Llegó al país y dio la cara la colombiana que trabajaba con el grupo terrorista Estado Islámico

Por EFE

La ciudadana colombiana Ana Paula Echeverría, detenida en noviembre pasado en Suiza en una operación contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI), retornó hoy deportada a su país natal y quedó libre puesto que no pesa sobre ella ningún requerimiento judicial.

Según explicaron a Efe fuentes de Migración Colombia, llegó deportada por un país europeo no confirmado y fue entrevistada brevemente a su llegada. Puesto que llegó en condición de deportada y no detenida, a su arribo pasó el control oportuno, comprobaron que no pesa sobre ella ningún requerimiento judicial, lo que incluye circulares de la Interpol, y posteriormente continuó su camino.

Echeverría fue detenida en una operación conjunta entre las autoridades francesas y suizas, con otras personas sospechosas de preparar un atentado terrorista. Nació en la ciudad venezolana de San Cristóbal, donde residían sus padres colombianos, según desveló la revista Semana.

Ana Paula Echeverría vivió en su país natal hasta los seis años, cuando se mudó a Suiza. Trabajando como camarera conoció hace cuatro años a su pareja, a quien Semana identificó como Milutin Jakovljevic, un suizo de origen bosnio-croata, y quien arrastró a su esposa en su radicalización hacia el Estado Islámico.

Entre 2009 y 2015, la joven volvió para visitar a su familia que vive en Yumbo, departamento del Valle del Cauca en cinco ocasiones, una de ellas con su pareja y el primero de sus dos hijos.

Ana Paula Echeverría Estado Islámico Migración Colombia

Más noticias de Colombia aquí.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo