“Yo fui leal a Santos, pero más a mis principios”: Juan Carlos Pinzón

El exministro de Defensa, exembajador de Colombia en Estados Unidos, el bogotano de 46 años habló con nosotros de su campaña para recoger firmas, su relación con el Partido de La U, Juan Manuel Santos y sobre qué haría con los acuerdos de paz si se convirtiera en presidente

Por Natalia Martinez

¿Cómo va la recolección de firmas?
Pues mucho mejor de lo que muchos pensaron. Salimos a las calles y la gente, que no muchas veces recuerda el nombre de Juan Carlos Pinzón, sí recuerda al exministro de Defensa y eso nos ha valido que nos reciban muy bien en Bogotá, Cali, Medellín, Barranquilla y municipios de distintas regiones.
En realidad ha sido una situación muy agradable. La verdad es que es un muy buen momento y ya alcanzamos la meta, pero vamos a persistir en este esfuerzo y a seguir recorriendo el país.

¿Qué les responde a los que lo tildan de traidor por irse del Gobierno de Santos y a los que dicen que usted le alcahueteó?
Primero, debo recordar que nunca fui candidato a ningún cargo de elección popular. Nunca hice parte de la junta directiva de ningún partido político y, aclarando esto, quiero decirle a la gente que si quiere cosas nuevas o personas diferentes estoy yo, que nunca he sido senador, gobernador o alcalde…
Las diferencias que manifiesto contra el proceso de paz, estar preocupado por la seguridad de los colombianos, estar convencido de que se debía negociar desde la fortaleza, aprovechando lo que habíamos ganado en terreno, son las diferencias que he manifestado desde siempre. De muchos sectores me reconocen porque siempre he hablado de lo mismo y mantengo mis críticas a haber negociado con debilidad, lo que arrojó como resultado un país tan polarizado como en el que estamos ahora, y de una u otra manera, con la sensación de que los peores delincuentes de la historia quedaron en mejores condiciones que los colombianos. Yo soy consistente con lo que pienso.

¿Qué siente hoy por el Partido de La U?
Yo soy un respetuoso de los partidos. Yo respeto al Centro Democrático, yo respeto al Partido Conservador, al Liberal, a Cambio Radical, incluso al Partido Verde. Yo sé que hay mucha gente buena en La U, como hay gente que no. Yo soy partidario de recoger a toda esa gente buena y trabajar con ellos.

¿Qué siente por el presidente Santos, que fue quien le abrió el camino en su Gobierno?
Respeto, gratitud. Siempre actué con lealtad, pero mi mayor lealtad está con los principios, con la Patria. Nunca volvimos a hablar.

¿Qué haría con los acuerdos de paz? ¿Hacerlos trizas?
Lo primero que he pensado es que hay que llevar al país al futuro. El tema de los acuerdos está ahí y mi primera recomendación es que Colombia no puede seguir discutiendo lo que quieren los jefes de las Farc, lo que piensan los tipos que tienen ideologías de los años sesenta, del siglo pasado. Yo veo que no voy a llevar en reversa al país, pero hay cosas que hay que mejorar y yo lo voy a hacer, en temas como justicia y economía.

En su opinión, ¿cuál fue el papel de Germán Vargas Lleras en el Gobierno?
No soy muy amigo de hablar de otros candidatos. Respeto las ganas de los otros de servir al país, pero lo que sí quiero decir es que yo no cambié mis posiciones ahora que soy candidato, siendo ministro de Defensa pensaba lo mismo y lo expresé a la gente que se lo tenía que expresar de manera respetuosa. Yo soy una persona muy leal a la gente pero, sobre todo, leal a mis principios y al país.

¿Se acercaría a las toldas uribistas para una alianza?
Nadie puede presumir de gobernar un país solo. Es necesario hacer una gran alianza en Colombia, buscar las mayorías y, en lo posible, convocar gente de todos los sectores para sentarnos a discutir cómo van a ser las cosas y cómo vamos a solucionar los problemas del país. Si somos sinceros, los colombianos están aburridos de las élites políticas porque no hablan de los problemas de la gente, para avanzar en esas materias es necesario avanzar en consensos nacionales, hablar de los problemas y no de las ideologías. Yo tengo aprecio por mucha gente de muchos partidos. Yo creo que hay gente buena con la que podemos hablar y queremos trabajar en su momento.

¿Qué opina de compartir campaña electoral con ‘Timochenko’?
Yo no me imaginé que eso pudiera ser posible nunca. Yo siempre creí y le entendí al Gobierno, incluso cuando estaba dentro del Gobierno, que estas personas iban a pasar por la justicia y que, apenas resolvieran sus casos, quedarían con los mismos derechos que los colombianos, pero no fue así. De la noche a la mañana tienen más derechos que todos. Mire, usted no se imagina lo difícil que es hacer política en este país. El que quiera tener un peso para financiar una campaña política, eso es muy complicado. A esta gente le han dado dinero, carros, aviones, tierra, curules, emisoras de radio. La gente, los campesinos están heridos porque pensaron que esto nunca iba a pasar. Esta gente, por dignidad, debería decir que no hace política hasta que pasen por la justicia.

¿Qué le puede brindar usted al país?
Yo creo que el país necesita orden en todas las materias: en la economía, en la salud, en la misma implementación de los acuerdos de paz. Orden no es autoritarismo, orden es liderazgo, acompañar a la gente y trabajar con la gente. Yo sí lamento mucho que la gente crea que el Gobierno no hizo nada más que los acuerdos de paz y solucionarles la vida a 15.000 personas que estaban en el monte y no por los 50 millones de colombianos. Eso es lo segundo, oportunidades. La gente necesita oportunidades de trabajo, oportunidades en la salud. Si hay orden y oportunidades, seguramente avanzaremos y haremos de Colombia una potencia. La gente está brava en Colombia y hay que escucharla. Esto me está sirviendo para formular un programa para la vida real.


“La gente está muy brava con los políticos tradicionales. Sienten que no representan sus problemas reales”

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo