El comienzo del Tour de Francia 2020

"Estas primeras etapas han estado menos movidas de lo que esperábamos, al parecer las fugas después de la primera etapa, están teniendo más precaución, aún no sabemos si es porque siguen un libreto o por evitar caídas. Pero, lo que si estamos conscientes es que después de esperar tanto esta carrera, queríamos más acción y combatividad": @acerocaballito

Por Caballito de acero

El pasado 29 de agosto empezó el Tour de Francia en Niza, una de las carreras más esperadas de este largo y complejo año. Todos los fanáticos nos encontrábamos ansiosos por esta carrera, y aunque muchos no se encontraban a gusto con el nuevo recorrido, sin duda, todos vamos a hacer hasta lo imposible para vernos todas las etapas de este Tour de Francia 2020.

El Tour tuvo un comienzo bastante lluvioso, hubo caídas masivas, y muchos corredores como Sivakov, Nairo, Bennett, entre otros, se vieron afectados. Pero finalmente, luego de tanto sufrimiento, Kristoff se llevó la victoria. Sin embargo, este triunfo fue fugaz, y desde la segunda etapa, se ganó el Maillot amarillo Julian Alaphilippe, el favorito del año pasado.

La victoria de Alaphilippe se definió en la segunda etapa, la primera de montaña y una etapa que según muchos iba a ser emocionante, pero en realidad este día fue bastante tranquilo y no se demostró tanta combatividad como muchos esperábamos. Hasta el final que llegó el Jumbo y empezó hacer de la suyas, para después darle pasó al Deceunick y posicionar al francés Alaphilippe, el cual ganaría en un sprint impresionante.

Su triunfo fue merecido, pero más allá de convertirse en el primero en la general, esto significó para Alaphilippe poder cumplir la promesa que le hizo a su padre, acerca de ganar una etapa. Esta Victoria fue tan emotiva para el francés que al cruzar la meta se entregó a las lágrimas y no solo por el recuerdo de su padre, quien falleció el pasado junio y él cual siempre lo animó, y apoyó, sino porque tener el Maillot amarillo le ofrece la tranquilidad que necesitaba y le permite reivindicarse un poco de su actuación del año pasado.

Este triunfo de Alaphilippe sigue demostrando lo buen corredor que es, su valentía, precisión y determinación. En los pasados días el francés dio unas declaraciones donde mencionaba que, su objetivo era mantener el Maillot mientras pudiera, pero que no se iba a concentrar en ganar el Tour de Francia, en cambio quiere seguir apostándole a ganar etapas. Hay que esperar como avanza este Tour para ver el verdadero alcance del francés.

Ahora bien, reconocemos que Alaphilippe ha honrado esta camiseta amarilla y que está haciendo un gran trabajo en el Deceunick. En definitiva, es de aplaudir su liderazgo y su forma de homenajear a su padre. Sin embargo, en la última etapa transcurrida hasta el momento, este liderazgo cambió a Yates, pero no hay que perder de vista que el francés puede atacar próximamente, cazar una etapa y obtener el Maillot amarillo nuevamente.

Por último, solo queda mencionar que estas primeras etapas han estado menos movidas de lo que esperábamos, al parecer las fugas después de la primera etapa, están teniendo más precaución, aún no sabemos si es porque siguen un libreto o por evitar caídas. Pero, lo que si estamos conscientes es que después de esperar tanto esta carrera, queríamos más acción y combatividad. No obstante, seguiremos siendo fieles espectadores, nos volveremos a ilusionar y a esperar que el Tour nos de esa emoción, para seguir sobreviviendo en esta pandemia.

@acerocaballito

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo