Operativo contra el narcotráfico en la frontera de Colombia y Perú dejó 51 detenidos

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

Un megaoperativo de la Policía Nacional de Perú logró hoy la captura de 51 presuntos narcotraficantes en la zona de la frontera con Colombia y Ecuador, además de la desactivación de cuatro laboratorios clandestinos de elaboración de cocaína.

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, acudió a la localidad de Güeppí, en la provincia de Putumayo, para supervisar el resultado del megaoperativo, en el cual participaron las fuerzas armadas de Perú y Colombia.

"El narcotráfico es un cáncer que se mezcla con la corrupción y juntos perjudican el desarrollo de nuestro país", afirmó el mandatario.

Vizcarra agregó que "no lo vamos a permitir, estamos trabajando en todos los frentes para combatir el narcotráfico y la corrupción, cueste lo que cueste y caiga quien caiga".

El Gobierno de Perú ha declarado el estado de excepción por 60 días en la provincia amazónica del Putumayo por la posible presencia dentro del territorio peruano de disidentes de las desmovilizadas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y de narcotraficantes.

El territorio declarado en emergencia está en la ribera derecha del río Putumayo, que divide los territorios de Perú y Colombia, y pertenece a la región de Loreto, la más grande del país.

Entre los detenidos hay colombianos, según se informó de manera preliminar, y el trabajo de inteligencia para intervenir las fincas dedicadas al narcotráfico empezó hace algunas semanas, indicó el gobernante.

Por su parte, el ministro del Interior, Mauro Medina, informó que "se realizará el control de identidad para confirmar la cantidad de ciudadanos de nacionalidad colombiana intervenidos en el operativo" y se procederá con la oficina de Migraciones, de acuerdo a su condición legal en Perú.

En el megaoperativo participaron 350 miembros de las fuerzas armadas y de la Policía Nacional, y tres fiscales, quienes se trasladaron en cinco helicópteros MI17, tres aviones y dos patrulleras.

El estado de excepción en el Putumayo hace que queden suspendidos los derechos constitucionales relativos a la libertad y seguridad personales, la inviolabilidad de domicilio y la libertad de reunión y de tránsito en el territorio.

En ese período, la Policía Nacional del Perú (PNP) será la encargada de mantener el orden interno, con el eventual apoyo de las Fuerzas Armadas.

La ribera peruana del río Putumayo se ha convertido en uno de los focos más crecientes de cultivos ilícitos de hoja de coca, materia prima de la cocaína, dada la facilidad existente para introducir luego la droga en Colombia.

En el Putumayo hay más de mil hectáreas de cultivos de hoja de coca de las 43.900 que tiene Perú en todo su territorio, según el último informe de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo