Perdón y gracias

Por Zalman Bem-Chaim

Fin de año parece época de listas: de propósitos, de regalos deseados, de ingredientes para la cena, de invitados a la celebración, de a quienes se envían obsequios o tarjetas con motivo de las fiestas, de las actividades que se realizarán en los días de descanso e incluso de lo que se hará en las siguientes vacaciones. Seguramente pueden ser muchas más las listas a elaborar, y entre tantas que puedan surgir deberíamos tomarnos unos minutos de nuestro día para poder agregar un par más que sean de perdón y gracias.

Si quieres que 2017 sea realmente un nuevo año y no más de lo mismo, en el que el impulso que puedas tener por hacer algo se evapore en las dos primeras semanas del año para luego caer en la misma rutina y constante inconformidad, te invito a que trates de hacer estas dos sencillas listas.

Escribir es una de las maneras de explorar lo que sentimos y pensamos para poder plasmarlo en palabras, y al hacerlo lo estamos definiendo de una manera mucho más real. Esta es la razón por la cual es importante escribir una lista de perdón y gracias, porque es una manera de traerlo a nuestra realidad para empezar a transformarla. Claro está, siempre y cuando estas listas las hagamos a conciencia y con completa honestidad para con nosotros mismos.

La lista de perdón nos ayudará a entender aquellos aspectos de nuestra vida en los que necesitamos fortalecernos, mejorar, bien sea por esfuerzo propio o por aspectos en donde necesitemos pedir ayuda para mejorar. Una lista que incluya el perdón que damos a quienes sentimos que nos lastimaron de alguna manera, y el perdón que queremos pedir para con aquellos que nos equivocamos, lastimamos o de alguna manera dañamos.

De esta manera vamos a poder entender cuáles acciones necesitamos emprender, qué comportamientos debemos pulir en nosotros para no cometer las mismas equivocaciones o para que no permitamos que las mismas cosas nos ocurran. En otras palabras, al escribir una lista de perdón estaremos escribiendo las lecciones que debemos aprender para no caer una y otra vez con la misma piedra.

Paralelamente, una lista para dar gracias nos ayudará a poner en perspectiva las cosas que tenemos en nuestra vida, pero, sobre todo, a darles el valor y la importancia que merecen todas aquellas personas que nos rodean, ya que muchas veces damos por sentado que todo lo que disfrutamos a diario es algo que tenemos que tener siempre, y solo queremos más; sin darnos cuenta de que tal vez no estamos disfrutando todo lo que ya tenemos y hemos dejado de reconocer el valor de quienes lo hacen posible encerrándonos en un egoísmo que nos confunde.

Dar gracias por lo que recibimos nos abre las puertas para poder apreciar nuestra vida aún más. Y si esto viene acompañado de un reconocimiento de nuestros errores para entender en qué aspectos debemos mejorar, sin duda alguna vamos a poder garantizar que el año que viene sea un año nuevo de verdad.

*Las opiniones expresadas por el columnista no representan necesariamente las de PUBLIMETRO Colombia S.A.S.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo