Guterres ve la paz de Colombia como oportunidad de extender el Estado social

El secretario general de la ONU, António Guterres, reiteró el apoyo de esa organización al proceso de paz de Colombia que consideró como una oportunidad para extender la presencia del Estado por todo el país, especialmente para llevar servicios públicos, de salud o educación.

Por EFE

Guterres puso fin  a dos días de visita oficial que incluyó reuniones con el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, líderes del partido político en que se han transformado las Farc, excombatientes, víctimas del conflicto y miembros de la sociedad civil.

A su término y en una rueda de prensa en Bogotá, dijo que es "absolutamente necesario acelerar el proceso de presencia activa del Estado en la totalidad del territorio" colombiano, una oportunidad que se abre con la paz y que pidió aprovechar.

"Es la oportunidad para eliminar la diferencia entre una Colombia próspera y una Colombia periférica, marginada, donde el Estado está muy débilmente presente y las comunidades no tienen acceso a las ventajas del desarrollo económico y tecnológico", subrayó Guterres.

En este sentido, detalló que es "necesario acelerar la presencia del Estado, la presencia institucional y de seguridad".

Además dijo que es de "importancia fundamental" que haya una presencia activa de las fuerzas de seguridad para que la ausencia de las Farc no sea sustituida por "una presencia crecida de otros grupos armados ligados al narcotráfico, al paramilitarismo y otras formas de violencia organizada contra las poblaciones".

Sin embargo, detalló que la presencia del Estado debe ser "también de servicios públicos, educación y salud", así como "para solucionar problemas muy antiguos en el país como los legales e institucionales ligados con la tierra y su utilización".

También hizo hincapié en la necesidad de llevar a las zonas afectadas por el conflicto armado durante décadas infraestructuras "que son indispensables para la mejora de las condiciones de vida de las poblaciones y que los campesinos tengan acceso a los mercados".

Precisamente este domingo tuvo oportunidad de acudir a una de las zonas más afectadas por la violencia del conflicto armado, la del municipio de Mesetas, en el departamento del Meta, donde está ubicado uno de los puntos en que se desarmaron las Farc y en el que hoy residen parte de los excombatientes que se reincorporan a la sociedad.

Hablando con la comunidad, Guterres les dijo que ha visto de forma "muy clara" el "compromiso total" del Gobierno colombiano y las Farc, ya desarmadas y convertidas en partido político, "con la construcción de la paz".

"Todos sabemos que un proceso de construcción de paz no es fácil, todos sabemos que siempre hay dificultades, obstáculos e incluso algunos boicots. Hay imperfecciones y retrasos, pero para mí fue muy claro el compromiso total" de las partes, afirmó.

Sin embargo, ya en una rueda de prensa, fue más contundente al referirse a los diálogos de paz entre el Gobierno y el Ejército de Liberación Nacional, que actualmente se encuentran en un impase tras el fin de un cese el fuego de 100 días y una oleada de atentados por parte de esa guerrilla.

Guterres exhortó a las partes a que reinicien los diálogos de paz de forma seria y constructiva y a que cesen las hostilidades.

"En este contexto, exhorto al cese de las acciones armadas y al reinicio de un diálogo serio y constructivo para colmar lo antes posible las esperanzas de la sociedad colombiana", señaló antes de agregar que para que el proceso llegue a buen puerto es necesario que haya "una situación exenta de violencia y propicia para un diálogo eficaz y respetuoso".

También se refirió de nuevo al ofrecimiento que hizo ayer de "movilizar apoyos internacionales" para que Colombia afronte la llegada de centenares de miles de venezolanos por la crisis que se vive en su país.

Pese a que no detalló de forma puntual las medidas que podrían tomar, señaló que no se vive "una situación típica de refugio", si bien explicó que varias entidades como la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) o el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) "están cooperando" con el Gobierno colombiano.

Finalmente, indicó que "todo el sistema de las Naciones Unidas está disponible" para cooperar con el Gobierno y especialmente para "apoyar a las comunidades que en áreas relativamente pobres han demostrado una gran generosidad en la acogida de los venezolanos".

Tras su visita de dos días al país, Guterres retornará esta noche a Nueva York.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo