Tras entrega de las armas, ¿qué pasará con las zonas veredales?

finales de septiembre se podrían conocer los proyectos que se harían estos territorios y que servirán para la reinserción de las Farc

Por Natalia Martinez

El pasado 24 de junio se realizó en Mesetas, Meta, el acto final de la entrega de las armas de la guerrilla de las Farc. La Organización de las Naciones Unidas selló los contenedores y certificó que el grupo subversivo más grande del país ya no estaba armado, y por lo tanto, dejaba de existir como guerrilla.

Tras la entrega de las armas, el interrogante que permanece es qué pasará con las zonas veredales en donde los excombatientes se encuentran concentrados para normalizar su situación jurídica, económica y social.

Juan Andrés Rivera, vocero de las Farc en el Congreso de la República, habló con PUBLIMETRO y nos contó qué sigue para las 26 zonas transitorias de normalización y las personas que las habitan en este momento.

“Lo que está acordado en este momento sobre las zonas es que van hasta el 20 de septiembre y luego se convierten en espacios de reincorporación y capacitación para los excombatientes”, asegura Rivera.

Así, es incierto si estas
desaparecerán, porque cambia su carácter como zonas de dejación de armas y se convertirán en lugares claves para la reincorporación a la vida civil de los más de 7000 exguerrilleros que las habitan.

“Muy seguramente, muchos de los exguerrilleros partirán hacia otros lugares del país con sus familias. Eso ya se puede hacer, desde el momento en que entregaron su dotación individual de armas”, señala un miembro del colectivo Voces de Paz.

Aunque ha causado revuelo el abandono de los terrenos de muchos miembros de las Farc, Rivera señala que hoy son libres de hacerlo, pero que existe un límite. “Los excombatientes podrán ser requeridos por la Jurisdicción Especial para la Paz para resolver su situación jurídica y ellos deben presentarse, independientemente de dónde estén”, afirma Rivera.

Para el Gobierno, las zonas serán territorios de inversión   para crear proyectos económicos y sociales afines con el modelo de reinserción de los miembros de las Farc en la sociedad.

El ministro del Posconflicto, Rafael Pardo, aseguró que las zonas seguramente serán los lugares en los que se van a iniciar los proyectos productivos de inversión de los exguerrilleros en el terreno de la agricultura.

“Aunque muchos se irán, lo evidente es que se quedarán utilizando los ocho millones de pesos que les darán para que puedan crear proyectos de vida”, afirma Rivera.

“Es importante mencionar  que no hay un lugar en donde se estipule que las zonas deben acabarse. Son terrenos que el Gobierno destinó y que de alguna manera adquirió para los guerrilleros”, afirma David Morales, politólogo de la Universidad Nacional.

“A finales de septiembre es la fecha límite de esta etapa de reincorporación y capacitación de los exguerrilleros, pero lo más seguro es que esto terminará por aplazarse, porque es bien sabido que la reincorporación a la vida civil es el paso más complicado en cualquier resolución de un conflicto armado”, concluye Rivera.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo