En Colombia buscan a mujeres líderes de comunidades para tejer una red mundial de empoderamiento

En el país existen muchas iniciativas de mujeres que trabajan por el bienestar de sus comunidades. La ONG Vital Voices está en búsqueda de ellas para formarlas y convertirlas en verdaderos sujetos de cambio social.

Por María Paula Suárez Navas

Esta ONG fundada por Hillary Clinton, en conjunto con Pond´s en Colombia, reunieron por primera vez en Bogotá a mujeres líderes de todas partes del mundo para generar un espacio de discusión acerca de los problemas sociales que afectan al género. Pero más allá de ello, lo que buscan es que mujeres colombianas que estén comprometidas con diferentes causas puedan participar del programa de entrenamiento que ofrece la organización, que más allá de todo, consiste en una red de apoyo internacional en la que mujeres que trabajan en múltiples campos para generar cambios positivos en la sociedad intercambien experiencias y se den una mano entre ellas.

“Hace falta gente valiente y gente apasionada en este mundo. Estoy convencida de que las mujeres podemos aportar mucho en este mundo. Cuando yo me di cuenta para qué servía en este planeta volví a vivir de nuevo. Ahora soy una nueva Belky. Antes, de niña, era feliz y no lo sabía. Cuando uno crece empieza a llenarse de temores. Por fortuna mi mamá me dijo que nací para un propósito, y así lo empecé a buscar”, dice la actriz y modelo chocoana Belky Arizala, quien actualmente se encuentra vinculada a este proyecto con la fundación El alma No Tiene Color.

Así como Belky, otras mujeres con la ayuda de Vital Voices han encontrado el valor de seguir trabajando con sus comunidades en defensa de los derechos de las mujeres, como es el caso de la documentalista paquistaní Samar Minallah, reconocida por su lucha por erradicar el drama que padecen las niñas en su país al ser entregadas como pago o matrimonios de compensación, o como Natalie Rohi Tingo, de Kenia, quien va a todas las comunidades machistas en su condición de mujer para instruir a los hombres sobre los riesgos de la mutilación genital femenina, y evitar que esto siga sucediendo.

“Definitivamente pienso que la llave para cambiar el mundo son las mujeres y también que los hombres y las mujeres trabajen juntos. Infortunadamente vemos que en el mundo de hoy las mujeres son deliberadamente dejadas a un lado incluso en los países desarrollados. No se ve a muchas mujeres en la política. Si más y más mujeres llegan a poder tendremos una voz más fuerte. Tendremos un mundo en paz cuando no haya desigualdad ni discriminación”, dice Samar Minallah.

“A mí me toca trabajar en un ambiente difícil, es un ambiente muy hostil, y este programa sirve mucho para encontrar oportunidades en busca de mis objetivos, gracias a ello me he dado cuenta de que es mejor trabajar colectivamente. (…) La mutilación genital no es un problema solo de las mujeres, es de toda la comunidad, pues cuando ellas se ven afectadas, la cuminidad entera también está afectada”, dice por su parte Natalie Rohi.

El programa que provee esta alianza entre Vital Voices y Pond´s incluye entrenamiento sobre gestión, gerencia y liderazgo con un fuerte enfoque en trabajo en equipo, pues se considera que este genera un gran impacto social. Los talleres y experiencias que se intercambian sirven para capacitar a las mujeres en manejo de medios de comunicación y administración de organizaciones y todo lo que se necesita para tener éxito en una empresa.

“Pero lo más importante es lo que una mujer le da a otra. Y Sabemos en Vital Voices que reunir las mentes de las mujeres, pero sobre todo sus corazones, es realmente el mecanismo para ver el cambio profundo y escalable en la sociedad”, dice Emily Goodman, directora del programa de liderazgo y activación global de la organización.

 

La propuesta de desarrollo de Vital Voices

“Vital Voices no es una ONG de ayuda típica, creemos que no solo es importante invertir en el problema sino invertir en las personas que solucionan los problemas, es así como nosotros abordamos el desarrollo, miramos las destrezas y fortalezas de los individuos, porque conocen sus comunidades como ninguna otra persona. Trabajamos con mujeres que hacen cambios sociales en todas partes del mundo, en organizaciones creadas por ellas mismas, concebidas de una manera diferente. Nuestro programa trabaja con mujeres que van más allá de lo que se pueden imaginar en el futuro”, dice Emily Goodman.

Frase.

“Ocupamos más del 50 por ciento de la población del mundo y en muchos sectores las mujeres no tienen la representación que se merecen, y sin la voz de la mujer perdemos mucho”. Emily Goodman.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo