Lo aprobado en el Congreso está muy lejos de lo acordado en La Habana

En el último día de plazo que tenía el Congreso para aprobar los proyectos de implementación del acuerdo de paz se cambiaron varios puntos de lo pactado.

Por María Esperanza Arias Herrera
EFE
Lo aprobado en el Congreso está muy lejos de lo acordado en La Habana

Faltando poco para que se acabara el último día de plazo para la implementación del acuerdo de paz a través del fast track, los congresistas aún debatían los artículos más polémicos de los proyectos como la reforma política y la reglamentación de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

Este lunes tenían que definir su aprobación para que a más tardar el jueves se pueda completar la conciliación de los proyectos y ser sancionados antes de que se venza el fast track y tenga que hacerse el trámite por la vía ordinaria.

Así, en la Cámara de Representantes se vivió un intenso debate de la JEP y en el Senado agonizaba la reforma política. Paralelo a esto, en la plenaria del Senado se adelantaba la conciliación del proyecto que crea las 16 circunscripciones especiales para la paz, que tendrán una vigencia de 8 años y le darán una curul a los representantes de las zonas más afectadas del conflicto armado.

Pese a que la JEP es considerado el proyecto más importante dentro de la implementación del acuerdo, debido a que será el mecanismo que juzgará a los responsables del conflicto, en el Congreso se tomaron su tiempo para modificarlo y discutirlo.

Este hecho no fue del agrado de los miembros de Voces de Paz, movimiento político creado para precisamente vigilar la implementación del acuerdo en el Congreso. Ellos, al ver cómo avanzaba la discusión de la JEP decidieron dejar constancia de sus inconformidades.

Textualmente dijeron que “los acuerdos de paz entre el Gobierno colombiano y las Farc son unos de los mejores diseñados en la historia de los conflictos armados (en el mundo), y de los que, hasta ahora, han sido peor implementados”.

De esta manera, llamaron la atención sobre cuatro aspectos que, para Voces de Paz, violan lo pactado en el acuerdo de paz.

En el primer punto, dicen, “se impide el conocimiento pleno de la verdad sobre el conflicto armado y por tanto se imposibilita la reparación de las víctimas”, ya que en el articulo 36 del proyecto de ley de la JEP eliminan la participación obligatoria a “los terceros civiles, agentes del Estado que no hacen parte de la Fuerza Pública y los aforados constitucionales”, haciendo que el enfoque de la búsqueda de verdad de los acuerdos quede a un lado.

En el segundo punto se refieren a la participación política de los miembros de las Farc, que, según lo acordado en La Habana, no se inhabilitaría la participación política de los exguerrilleros pese a la imposición de cualquier sanción por parte de la JEP. Sin embargo, este punto ha sido modificado varias veces en cada debate.

Lo tercero que resaltaron fue la autonomía de la JEP, la cual quedó anulada al permitir que la Corte Constitucional pueda estudiar los fallos de la JEP si una tutela así lo solicita.

El último punto sobre el que llamaron la atención fue el de los casos de delitos

sexuales cometidos en el marco del conflicto armado ya que, de ser excluidos de la JEP, tendrían que pasar a manos de la justicia ordinaria donde, según estudios, el 97% de los casos de delitos sexuales quedan en la impunidad.

Reforma política, a punto de hundirse

El proyecto de Acto Legislativo de Reforma Política que se discutía en la plenaria del Senado fue perdiendo fuerza a medida que avanzaba su discusión.

En el último debate que le quedaba para su aprobación los senadores de varios partidos, entre ellos el partido Cambio Radical, Liberal, U y Conservador, pidieron archivar la iniciativa.

En la carta enviada por los conservadores aseguran que “la bancada del Partido Conservador decidió solicitar el archivo del proyecto de reforma política toda vez que no es la reforma que se quería, no es una reforma estructural y pone en riesgo los avances que se han hecho en materia electoral”.

Pero no solo en Senado pidieron que se hundiera el proyecto, ya que el componente de las Farc en la Comisión de Seguimiento, Impulso y Verificación a la Implementación del Acuerdo Final (CSIVI) también pidió que no se aprobara el texto debido a que "esta reforma política no refleja el espíritu del acuerdo de paz".

“Hoy debemos decir, que de las recomendaciones de la Misión Electoral y de las disposiciones expresamente mencionadas en el punto 2 del Acuerdo de Paz, no queda prácticamente nada en el proyecto”, indicaron.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo