Hablan los responsables del bus contra la "ideología de género"

La plataforma "Hazte Oír", que creó el bus contra la "Ideología de Género", avanzará hacia Medellín y Cartagena.

Por Cesar Herrera

El autobús de la plataforma ultracatólica española "Hazte Oír", que llegó el pasado sábado a Bogotá para clamar contra la "ideología de género", irá a otras ciudades colombianas como Medellín y Cartagena antes de viajar hasta México y Perú, dijeron hoy a Efe los impulsores de la campaña.

El bautizado como "Bus de la libertad", que critica las campañas gubernamentales para "normalizar" la transexualidad entre los menores de edad, inició su gira por Colombia en Bogotá inmerso en una gran polémica y recibido con protestas por la comunidad LGTB.

No obstante, este autobús tiene previsto recorrer otras urbes del país como Medellín o Cartagena antes de desplazarse a México en junio y a Perú en Julio.

"El 'Bus de la libertad' es un movimiento de padres inspirado en el autobús que circuló en España para levantar la voz frente al intento de la comunidad LGTB de adoctrinar a los niños en las escuelas", explicó a Efe el director de campañas de "Hazte Oír" en Latinoamérica, Luis Losada.

En Colombia esta iniciativa ideada en España, donde fue duramente criticada por instituciones como al Ayuntamiento de Madrid y el colectivo gay al completo, cuenta con el apoyo de entidades como el Movimiento Nacional por la familia, que en agosto del año pasado organizaron protestas masivas contra la implementación de lo que llaman "ideología de género" en los manuales de convivencia de los colegios.

El autobús colombiano conserva el naranja característico de su "hermano" español y exhibe consignas como "Los niños nacen siendo niños (XY). Las niñas nacen siendo niñas (XX)" o "Esto es biología no ideología".

"Nuestro objetivo es advertir a los padres de que este problema existe y reivindicar su derecho a educar los hijos con los valores que estimen oportunos", resaltó Losada.

El vocero de la entidad señaló que la iniciativa se ha financiado a través de pequeños donativos particulares y no ha pedido el apoyo de la jerarquía eclesial colombiana, que, no obstante, ya criticó en su momento la implementación de trípticos y cartillas que, a su juicio, distorsionaban la relación "complementaria" entre hombres y mujeres.

"A los responsables del bus no les importan los derechos de los niños y las niñas, buscan instrumentalizarlos y generar pánico en la sociedad. En Colombia hace tiempo que se habla de la 'ideología de género' en los acuerdos de paz o las famosas cartillas de educación sexual como una estrategia populista que apela a los prejuicios sobre las personas LGBT", explicó a Efe la abogada y activista "trans" colombiana Matilda González.

Finalmente, apostó por "combatir" la campaña de "Hazte Oír" con "humor, información y ciencia" y señaló que esta iniciativa "forma parte de una campaña que busca debilitar la democracia colombiana", que, a su juicio, no ha sumado un gran apoyo entre la sociedad del país suramericano.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo