, legitimidad y constitucionalidad, pese a todos los regalos que le ha concedido el gobierno a este grupo, sus respuestas han sido equivocas, en la mas reciente rueda de prensa en donde expresaron que lanzarían su movimiento político en septiembre, el cual también se llamara Farc, varios periodistas insistieron con la entrega de menores, pues ya habían mencionado en otra rueda de prensa que se suspendía su reincorporación, la respuesta de “Márquez” fue “eso es por joder por hacer polémica”.

Lamentablemente la realidad es que las respuestas de las Farc, a toda la tracamanada de gabelas por parte del gobierno, son totalmente erradas como también las gabelas desde luego; en medio de los diálogos de la Habana, en mayo de 2012 las Farc raptaron a 13 menores en Puerto Guzmán, departamento de Putumayo, los cuales en su mayoría niñas, hoy tendrían entre 16 y 18 años, y de ellos no sabemos nada, uno de los compromisos de las Farc era la reincorporación de todos los menores, ¿dónde están especialmente estos? Si el día de mañana el departamento de Justicia de Estados Unidos en virtud de la falta de credibilidad de nuestra justicia, pide en extradición a los cabecillas de las Farc amnistiados, que van a decir… ¡ya se! “es por joder”…

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo