El fundraising: una estrategia para hacer sostenibles las iniciativas sociales

Conseguir recursos es clave para ejecutar cualquier proyecto y saber administrarlos es aún más importante.

Por María Paula Suárez Navas

No es un secreto que Colombia es un país con muchas de problemáticas sociales, pero así mismo existen miles de personas con iniciativas con ganas y empeño para mitigarlas. Desafortunadamente muchas veces lo que hace falta es el dinero para ejecutar las estrategias que muchas ONG u otros actores tardan meses planeando con toda la debida rigurosidad y empeño.

Y es que conseguir donaciones no es tarea fácil, pero una vez obtenidas la mayoría de veces es complejo dar continuidad a las buenas iniciativas, como ocurre con cualquier emprendimiento o empresa.

Generalmente se habla del fundraising cómo una estrategia para captar dinero y lograr una meta u objetivo, pero el concepto va más allá de eso: se trata de implementar una serie de técnicas que incluyen el crowdfunding y la generación de alianzas con diferentes sectores de la sociedad para que se involucren de distintas maneras con una casa.

PUBLIMETRO habló con Cristina Brazao, miembro fundador y de la junta directiva de la Asociación de Fundraisers Colombia, para explicar cómo implementar esta estrategia y por qué con ella se puede contribuir a la construcción de país.

¿Por qué se caracteriza?

Hay distintas formas de fundraising. Se puede hacer a través de un maletín de socios que acepta financiar un proyecto, pero también se trata de las micro donaciones para financiar un proyecto. Existe una meta específica a cumplir, que puede ser financiar un proyecto social o un emprendimiento.

¿Cómo ve el tema del fundraising en Colombia?

Todavía le falta desarrollarse. Precisamente esa es una de las razones por las que se crea la fundación, porque se dependía sobre todo de fondos de empresas o donantes de grandes capitales que eran quienes sostenían una organización. Todavía tiene un gran desarrollo y un gran potencial. En Colombia ya hay una cultura de donación que hay que desarrollarla aún más. En países como Estados Unidos el 72 por ciento de los ingresos de las ONG provienen de personas como tú o como yo que donan un pequeño porcentaje de dinero todos los meses.

 ¿Cómo educar a las personas para donar?

Lo primero es generar confianza. Las organizaciones sin fines de lucro han estado un poco estigmatizadas por distintas razones. Hay una buena imagen de ellas, pero se podría mejorar mucho más. Y lo segundo que es importante es fomentar la solidaridad (…) no hay que esperar a que los demás ayuden, sino que uno mismo puede contribuir”.

¿Qué hace Afcol?

Nace porque había un escaso conocimiento del fundraising. Realmente nosotros no preocupamos por profesionalizar el sector de la recaudación de fondos, porque somos muy pocos y el conocimiento todavía es muy reducido, entonces nos dedicamos a difundir conocimiento sobre el tema. Hacemos un congreso anual de fundraising gratuito para que todas las fundaciones y organizaciones tengan acceso y demostrar que es posible la sostenibilidad. Lo que nosotros encontramos es que hay muchas fundaciones pequeñas que estaban financiadas por una empresa, habían recibido unos fondos para crear un programa social o adquirir una casa, pero luego no tenían la menor idea de cómo sostener eso.

 No solo se trata de obtener fondos… sino de ser sostenible

 Sí. Es que al final esa es la función del fundraising, la sostenibilidad. La utilización del crowdfunding es para algo muy puntual y tiene una vida breve, una campaña de estas no debe durar más de 70 días, sirve para reunir un capital inicial  con suerte, que es la base para trabajar, pero es algo que no se puede hacer todos los meses o todos los años.

¿Cuál es el sector del país que está más dado al Fundraising?

 Se ha implementado mucho más en el sector sin fines de lucro, las ONG internacionales, porque saben cómo hacerlo y además cuentan con sus propios recursos. Hay muchísimas oportunidades en la recaudación de fondos y muchas propuestas de valor que se pueden desarrollar desde el fundraising, no todo se reduce al simple acto de donar.

 

Una apuesta para utilizar el fundraising para apoyar la educación

 No solo las ONG pueden ser gestoras de este tipo de estrategias. Un ejemplo de ello es la Corporación Unificada Nacional CUN, que están buscando apoyo a la educación de sus estudiantes por medio de la ayuda colaborativa gracias a un fondo de donaciones llamado ‘CUNpliendo Sueños’, con el que buscan estimular a mujeres y jóvenes emprendedores.

“Hay un liderazgo institucional frente a la responsabilidad y la función social que tenemos como institución de educación superior (…) Sabemos que hay difícil acceso y bajas probabilidades en Colombia para acceder a ella y adicional a ello está la alta deserción que tenemos en los estudiantes. Los bachilleres que logran acceder a la educación superior desertan durante el ciclo y no se gradúan. Lo que queremos a través del fondo es romper esas barreras a través de alianzas con el sector externo y aunar esfuerzos y poder incentivar la realización de los sueños de nuestros estudiantes”, explica Maira Umbarila, directora de extensión de relaciones interinstitucionales de la CUN.

Umbarila también comenta que existen muchos esfuerzos de este tipo, pero están aislados. “Hacen su mayor esfuerzo, pero estoy absolutamente convencida de que es aunando esfuerzos donde vamos a generar los grandes impactos y el gran cambio”.

 

 Frase:

“Yo realmente trabajo en esto porque cuando descubrí que no necesitaba ser rica para ayudar a otras personas, eso me cambió la vida, y creo que eso es lo que hay que transmitirle a la gente. Increíblemente las personas que más donan son las que menos tienen”. Cristina Brazao.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo