"Yo quiero ser la candidata de la coalición del NO”: Martha Lucía Ramírez

La dos veces exministra de los gobiernos de Álvaro Uribe Vélez y Andrés Pastrana habló sobre su cercanía con el Centro Democrático, su proceso de recolección de firmas, cómo reformar los acuerdos de paz con las Farc y sobre otros candidatos del espectro electoral.

Por Natalia Martinez

¿Cómo va con la recolección de firmas y qué pasó con los conservadores?

Yo soy de las que piensa que la política debe hacerse con partidos. Por eso, pese a la 'patanada' que me hicieron en el 2014, yo seguí siendo parte del Partido Conservador. Todo el año estuve preguntando sobre cómo iba a ser el proceso de la elección de candidato, que nos dijeran las reglas. Primero dijeron que en abril, luego que en julio. Después salió la entrevista del señor Efraín Cepeda (presidente del Senado) y dijo que no se pararía en una tarima conmigo, que prefería a un amigo de la paz como Germán Vargas Lleras y dije, “no, esto sí no”.

En el mes de septiembre nos tocó tomar la decisión de irnos por firmas, muy a mi pesar, porque dijer para qué intentarlo si estaba cantado que iba para el matadero.

Eso no significa que no siga siendo conserrvadora…

¡Para nada! Creo en el Partido Conservador, creo en sus doctrinas, en todas las bases del conservatismo. En todas las personas súper sencillas que lo conforman. Creo que hay que tomar unas medidas para reformar los partidos, porque el manejo clientelista ha dañado los partidos. Yo si quiero hacer una reforma que redignifique los partidos. No renuncio a que creo en las instituciones, no renuncio a que hay que buscar una dirección de este país en función de la fe, de las ideas, del respeto, de la búsqueda de la igual.

¿Cómo ve al país?

Me preocupa la perdida de industrias, de empleos. Hay riesgos para la clase media. Aquí se ha vuelto al pobreza parte del paisaje. Creo que el país tiene un montón de oportunidades que se han ido perdiendo porque Colombia ha sido manejada con criterios machistas, criterios excluyentes. Por eso es que estoy convencida de que una mujer como yo puede ser presidenta, una mujer con mi sensibilidad, mi cercanía con las clases menos favorecidas.

Yo no soy parte de familias encumbradas. Mi apellido no es de una familia política, yo soy de la clase media

¿Qué tal el papel de la mujer en estas elecciones?

Como mujer me siento muy contenta de ver varias mujeres en la política. Es más desde hace tres años estoy trabajando en un proyecto que se llama ‘Un Millón de mujeres empoderadas’ para empoderar a las mujeres a que se metan en la política.

Yo creo que todas las que hay en el momento son mujeres muy interesantes, muy líderes. Uno puede no compartir las ideas, pero sí alegrarse se que haya más participación.

Me pareció patético lo que sucedió con Vivianne Morales y Sofía Gaviria en el Partido Liberal. Ese es el problema del machismo. Los machos son los que nos tienen como estamos. Los patanes, los que invisibilizan a la mujer, que la mandan a callar. Sin embargo, nosotras debemos demostrar carácter, pero con nuestro lado femenino del cuidado, las buenas maneras. Nosotras no podemos hacer la competencia de quien grita más, quién se enfrenta a lo mero macho.

¿Le gustaría ser la candidata de la coalición del No?

Desde hace muchos años dije que el acuerdo tenía grandes problemas constitucionales, varios vacíos. Yo creo que todos los que estuvimos con el no, tuvimos el compromiso de decirle al país honestamente que teníamos un compromiso con la democracia. Por eso, cuando el expresidente Andrés Pastrana y Álvaro Uribe llaman a una coalición, la primera en decir que quería hacer parte, fui yo. En esa medida, sí quiero ser la candidata de esa coalición que le dijo a tiempo al país, “la democracia colombiana está en riesgo.

¿Estaría de acuerdo con hacer trizas los acuerdos con las Farc?

No estoy de acuerdo. Lo dije desde que se expresó en la convención del Centro Democrático. Esa sería una grave equivocación porque esos acuerdos ya dieron un resultado. hay 6000 y pico guerrilleros desarmados, lamentablemente muchos son disidentes y el Gobierno no se ha comprometido a decir la verdad sobre cuántos son, pero pese a esto, así sean 5000 los guerrilleros desarmados, eso hay que sostenerlo. Hay que hacer ajustes, a la JEP, a la institucionalizada, yo sí voy a combatir el narcotráfico, erradicación manual, sustitución o fumigación con cualquier sustancia que no haga daño.


¿Cómo está su relación con Álvaro Uribe Vélez?

Yo no me veo con el expresidente Uribe desde hace mucho tiempo. Yo debo decir que por los dos, Uribe y Pastrana siento respeto, admiración y gratitud. Ambos fueron mis jefes. Sin embargo no hago parte de sus partidos políticos, tengo claro en qué cosas estoy de acuerdos y en cuales no. Eso no quiere decir, que cuando invocan una coalición ellos no sepan que yo estoy ahí. Siempre he estado acompañándolos.

¿Cómo ve a Germán Vargas Lleras?

Yo creo que el país se merece algo distinto. Muchos lo encumbran como ‘el elegido’, pero el país merece un líder que sea cercano a la gente, que le duela la pobreza, no los mismos de esa cuna cundiboyacense. Por otro lado, creo que es un ser de gran oportunismo. Ahí se demuestra que no existe el más mínimo respeto por el electorado.

No hay muestra de pena. El señor Vargas estuvo por siete apoyando al Gobierno que nos llevó a la ruina económica, que defraudó la confianza de los colombianos en las instituciones y ahora quiere renegar de ese Gobierno. Eso me parece patético. Yo me preguntó ¿qué estará pensando e procurador? Este señor admitió que hizo campaña con la plata de todos en el Gobierno.

¿Y si Uribe se aliara con él?

Yo creo en el presidente Uribe y él ha dicho claramente que no estaría de acuerdo con aliarse con él. Estoy segura de que eso no se dará. Germán Vargas Lleras no es el cambio que Colombia necesita y sé que el presidente Uribe no lo evalúa como ninguna opción.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo