Niñas de Quibdó viajarán a la NASA por su talento en robótica

Dos chocoanas de 13 y 14 años llegarán a Houston por primera vez; harán parte de un grupo de 31 jóvenes colombianas, entre los ocho y los 15 años, que vivirán esa experiencia.

Por Ariadne Agamez Lombana

Kelly Córdoba y Yorleidy Parra son las dos niñas chocoanas que gracias a su liderazgo y empoderamiento como mujeres viajarán a la NASA. La vinculación al Club de Robótica de Quibdó les ha permitido desarrollar habilidades en la creación de robots, destacarse dentro de sus comunidades y ahora, volar para alcanzar sus sueños.

Justamente el Club de Robótica, que es apoyado por el programa de Alianzas para la Reconciliación de USAID y ACDI/VOCA, ha permitido que las niñas rompan los estereotipos en su territorio, se conviertan en referentes de liderazgo y sean ejemplos de progreso dentro de su comunidad.

El profesor Jimmy García, líder del Club de Robótica en Quibdó, explicó que, "el Programa nos ha fortalecido en diferentes habilidades y estas niñas han sido participes de otros programas que han acompañado su empoderamiento, por eso hoy a través de esa visibilización fueron elegidas por La Fundación She Is, que al conocer sus historias las seleccionó para realizar esta visita a la NASA".

La fundación colombiana She Is en su alianza con el Space Center de la NASA, el centro de aprendizaje científico y de exploración del espacio, hizo la selección de 31 niñas bajo el lema ‘mi sueño es llegar a las estrellas’, teniendo en cuenta sus historias de vida. Además, con el objetivo de fortalecer el empoderamiento de las niñas que habitan territorios que han sido golpeados por el conflicto del país y que se encuentran en estado de vulnerabilidad.

Niza Uribe, directora ACDI/VOCA regional Chocó, explicó el trabajo que adelantan en el departamento, “en Quibdó establecimos los territorios en los que necesitábamos generar efectos de cambio y lograr transformaciones sociales. Así llegamos a la zona norte, que es la de mayor complejidad por las dificultades que vive el barrio en materia de criminalidad, inclusión, orden público y falta de servicios públicos; y logramos identificar grupos juveniles que, a pesar de todo, quieren salir adelante”, explicó la directora.

Uribe destacó que el trabajo que han adelantado ha permitido que Kelly y Yorleydi se conviertan en referentes para las demás niñas del municipio. "Para nosotros es importante crear nuestros propios referentes positivos", dijo.

La directora reveló que iniciaron el programa en el 2017 en la Comuna 1, zona norte de Quibdó, y en cerca de tres años han logrado impactar a través de la danza, la robótica, la música, el teatro y el trabajo psicosocial, a cerca de 400 jóvenes.

La curiosidad la llevará a la NASA

Kelly tiene 13 años y desde el 2017 se vinculó al Club de Robótica por la curiosidad que la caracteriza. “Soy muy curiosa y me gusta mucho investigar. Cuando entré a la escuela tenía la intención solo de ocupar mi tiempo libre, pero no me había dado cuenta de los estereotipos que se habían creado alrededor de que a una mujer le guste la ciencia y el poder cambiar eso me gustó más”, reveló.

Con el tiempo su objetivo cambió y se reconoció como un ejemplo para las demás niñas de su entorno. “Quiero demostrarle a las demás niñas y adolescentes que podemos dedicarnos a la ciencia y en especial a la robótica, que aunque parezca que solo es para hombres, no es así, y las mujeres también podemos destacarnos”.

A su corta edad ya ha representado a Colombia en dos mundiales de Robótica, el primero fue el RoboRAVE Colombia en el 2017 en Medellín y el segundo el RoboRAVE China en el 2019. “Mi primer viaje fuera del país fue a China y fue realmente emocionante. Lo que me gustó fue el reto que tuvimos de demostrar que la tecnología colombiana puede estar al mismo nivel de la china. Se trató más que de una competencia, de un intercambio de conocimiento y experiencias”, dijo.

Kelly es enfática al decir que lo que más le dejó la experiencia en China, es la importancia que tiene el trabajo en equipo. “Debemos trabajar más en equipo y cada día por ser una mejores líderes”.

A la estudiante de octavo grado la sola palabra NASA le despierta todos los sentidos, la emoción la embarga y el orgullo sale a flor de piel. “Cuando me enteré de la noticia sentí mucha alegría, porque siempre me he hecho muchas preguntas y ahora creo que podré tener las respuestas. Esta oportunidad me abrirá más puertas y me ayudará a desarrollar mi capacidad intelectual”, puntualizó.

Kelly sueña con ser científica y dedicarse a la Biología Marina, desea lograr que los conocimientos adquiridos en robótica le permitan crear prótesis para animales marinos que por cualquier circunstancia hayan perdido algún miembro.

“Quiero que todos los niños sean perseverantes y que luchen por sus sueños, que todo es cuestión de buscar las oportunidades”, Kelly Córdoba.

Una oportunidad de vida

Por su parte Yorleidy tiene 14 años, también está cursando octavo grado y la atracción por la robótica se profundizó al saber que era un campo en el que la mayoría eran hombres. “Siempre decían que los únicos que podían con esta rama de la tecnología eran los hombres, pero la verdad es que las mujeres también podemos. Desde el principio me gustó mucho y estoy demostrando que las mujeres sí podemos”.

Este será el primer viaje fuera del país de Yorleidy, que sin imaginarlo conocerá la NASA, un lugar con el que tantos miles de personas sueñan. “Nunca pensé que tendría esta oportunidad en la vida. Le doy gracias al programa de ACDI/VOCA en el Chocó, porque nos permitió lograrlo a través de la robótica, por eso quiero que continúe, porque quiero que todos los niños tengan la misma experiencia que he tenido yo”.

Yorleidy sueña con lograr mejorar la calidad de vida de su mamá y de sus dos hermanos menores a través de la robótica. “Hemos pasado como familia por muchas cosas difíciles, pero una de mis grandes motivaciones para estar en el programa de robótica es sacar a mi mamá adelante”.

Además, quiere ser un ejemplo de inspiración para otras niñas y adolescentes, para que se alejen de las cosas malas y busquen cambiar su futuro. “Quiero que todas las niñas se empoderen como yo y que se anoten en el programa para que no se les vaya a dañar la vida”, puntualizó.

En el viaje a Space Center de la NASA las 31 niñas seleccionadas tendrán experiencias en robótica, inteligencia artificial, conocimiento del espacio y trabajarán actividades de liderazgo.

_______________________________________________________________

La frase

“Quiero que todos los niños sean perseverantes y que luchen por sus sueños, que todo es cuestión de buscar las oportunidades”, Kelly Córdoba, estudiante de octavo grado.

_______________________________________________________________

La cifra

31 niñas de regiones vulnerables del país viajarán a la NASA.

_______________________________________________________________

MÁS NOTICIAS DE COLOMBIA, AQUÍ

Loading...
Revisa el siguiente artículo